Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Flor Crombet: indomable adalid en las luchas de los cubanos contra el colonialismo español

Flor Crombet: indomable adalid en las luchas de los cubanos contra el colonialismo español

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Flor Crombet

Flor Crombet

“(… ) A esta generación, no a otra alguna, le cabrá la gloria de libertar la Patria (…) Mientras Cuba sea esclava no habremos cumplido ni con nuestra conciencia, ni con el hermoso programa americano. Ayacucho no es la última palabra de ese gran drama; a Cuba le cabrá la gloria de pronunciarla. América lo espera. Nuestro honor, además, lo exige (…) esforcémonos porque sea admitida como la heroína del Mar Caribe, y no juzgada de otra manera por la posteridad (…) están con nosotros la razón y la justicia (…) Vosotros que en más de cien batallas habéis demostrado que sabéis luchar y morir por la libertad, enseñad al mundo que sabéis triunfar en la lucha por la independencia de la Patria”.

Los anteriores son fragmentos de una ferviente proclama escrita por el patriota cubano Flor Crombet a inicios de abril de 1895, luego de que desembarcara junto a los generales Antonio y José Maceo y otros 20 expedicionarios en el lugar conocido por Duaba, cerca de Baracoa, al norte de la antigua provincia de Oriente, para unirse a las fuerzas insurrectas que desde el 24 de febrero de ese año habían iniciado la segunda y definitiva etapa de las luchas que en la segunda mitad del siglo XIX libraron los independentistas cubanos por redimir a la Isla del colonialismo español.

Citada en un reciente artículo publicado en el sitio web cubadebate.cu por el historiador y periodista Raúl Rodríguez La O, esta manifestación revolucionaria es considerada el testamento político de Crombet y está incluida en el libro “El general Flor. Apuntes históricos de una vida”, del historiador  Abelardo Padrón Valdés, biógrafo del patriota.

Según datos publicados en la enciclopedia digital cubana (ecured.cu) Francisco Adolfo Crombet (apodado desde pequeño Flor), nació en El Cobre, Santiago de Cuba, provincia de Oriente, el 17 de septiembre de septiembre de 1851, y siendo apenas un adolescente el 20 de noviembre de 1868 se incorporó de lleno a la lucha independentista contra el colonialismo español, que había iniciado el abogado Carlos Manuel de Céspedes con su alzamiento en La Demajagua, el 10 de octubre de ese año.

Su valiente participación en decenas de acciones combativas le hizo merecedor en 1869 de ascensos desde soldado a cabo, sargento, alférez, teniente y capitán, comandante (1871), teniente coronel (1872) y coronel (1875). Los combates del cafetal “La Indiana” y “Naranjo-Mojacasabe”, donde resultó herido, los ataques a “La Aurora”, “Samá”, “Caobillas” y el ingenio Sabanilla, y la batalla de “Las Guásimas”, fueron algunos de los muchos enfrentamientos armados en los cuales Crombet demostró su arrojo.

Luego de firmado el ominoso Pacto del Zanjón (1878), que frustró aquella primera etapa de las guerras independentistas, Flor Crombet participó en la heroica Protesta de Baraguá bajo el mando del general Antonio Maceo y junto a otras connotadas figuras de la revolución como José Maceo, Guillermón Moncada y Manuel de Jesús Calvar, que contaban con el apoyo de las tropas del general tunero Vicente García.

Paralizadas por el momento las hostilidades, marchó a Nueva York, Estados Unidos, pero regresó a Cuba meses después con el objetivo de organizar un nuevo alzamiento.

Cuando se encontraba en la preparación de la llamada Guerra Chiquita, en Oriente, fue detenido en Santiago de Cuba, el 13 de marzo de 1879, y enviado a España, de donde logró escapar luego de 23 meses de prisión y destierro. Se dirigió entonces a Estados Unidos, donde hizo contacto con las principales figuras de la independencia, fundamentalmente con José Martí, con quien inició una amistad basada en los principios revolucionarios.

Años después, precisamente en cumplimiento de orientaciones del fundador del Partido Revolucionario Cubano, que tenía la misión de organizar la que Martí calificara como “Guerra Necesaria”, Crombet recorrió varios países de América e incluso viajó a Francia con el propósito de recaudar fondos para la causa.

Después de fracasar la expedición de “La Fernandina”, que organizaba Martí, éste designó a Crombet para conducir al grupo que, desde Costa Rica, arribó a Duaba, en las costas orientales, el primero de abril de 1895, con otros 22 expedicionarios entre los cuales se encontraban los generales Antonio y José Maceo.

Acosados por las fuerzas enemigas, dispersados y agotados por las largas caminatas y el hambre, la mayoría de los patriotas fueron capturados o muertos, entre estos últimos Flor Crombet, quien a sólo nueve días del desembarco cayó en combate en Alto de Palmarito, Baracoa, el 10 de abril de 1895, hace hoy 120 años. Se sumaría, heroicamente, a la pléyade de héroes y mártires que ofrendaron sus vidas en aras de la libertad de la patria, que apenas días o meses después también integrarían el propio José Martí y los hermanos José y Antonio Maceo, todos caídos en combate.

Transcurridos poco más de cuatro años de aquel hecho, el 30 de junio de 1899, la Comisión Ejecutiva de la Asamblea de Representantes de la Revolución Cubana, expidió un diploma que ascendía póstumamente a Mayor General al valeroso Flor Crombet, con antigüedad del 1 de abril de 1895.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Hernán Bosch

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente (1974). En ese año fue uno de los fundadores de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) en la antigua provincia de Oriente. Trabajó como corresponsal de esa agencia en Santiago de Cuba durante tres años y luego realizó similar función por cerca de tres décadas en la corresponsalía de la provincia de Las Tunas, con una labor destacada en el tratamiento de temas diversos como la agricultura, la salud y los deportes. En 2007 reportó como enviado especial de la ACN los Juegos Deportivos de la ALBA, efectuados en Venezuela. Entre l981 y 1989 laboró en el periódico provincial ”26”, de Las Tunas, donde se desempeñó como jefe de Redacción, jefe de Información y reportero. Está jubilado y es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @hrbosch

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 + siete =