Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Deportes > Los Tigres a un paso de su segundo título en el béisbol cubano

Los Tigres a un paso de su segundo título en el béisbol cubano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas, Cuba.- Los Tigres de Ciego de Ávila se situaron a un paso de alcanzar su segunda corona nacional de béisbol, al vencer a los Piratas de la Isla de la Juventud cerradamente 4 X 3, en el quinto juego de la Gran Final en la Serie 54, sobre todo porque supieron aprovechar las imprecisiones técnico-tácticas de la novena local.

Los muchachos de la Isla de la Juventud volvieron a correr mal las bases, especialmente por falta de explosividad luego de conexiones que tenían todas las características de extrabases y no rebasaron la inicial, además de varias fallas en la ejecución de los toques de bola para sacrificarse y la improductividad, determinante en la cifra de 18 hombres dejados en circulación.

El abridor de los filibusteros, el zurdo Javier Vázquez, se fue temprano luego de que, tras admitir una anotación en el capítulo de apertura y recibir el inmediato apoyo de sus compañeros que ripostaron con dos por costoso wild pich del abridor visitante Ismel Jiménez, no fue  capaz de impedir la igualada, para  dar paso a Jesús Reynaldo Amador, quien sí frenó los ímpetus felinos.

El empate a dos se mantuvo con dominio del abridor de Ciego de Ávila y del relevista local. Ismel Jiménez se complicó mucho y se fue por lanzamientos después de seis entradas, pero dejó el choque con ventaja 3 X 2, porque en el principio del séptimo, Yorbis Borroto le sacó la pelota de línea por el izquierdo a Jesús Amador.

Osmar Carrero fue la carta que jugó el mentor Róger Machado para tapar a Jiménez, mas el muchacho se enredó y necesitó de los servicios de Yadir Rabí quien, justo es decirlo, navegó con mucha suerte. Le pegaron fuerte, pero las conexiones salieron de frente por lo que las amenazas pudieron ser conjuradas, amén de que recibió “la ayuda” de sus rivales en el mal corrido de las bases.

En el noveno capítulo se complicó Jesús Amador y la  Isla volvió a traer a su “paño de lágrimas”, Danny Aguilera, pero por tercera vez consecutiva falló y no pudo evitar que los Tigres marcaran la que, a la postre, fue carrera decisiva.

Todo parecía cuestión de tiempo, pero nuevamente los Piratas intentaron el “abordaje” de los finales y aunque Rabí sacó el primer out del noveno, un error de Raúl González sobre rolata de Julio Pablo Martínez lo dejó con vida en la inicial, pasó a segunda por cohete de Dainier Gálvez, sustituido en la inicial como corredor por el rápido Yanier Herrera. En esa situación, Michel Enríquez pegó un batazo de poca elevación que pico junto a la raya del bosque derecho e impulsó la tercera carrera local y situó el empate en la antesala.

Róger Machado no esperó más y llamó  al hombre que tenía previsto para lanzar el sexto choque de regreso a Ciego de Ávila, el derecho Alain Sánchez. El comienzo del apagafuegos no pudo ser peor, porque le dio pelotazo a Luis Felipe Rivera para cuajar los ángulos y llevar hasta la intermedia al corredor que podía dejar al campo a los Tigres. Fue entonces cuando, con mucha sangre fría, obligó a Jorge Luis Barcelán a roletear por el torpedero Yorbis Borroto, quien inició el doble pley salvador, el mismo que enmudeció a una enardecida afición pirata.

Estuvimos en presencia de otro partido de rompe corazones, en el que, a pesar de que los Piratas lograron sacar del box a Ismel Jiménez relativamente temprano, cometieron demasiadas imprecisiones y se presionaron demasiado con corredores en circulación. Ahora toda la ventaja es para los Tigres porque van a buscar una victoria en su terreno, mientras que sus combativos rivales deberán ganar el sexto choque e intentar rematarlos en el séptimo, algo que no es imposible, pero sí bastante difícil.

No obstante, todo no está terminado y este equipo de la Isla de la Juventud ha demostrado que, mientras no le saquen el último out, son capaces de “virarle la tortilla” al “pinto de la paloma”. Yo soy de los que piensan que no habrá un campeón  hasta el séptimo encuentro. Y en un duelo entre Yoalkis Cruz y Yánder Guevara, cualquier cosa puede suceder porque en la Final   hasta ahora, la ofensiva de los Tigres ha sido bastante limitada.

Este jueves es día de traslado desde la Isla de la Juventud hasta la ciudad de Ciego de Ávila. Y el viernes. José Luis Rodríguez Pantoja, el mentor Pirata, volverá a tener la incertidumbre que ronda permanentemente a sus abridores, obligado a definir entre los zurdos Darién Núñez y Ulfrido García, el primero eclipsado por su absoluto descontrol y el segundo sin convencer en esta postemporada.

Yo estoy convencido de que los milagros no existen y comparto el criterio de la mayoría que con la victoria del quinto choque se reafirma el favoritismo de los Tigres, pero advierto que los Piratas están rompiendo pronósticos desde el comienzo mismo de la temporada. No crea nadie que todo será “coser y cantar”; todavía no está dicha la última palabra.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 + = nueve