Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Julio de 2018
Home > Especiales > Historia > El Manifiesto de Montecristi definió el actuar del Partido Revolucionario Cubano

El Manifiesto de Montecristi definió el actuar del Partido Revolucionario Cubano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

“La revolución de independencia, iniciada en Yara después de preparación gloriosa y cruenta, ha entrado en Cuba en un nuevo período de guerra… ”. Así comenzaban las palabras que conformarían uno de los principales referentes respecto a la trayectoria de la guerra necesaria.

El 25 de marzo de 1895, en la ciudad dominicana de Montecristi, Máximo Gómez y José Martí firmarían el Partido Revolucionario Cubano a Cuba – Manifiesto de Montecristi.

Recoger los principales motivos y aspiraciones de la guerra independentista, iniciada en Cuba semanas antes (el 24 de febrero de 1895) sería el propósito primordial, al tiempo que se pretendían refutar las propagandas que el gobierno colonial y las instancias reformistas y conservadoras lanzaban sobre la naciente guerra.

De estas ideas surgirían unos de los textos más previsores, independentistas y revolucionarios de la historia libertaria cubana. Nada escapaba al pensamiento martiano, si pos un lado esclarecería los pasos a asumir en la guerra: “no es el insano triunfo de un partido cubano sobre otro, o la humillación siquiera de un grupo equivocado de cubanos; sino la demostración solemne de la voluntad de un país arto probado en la guerra anterior”, por otro precisaba abiertamente contra quien se libraba de la guerra; la culpa no la tenía el desventurado pueblo español, la tenía la mayoría que mantenía la tiranía colonial en Cuba.

“No es contra el español que en el seguro de sus hijos y en el acatamiento de la patria que se ganen podrá gozar respetado, y aun amado, de la libertad, que solo arroyará a los que le salgan, imprevisores, al camino no nos maltraten y no se les maltratará. Al acero responde el acero, y la amistad a la amistad”.

José Martí no eludía nada – avizorando la instauración de la raza negra en la nueva República– combatió los criterios discriminatorios hacia el negro cimentando que el temor a esta raza es un “temor insensato y jamás en Cuba justificado, solo los que odian al negro, ven en el negro odio”.

El Manifiesto de Montecristi devendría además prueba irrefutable de la madurez alcanzada por el movimiento independentista luego de la contienda de los Diez años; al respecto Martí referiría que la guerra era “el producto disciplinado de la reunión de hombres enteros que en el reposo de la experiencia se han decidido a encarar otra vez los peligros que conocen”.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno × = 5