Lecturas

La maravillosa obra del visionario francés aún fascina a lectores de todo el mundo

Julio Verne.
Julio Verne.

Las Tunas-. El 24 de marzo de 1905, hace hoy 110 años, falleció en Amiens, Francia, uno de los más importantes escritores de Europa y de todo el mundo, el francés Jules Gabriel Verne, conocido en los países de habla hispana como Julio Verne.

Tanta ha sido la divulgación de su prolífica y asombrosa obra literaria, que desde 1979 es el segundo escritor cuyos libros han sido los más traducidos en el planeta, sólo superado por la inglesa Agatha Christie con sus apasionantes narraciones policíacas.

Considerado junto al británico Herbert George Wells el “Padre de la ciencia-ficción”, Verne había nacido el 8 de febrero de 1828 en la ciudad portuaria de Nantes, Francia, en el seno de una familia acaudalada que le posibilitó recibir formación como abogado, al igual que su abuelo y su padre, pero desde muy joven decidió abandonar esa profesión para dedicarse a escribir.

Luego de crear algunas obras teatrales, escribió su primera novela, París en el siglo XX (1863), que no fue aceptada por los editores porque “encerraba mucho pesimismo”. Verne colocó la obra en una caja fuerte, donde fue “descubierta” más de un siglo después por su bisnieto y publicada póstumamente, nada menos que en 1994.

Sin embargo, después de aquel “fracaso” inicial, la extraordinaria fama como escritor de Julio Verne se inició precisamente en ese propio año 1863, cuando publicó Cinco semanas en globo, el primero de los 60 Viajes extraordinarios, su popularísima serie de narraciones de aventuras bien documentadas y visionarias, que se extendió durante casi cuatro décadas e incluyó varias de sus más formidables y prodigiosas novelas, como Viaje al centro de la tierra (1864), De la Tierra a la Luna (1865), Los hijos del capitán Grant (1867), Veinte mil leguas de viaje submarino (1869), La vuelta al mundo en 80 días (1873), La isla misteriosa (1874), Miguel Strogoff (1876), La esfinge de los hielos (1897) y El soberbio Orinoco (1898).

Además de sus dotes de excelso narrador, a Verne se le reconoce su extraordinaria capacidad visionaria, pues en sus relatos fantásticos predijo con bastante precisión la aparición de algunas de las creaciones generadas por la humanidad debido al avance tecnológico del siglo XX, como la televisión, los helicópteros, los submarinos o las naves espaciales.

También resulta admirable su visión para anticipar futuros descubrimientos y eventos históricos, entre ellos el hallazgo de las fuentes del Nilo (Cinco semanas en globo), la conquista de los polos (Las aventuras del capitán HatterasLa esfinge de los hielos, Veinte mil leguas de viaje submarino) y la llegada del hombre a la Luna (Viaje a la Luna).

La gran popularidad de este insigne escritor se ha acrecentado con el hecho de que 33 de sus novelas han sido llevadas al cine en un total de 95 películas, sin contar las series de televisión. La obra adaptada en más ocasiones ha sido Miguel Strogoff (16 veces), seguida de Veinte mil leguas de viaje submarino (9 veces) y Viaje al centro de la Tierra (6 veces).

Pese a no gozar de buena salud a lo largo de casi toda su vida, pues padeció de graves trastornos estomacales, parálisis faciales y la diabetes que le provocó la muerte en 1905, su acendrada pasión por la literatura posibilitó al talentoso e imaginativo francés Julio Verne escribir más de 80 maravillosas narraciones que aún hoy, a 110 años de su fallecimiento, fascinan a lectores de todo el planeta.

/edc/

 

 

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


dos × = 6