Las Tunas, Cuba. Lunes 11 de Diciembre de 2017
Home > Cultura > En Las Tunas siempre habrá poetas

En Las Tunas siempre habrá poetas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
dia mundial

La poesía un diálogo íntimo del autor con su pensamiento creador.

No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía.
Gustavo Adolfo Bécquer

Géneros ricos y explícitos de la literatura universal, y la expresión más diversa del sentimiento humano constituyen sin dudas la poesía, ese diálogo íntimo del autor con su pensamiento creador, con su experiencia o con el interior de otros seres humanos, bajo la estética lírica de sus pensamientos, de sus vivencias.

Hoy a 16 años de designarse el Día Mundial de la Poesía la humanidad misma mira en su interior, como una forma de cultura esencial que se entremezcla con el teatro, la danza, la música, las artes plásticas.

En Cuba la poesía ha encontrado un movimiento activo entre las más diversas generaciones que encuentran en varios siglos la existencia de rasgos distintivos de la obra de José Martí y Nicolás Guillén, entre otros exponentes de este género literario.

Carlos Tamayo Rodríguez, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Las Tunas. (Tiempo21 Foto/Angeluis)

Carlos Tamayo Rodríguez, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Las Tunas. (Tiempo21 Foto/Angeluis)

Carlos Tamayo Rodríguez, poeta e investigador literario de la oriental provincia de Las Tunas, al cabo de varios años de labor escritural lanza su mirada hacia atrás y repiensa en su impresiones como creador, “inicié mi vocación literaria por la poesía, casi siempre ocurren eso, uno escribe unos versos que nadie debería leer y mucho menos publicar, pero por ahí comienza la sensibilidad de lo que va ser el escritor después”.

Su obra poética quedó plasmada en el siglo pasado en boletines, revistas, periódicos y algunas publicaciones en forma de plaquets y en los años 90 en algunos libros.

“Pasaron los años y deje de escribir versos porque me dediqué a la investigación histórica y la crítica literaria, y a ejercer el periodismo que también llegó junto a la literatura. He dedicado la vida a eso. Fui director de la revista Mambí de la FEU de Oriente, de la Universidad de Oriente, jefe de redacción del Periodico26, y la poesía seguía ahí, escribía y guardaba, y ahora pretendo pagar esa deuda, recoger lo mejor que yo considero de todo lo que hice”, vuelve en sus experiencias más cercana a la prosa el también presidente de la Filial Provincial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC).

“Que haya un Día Mundial para la poesía me parece inteligente porque la sensibilidad del ser humano de este planeta está en una crisis, y la poesía es una expresión de sensibilidad. A veces una persona quiere enamorar y busca un poema porque siente eso mismo pero no lo puede escribir, ese es el don del poeta recoge el sentimiento de los seres humano, que en ocasiones nada tiene que ver con su propia vida”, refiere en su conversación este hombre que define a su ciudad como su vida.

La ciudad quería tener un nombre,
no el de un corral de cactus melancólicos;
si adoptaba un seudónimo
sería menos en la historia del planeta

Al coronar el deseo,
los bien llegados de la península
se organizaron para efectuar el bautismo.
Lucharon todos,
hasta españoles contra España
Y cubanos contra Cuba.

Luego ambos dos rubricaron epístolas
Desde la misma fecha,
Desde el mismo cactus,
Con el igual,
Inevitable nombre.
(Fragmentos del libro La Ciudad quería tener un nombre)

“En Cuba hay una historia de poesía importantísima de siglos, es una Isla muy pequeña pero tiene una enorme cantidad de poetas, y la provincia de Las Tunas no está ajena a este fenómeno, aquí siempre ha habido una tradición poética que empezó en el siglo de XIX, por lo menos no se conoce la presencia poética anteriormente, Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, sus hermanos Antonio José y Manuel Agustín, Tomasa Varona González, y otros poetas que no trascendieron a la historia de la literatura.

“El poeta más importante del siglo XX en el territorio es Gilberto Rodríguez, que compartió su vida con muchísimos poetas en el periódico Eco de Las Tunas, y en Razón una revista de la época. Ya en el siglo XXI hay una fuerte presencia de jóvenes poetas que son la continuidad generacional, convivimos poetas de más de 60 años y otros muy jóvenes de 19 y 20 años con muy buena calidad, resultado de la poética cultural cubana de los talleres literarios que se desarrollan”, puntualizó mientras repasaba algunas anécdotas.

“Hoy el problema no es la poesía en decadencia sino el tema está en dónde publicarlos, lamentablemente contamos con algunos espacios como en el Periódico 26 que publica poemas pero solamente en el verano, no hay una revista literaria propia para ello, hay muchos poetas escriben buena poesía pero no hay en soporte papel para su publicación”, alertó este autor que ha dedicado gran parte de su labor creadora a la investigación sobre la vida y la obra de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé).

Metáforas, símiles, construcciones exactas, desengaños, experiencias y luchas, se plasman hoy en las más diversas prosas que salvan la memoria de la historia, de la cultura propia de un país, y que en Las Tunas como bien define Tamayo Rodríguez “ siempre habrá poetas que escriban una poesía digna de estar”.

/edc/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 − = dos