Deporte

La “Araña Negra”: el mejor portero de la historia

El portero ruso Lev Ivánovich Yashin.
El portero ruso Lev Ivánovich Yashin.

Las reiteradas transmisiones televisivas del fútbol internacional en los últimos años han posibilitado que los amantes del más universal de los deportes hayamos podido disfrutar decenas de veces las formidables atrapadas del alemán Neuer, el italiano Buffon, el belga Courtois, el español Casillas o el chileno Bravo, por sólo mencionar a los considerados los porteros más brillantes de las últimas temporadas.

Lamentablemente, en los largos años en que jugó el portero ruso Lev Ivánovich Yashin (1949-1971), la TV no estaba tan desarrollada ni difundía con tanta frecuencia los partidos futbolísticos, con la excepción de las Copas Mundiales, aunque por supuesto existen imágenes de archivo de su accionar fabuloso que pudieran ponerse a menudo para conocimiento de las actuales generaciones de millones de aficionados al fútbol.

Yashin había nacido el 22 de octubre de 1929 en Moscú, en un hogar de familia obrera, y dio sus primeros pasos en el deporte como arquero de hockey sobre hielo en el equipo de la fábrica de herramientas en la que trabajaba durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero a los 17 años de edad fue atrapado de forma irresistible por el fútbol, cuando tuvo que sustituir al portero del equipo obrero, y ya en 1949 inicia su extraordinaria carrera futbolística al ingresar en el prestigioso club Dínamo de Moscú, con el cual jugaría durante nada menos que 22 temporadas.

Ya a mediados de la década de los años 50 era considerado el mejor portero de la antigua Unión Soviética (URSS) y comenzó a formar parte de la selección de aquel gigantesco país multinacional para eventos internacionales.

Fue por entonces que en el mundo futbolístico comenzó a llamársele “la Araña Negra”, debido no sólo a su vestimenta deportiva durante los partidos, siempre de ese color, sino también por su agilidad, largos brazos  y atrapadas sensacionales de la pelota.

Con Yashin en el arco, la URSS conquistó el oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne de 1956 y la Copa de Europa en 1960. Participó, además, en tres Copas del Mundo: en 1958 en Suecia, 1962 en Chile y 1966 en Alemania, donde consiguió con su selección el cuarto lugar, tras perder frente a Portugal en el partido por el tercer puesto.

Durante su carrera fue reconocido en once ocasiones como el mejor guardameta de la URSS. Resultó pentacampeón de la liga soviética y tricampeón de la Copa Soviética, y acumuló un total de 326 partidos jugados con el Dínamo de Moscú, de los cuales 270 terminaron sin que su portería fuera batida.

Ese largo y fructífero historial deportivo le hizo merecedor de innumerables premios y reconocimientos, entre los más significativos la Orden Olímpica del Comité Olímpico Internacional (COI), Mejor Deportista Ruso del siglo XX (1999), Mejor Portero del Siglo XX, otorgado por la FIFA en el 2000, y el Balón de Oro (1963), único portero que ha recibido tan alto reconocimiento en la historia.

Sus biógrafos destacan de Yashin su gran capacidad para estudiar la forma de jugar de los contrarios y, en particular, de atajar los penales. Se dice que paró nada menos que 150 disparos a lo largo de su carrera.

Lev Yashin falleció en Moscú el 20 de marzo de 1990, a la edad de 60 años, víctima de un cáncer estomacal.

En ocasión de cumplirse hoy el aniversario 25 de su desaparición física, vale recordar la extraordinaria calidad y el historial deportivo de este fenomenal futbolista, considerado por muchos especialistas como el mejor portero del planeta en la historia del más universal de los deportes.

/ymp/

 

Artículos relacionados

Leñadores a un paso de clasificar para los play off en béisbol

Gretel Yanet Tamayo Velázquez

Los Leñadores vuelven a derrotar a Holguín y aumentan su ventaja en la cima del béisbol

Gretel Yanet Tamayo Velázquez

Dánel Castro, el ímpetu y la garra de los Leñadores

Gretel Yanet Tamayo Velázquez

1 comentario

Andrés R 21 marzo, 2015 at 8:51

Buen artículo, siempre oí decir que la Araña Negra ha sido el mejor portero de todos los tiempos, aunque hoy se habla poco de él quizás por l que explica el periodista. Su capacidad para detener penaltys fue inigualable.

Respuesta

Enviar Comentario


4 − uno =