Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Julio de 2018
Home > Opinión > Revoluciones latinoamericanas, compromiso con equidad de género

Revoluciones latinoamericanas, compromiso con equidad de género

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Naciones Unidas.- A 20 años de la Declaración y Plataforma de Acciones de Beijing para la equidad de género, revoluciones latinoamericanas ratifican en Naciones Unidas su compromiso con el empoderamiento de la mujer, como pilar de la justicia social.

Aunque la dominación ejercida durante siglos por la sociedad patriarcal acumula una carga de prejuicios y discriminación difícil de borrar en años o décadas, los procesos de cambio en Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela muestran notables progresos en la participación y el respeto a los derechos de las féminas.

Desde el acceso a la salud y la educación hasta su presencia en el Parlamento y altos puestos públicos, las mujeres ganan protagonismo político, económico y social en esos países, según estadísticas internacionales y las intervenciones realizadas aquí en el marco de la 59 Sesión de la Comisión sobre el Estatuto de la Mujer.

Se trata de una cuestión de voluntad política, solo así puede alcanzarse la igualdad de género, no bastan las palabras, debe pasarse a la acción, afirmó la secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, Teresa Amarelle, en el foro del órgano creado en 1946, el cual pasa revista a las metas fijadas en Beijing.

En declaraciones a Prensa Latina, la dirigente señaló que la Revolución de 1959 ha sido un programa de equidad e inclusión para las féminas en la isla, que permitió llegar en 1995 a la capital china con muchos de los objetivos ya logrados.

La Cuarta Conferencia sobre la Mujer estableció hace dos décadas 12 áreas de acción para impulsar el empoderamiento, entre ellas el combate a la pobreza y la violencia, el acceso a la salud y la educación, y la participación en la toma de decisiones.

Las féminas en Cuba constituyen casi la mitad de la fuerza laboral estatal y de las diputadas en la Asamblea Naciones del Poder Popular, y ocupan el 52 por ciento de las plazas para las cuales se requieren títulos universitarios, ilustró Amarelle.

Por su parte, la viceministra venezolana de Protección de los Derechos de la Mujer, Yekuana Martínez, destacó que la llegada al poder de Hugo Chávez, en 1999, significó la esperanza convertida en realidad para un sector tradicionalmente marginado.

“Instituciones, leyes, programas sociales y espacios de participación para empoderarnos, forman parte del legado del comandante Chávez, quien declaró a la Revolución Bolivariana feminista, además de socialista y antiimperialista”, subrayó.

De acuerdo con Martínez, las venezolanas ejercen la vocería del 54 por ciento de los 44 mil Consejos Comunales del país sudamericano, considerados base de la democracia directa y participativa.

También la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Rosana Alvarado, resaltó en entrevista con Prensa Latina los avances en la lucha por la equidad de género derivados de la Revolución Ciudadana, proceso encabezado por Rafael Correa.

Desde su llegada a la presidencia en 2007, se ha privilegiado el pago de la deuda social por encima del pago de una deuda externa inmoral, y las ecuatorianas han sido grandes beneficiarias de esta obra, dijo tras concluir uno de los eventos de la 59 Sesión de la Comisión sobre el Estatuto de la Mujer.

La asambleísta por Alianza País (movimiento gobernante) resaltó los progresos en educación, salud y toma de decisiones, como un 47 por ciento de las becas universitarias entregadas a féminas, mientras nueve de cada 10 embarazadas reciben atención en el sistema público de salud.

En el caso de Nicaragua, la vicecanciller y embajadora ante la ONU, María Rubiales, reconoció el aporte a la emancipación de la mujer del proyecto sandinista liderado por Daniel Ortega.

“Naciones Unidas aboga en estos tiempos por el 50-50 para 2030 (campaña dirigida a la igualdad de género), una aspiración que podemos sentirnos orgullosas de lograrla mucho antes”, aseguró.

Respecto a Bolivia, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, presentó aquí los resultados de las políticas del gobierno de Evo Morales, caracterizadas por la inclusión y las oportunidades para la mujer.

Estadísticas publicadas hace una semana por la Unión Interparlamentaria reflejan los pasos dados por las revoluciones latinoamericanas en la búsqueda de la equidad, en particular en la esfera de la participación política.

Según los datos, Bolivia (segundo), Cuba (cuarto), Ecuador (noveno) y Nicaragua (decimoquinto) se ubican entre los primeros 15 países del mundo en cuanto a representación femenina en el Congreso.

Asimismo, Nicaragua, Cuba, Bolivia, Ecuador y Venezuela sobresalen entre los estados en los que al menos uno de cada cuatro puestos con rango de ministro está en poder de mujeres, un escenario lejano para la mayoría de las naciones del planeta. (Waldo Mendiluza, Prensa Latina)

/ymp/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − siete =