Las Tunas, Cuba. Lunes 11 de Diciembre de 2017
Home > El mundo > Diálogos de paz para Colombia avanzan con acuerdo para desminado

Diálogos de paz para Colombia avanzan con acuerdo para desminado

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Habana.- El ciclo 33 de diálogos de paz entre las insurgentes FARC-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos concluyó con significativos avances al concretarse un acuerdo sobre el tema del desminado, en aras del desescalamiento del conflicto en Colombia.

En un comunicado, el Ejecutivo de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) dieron a conocer en esta capital un Acuerdo sobre limpieza y descontaminación de minas antipersonales, artefactos explosivos improvisados, municiones sin explotar o restos de explosivos de guerra en general. Conforme con el texto conjunto emitido, las partes seleccionarán un número inicial de sitios que serán objetos de una primera fase de limpieza y descontaminación como parte de los esfuerzos por bajar el nivel de intensidad del conflicto.

La descontaminación -indica el comunicado- priorizará aquellos lugares donde la población tenga mayor riesgo de ser afectada por la presencia de tales artefactos mortales. Como base para el desarrollo de esta actividad se contará con la información que brinden organizaciones especializadas, así como las comunidades.

Para asegurar las operaciones de limpieza y descontaminación de las áreas peligrosas confirmadas -puntualiza el texto- la organización Ayuda Popular Noruega (que debe coordinar el desminado a petición de las partes) realizará la verificación de una manera sistemática y de acuerdo con las mejores prácticas y estándares internacionales.

La verificación de esta actividad será acompañada además por dos delegados del Gobierno e igual número de representantes de las FARC-EP y pobladores, en tanto los garantes de las conversaciones de paz (Cuba y Noruega) deberán seguir el proceso de entrega formal de las tierras descontaminadas a las autoridades comunitarias locales.

Durante el tiempo que dure este proceso, debe existir un diálogo con las comunidades para crear confianza en la calidad de las operaciones de despeje.

Asimismo, el Estado se comprometió a garantizar los recursos técnicos, materiales necesarios y la logística de transporte para este proceso de carácter humanitario.

VISITAS Y SUBCOMISIONES PARA FIN DEL CONFLICTO

Por otro lado, el ciclo 33 de conversaciones registró gran actividad, que incluyó la visita realizada a las partes por el Enviado Especial de Washington a estos diálogos, Bernie Aronson, quien trajo el mensaje de respaldo de Estados Unidos al proceso de paz.

En el caso de las FARC-EP, Aronson sostuvo sendos encuentros con la delegación guerrillera de paz, en los que se desarrollaron “conversaciones francas, útiles y productivas”, según la insurgencia. Al respecto, la guerrilla manifestó su expectativa de contar con que el papel de este alto funcionario influya favorablemente para el logro de la paz, tomando en cuenta la presencia e incidencia permanente que Estados Unidos tiene en la vida política, económica y social de Colombia y en el largo conflicto armado.
Otro de los elementos a destacar del recién concluido ciclo, fue la visita a La Habana del exsecretario general de la Organización de Naciones Unidas, Kofi Annan, en apoyo al proceso de paz.

Igualmente, dos grandes momentos de esta ronda de diálogos lo constituyeron el inicio de las sesiones de la subcomisión técnica para el Fin del Conflicto y los debates del tercer y último grupo de activistas llegados a esta capital en el marco de la subcomisión de género.

En el contexto de la subcomisión técnica para el Fin del Conflicto altos mandos militares colombianos llegaron a Cuba para debatir este punto de la Agenda de Paz con su contraparte.

La delegación gubernamental para esta Subcomisión estuvo integrada por los Brigadieres Generales Martín Fernando y Alfonso Rojas, del Ejército Nacional; Oswaldo Rivera, Brigadier General del Aire; el Contralmirante Orlando Romero, de la Armada Nacional, y el Brigadier General Álvaro Pico, de la Policía Nacional.

Todos ellos, quedaron bajo la coordinación del Mayor General Javier Flórez que funge como Jefe del Equipo encargado de la Subcomisión Técnica del Fin del Conflicto por la parte del Gobierno.

Según recordaron el Gobierno y la mayor guerrilla colombiana durante el ciclo 32 de pláticas, el objetivo de tal subcomisión técnica es contribuir en el análisis de experiencias, generación y discusión de iniciativas y propuestas sobre cese del fuego bilateral y dejación de armas.

La subcomisión -instalada formalmente el 22 de agosto de 2014- sesiona en paralelo con las discusiones de la Mesa de Conversaciones, establecida desde noviembre de 2012 en La Habana.

Entretanto, en la subcomisión de género resaltó el llamado realizado al gobierno de Santos por la III Delegación de Representantes de las Organizaciones de Mujeres y Población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) de Colombia en torno a la necesidad de un cese del fuego bilateral.

Este sería un paso importante para encaminar el proceso de paz en desarrollo en ese país suramericano, subrayó esa representación de la sociedad colombiana invitada a participar en las conversaciones.

Además de peticiones en defensa de sus derechos, este grupo instó a la conformación de una comisión de la verdad, para ventilar asuntos relacionados con la violencia política y sexual.

La participación de estos activistas en los diálogos tuvo como objetivo fundamental hacer llegar recomendaciones a los negociadores del proceso de paz sobre la visión de género en la implementación de los acuerdos finales.

PROPUESTAS DE LAS FARC-EP

A lo largo de este ciclo, resaltaron también las propuestas hechas por la insurgencia, que instó a la apertura y desclasificación de archivos oficiales del Estado en aras del esclarecimiento de la verdad histórica del conflicto como imperativo ético y político para con las víctimas de esa confrontación y la sociedad colombiana.

De igual modo, las FARC-EP exhortaron a la conformación de una Comisión de Esclarecimiento y No Repetición, que se encargue -como parte del proceso de clarificación histórica en torno al conflicto- de la recolección de información, investigación y esclarecimiento de la verdad sobre la confrontación armada y sus víctimas.

Este ente deberá contribuir a un entendimiento de la verdad del conflicto, profundizando en sus causas y su origen y deberá ofrecer recomendaciones consistentes en políticas, medidas, acciones y diseños institucionales requeridos para proveer las condiciones de no repetición, en aras de un orden de reconciliación, según la guerrilla.

Asimismo, la insurgencia abogó por un acuerdo político destinado a diseñar e implementar políticas locales, territoriales y nacionales para el perdón político y social.

Al respecto, las FARC-EP exhortaron al Estado colombiano y demás responsables colectivos, como partidos políticos, grupos económicos y al gobierno estadounidense, entre otros, a solicitar perdón político y social por sus políticas y prácticas generadoras de violencia y de victimización sobre la población a lo largo del conflicto.

En su caso, la guerrilla consideró que el punto de partida para la definición del perdón político -en el contexto del conflicto y los impactos no deseados de su accionar político y militar en ejercicio del derecho a la rebelión-, se encuentra en el reconocimiento del carácter político de la insurgencia armada.

Tras alcanzar acuerdos esenciales en puntos como la cuestión agraria, la participación política y las drogas ilícitas, las FARC-EP y el gobierno de Santos debaten actualmente el tema referido a las víctimas del conflicto y, según informaron, el próximo ciclo de conversaciones de paz comenzará el 17 de marzo. (Jorge Hernández Álvarez/Prensa Latina)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× tres = 12