Las Tunas, Cuba. Viernes 18 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Hacia la espiritualidad plena y la defensa de la cultura

Hacia la espiritualidad plena y la defensa de la cultura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Hacia la espiritualidad plena y la defensa de la cultura

La sede de la Fundación Nicolás Guillén en Las Tunas es un espacio para debatir ideas y conceptos siempre en defensa de la cultura nacional. (Tiempo21 Foto /MiguelDN).

La Fundación Nicolás Guillén es una institución que no solo le rinde homenaje al Poeta Nacional de Cuba, sino que a través de su legado y su pensamiento, defiende palmo a palmo la identidad nacional, la cultura por la que tanto luchó el autor de Songoro cosongo.

Guillén fue un hombre no solo de letras, sino de acción, a través de su pensamiento nacionalista que levantó en todas las tribunas para defender la Revolución cubana, desde aquel emblemático texto que tituló Tengo, en el que expresa de manera magistral las diferencias de la Cuba del ayer y la que vivió con el triunfo del proceso comandado por Fidel Castro.

Quizás cuando su familia y un grupo de personas allegadas decidieron crear la fundación que lleva su nombre en 1991, no se imaginaban que con aquella idea de homenajear la vida y la obra del Poeta, daban un paso de avance importante en la defensa de la cultura nacional, a partir de todo por lo que él luchó sin descanso.

La letra de su poema Tengo es como un himno que toma en su trabajo la Fundación que lleva su nombre, porque en todo el país se materializa el pensamiento del Poeta Nacional en aquel emblemático texto, que retrata de forma magistral el cambio experimentado por el país con el triunfo revolucionario, lo cual hay que defender desde la cultura que es la forma primera de preservar la nación.

En la  provincia de Las Tunas la Fundación Nicolás Guillén es como una esperanza para la creación, porque desde su seno se pueden hacer las más disimiles acciones para enraizar la cultura en los tuneros de ayer, hoy y mañana.

Son varios los programas que tiene la Fundación en Las Tunas, y desde esa suerte de remanso que supone su sede, en la que la tranquilidad y las ganas de crear se suman al espíritu, y sus miembros, profesionales, estudiantes y gente de pueblo, sienten un torbellino de ideas para llevar adelante el legado del poeta.

La Fundación Nicolás Guillén inspira a la defensa de la cultura, del país, de la Revolución por la que tanto luchó el Poeta Nacional, y en estos tiempos su pensamiento cobra mayor esplendor siempre desde la mirada de los miembros de esa organización, que llegó parabién de este país.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Editor-Jefe. Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Diplomado del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomado en Comunicación Social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. @migueldn21

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco − = 3