Las Tunas, Cuba. Jueves 24 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Conozcamos y protejamos los pastos marinos cubanos

Conozcamos y protejamos los pastos marinos cubanos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Habana.- Los pastos marinos, plantas de la familia de las angiospermas ampliamente distribuidos en las playas cubanas, conforman un valioso ecosistema que todos debemos conocer, para poder contribuir a su conservación y cuidado.

Muchas personas, desconocedoras del tema, confunden los pastos con algas, cuando en realidad estos pastizales sumergidos son plantas con hojas, flores, frutos y un sistema de rizomas y raíces ancladas al fondo, que se han adaptado a vivir sumergidas perennemente en agua salada.

Con una amplia distribución por casi todo el planeta, menos en el continente Antártico, este ecosistema, se encuentra solo en la franja cercana a la costa, donde llega luz suficiente, o sea, generalmente hasta 10 o 12 metros de profundidad, explica Beatriz Martínez Daranas investigadora del Centro de Investigaciones Marinas, de la Universidad de La Habana.

Señala además, que su desarrollo ocurre en fondos fangosos y arenosos de bahías, estuarios, lagunas costeras, y en otras las lagunas donde haya un bajo o una cresta arrecifal que protege la zona costera del efecto de las olas y las corrientes.

En el mundo hay solamente alrededor de 60 especies de angiospermas marinas, de las que solo seis especies aparecen en Cuba hasta la fecha, y son: Thalassiatestudinum (conocida como hierba de tortuga o seiba), Syringodium filiforme(hierba de manatí).

Halodulewrightii (hierba de bajos), Halophilaengel-manni, Halophiladecipiensy Ruppiamaritima. La más abundante es Thalassia, aunque todas juegan un rol importante en el ecosistema.

Los pastos marinos son los equivalentes bajo el mar, de los bosques de los ecosistemas terrestres pues regulan, la concentración de oxígeno y gas carbónico, producen materia orgánica de la que se alimentan muchos organismos marinos, agrega la experta.

También -dice- funcionan como hábitat, zona de cría y refugio para erizos, peces, langostas, camarones, moluscos como el cobo, así como para especies amenazadas, entre las que se destacan el manatí y las tortugas marinas.

Además son la principal vía de entrada de la energía solar a la plataforma marina, actúan como una especie de filtros naturales al retener las partículas suspendidas en el agua y absorber los nutrientes y sedimentos.

Con esto se mejora la calidad del medio marino además de actuar como estabilizadores del fondo (a lo que contribuyen sus hojas y raíces), previenen su erosión y la afectación de los arrecifes y las playas colindantes.

Los organismos con esqueletos calcáreos que viven en los seibadales (moluscos, equinodermos, crustáceos) son formadores de gran parte de las arenas de las playas. Se ha estimado que aproximadamente el 50 por ciento de la plataforma marina cubana está cubierta por pastos marinos que en algunas zonas son densos, con hojas anchas y largas, fundamentalmente en zonas bajas calmadas, cerca de los manglares, en los canalizos y lagunas costeras.

Las pérdidas de áreas de pastos marinos a nivel mundial se encuentra entre uno y dos por ciento de su superficie al año, lo que parece acelerarse en los últimos tiempos, y ello se debe a diversos factores de origen natural y antrópico (actividad humana), lo que los sitúa entre los ecosistemas más vulnerables del planeta.

Entre las causas naturales que pueden impactar sobre los pastos marinos se encuentran terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y oleaje por tormentas severas. También por otros organismos que compiten por el espacio, la luz y los nutrientes, el herbivorismo excesivo y algunas enfermedades.

Muchos de los problemas antes mencionados están afectando los pastos, sin embargo la protección del medio ambiente ha sido desde 1959, una preocupación tradicional del Estado cubano.

Ello se expresa en la promulgación de leyes, en la creación de instituciones científicas y en el establecimiento de sistemas de manejo que permitan la protección y el uso racional de los recursos naturales.

En los últimos 30 años se han desarrollado diversos proyectos de investigación aprobados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), enfocados en el estudio de las características de los pastos marinos cubanos y la biodiversidad que albergan.

También dirigidos a la investigación de los problemas ambientales que los afectan, y en las propuestas de acciones para su protección y conservación, asegura la doctora Martínez Daranas.

Actualmente, el monitoreo de los pastos cubanos se favorece, al incluirse estas plantas como parte de los planes de manejo de las áreas protegidas marino costeras existentes en el país, zonas que son rectoradas por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP).

Ejemplo de ello es el Proyecto “Aplicación de un enfoque regional al manejo de las áreas protegidas marino-costeras en la región archipiélagos del sur de Cuba” realizado entre el 2009 y el 2014 por el SNAP de conjunto con otras instituciones.

El mismo permitió el desarrollo de un manual de monitoreo para las valiosas praderas nacionales sumergidas, hecho que permitió crear una base para el establecimiento de un Sistema nacional de Monitoreo de Biodiversidad.

Afirma la investigadora Beatriz Daranas que los pastos marinos, además de brindar servicios al hombre como fuente de trabajo y recursos (pesca, turismo), forman parte del patrimonio cultural y natural de cada nación.

Estas plantas, junto con otros recursos naturales han sido utilizadas por las sociedades primitivas para diversos fines e integran valores y rasgos distintivos de nuestra naturaleza, que debemos proteger, aseguró. (Yahumila Hidalgo Ceruto/ Prensa Latina)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 + tres =