Las Tunas, Cuba. Martes 22 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Teatro Callejero Cubano, momento de crecimiento

Teatro Callejero Cubano, momento de crecimiento

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Teatro Callejero Andante proyecta el proceso de creación artística con la intervención y participación de los actores de la comunidad, (Foto: Claudia Pérez)

Teatro Callejero Andante proyecta el proceso de creación artística con la intervención y participación de los actores de la comunidad, (Foto: Claudia Pérez)

Las Tunas.- Gran despliegue de recursos en la escenografía y el vestuario, una presencia musical de calidad en la que intervinieron grandes figuras de la composición y la dirección orquestal, marcaron hace más de 50 años la escena cubana, que a la vuelta de esos años entrega la más amplia diversidad de las concepciones estéticas y conceptuales de hacer el teatro, como manifestación cultural.

“La escena cubana actual está en un momento de crecimiento espiritual”, así afirmó recientemente en la oriental provincia de Las Tunas el teatrólogo cubano Juan González Fiffe, director del grupo Teatro Andante, que lidera en Cuba, el Teatro Callejero, el cual consolida su legado artístico bajo el influjo de las actuaciones del Teatro de Relaciones, que también entregó el Teatro de Carnaval, con un nuevo sistema de comunicación entre sus actores, el personaje y el público, y ponía ese teatro de entre bambalina y los hacía en un espacio público.

“El Teatro Callejero, trascendió desde la década de los 90 para bajo ese nombre llegar hasta los días que emergen de un arte que lleva a las comunidades cubanas una práctica teatral que se distingue por elementos como texto, la representación de un personaje y por sobre todo el protagonismo del público, en el proceso de creación”, reflexiona Fife sobre esta alternativa que enriquece la vida del cubano en los espacios abiertos.

“Hoy en Cuba hay grupos muy definidos en la línea estética del Teatro Callejero, sin hacer exactamente lo mismo aunque de la misma manera. Mirón Cubano, de Matanzas, Morón Teatro, de Ciego de Ávila, junto a otras compañías de los territorios de Guantánamo y Santi Spiritus que abordan temas muy tradicionales y folclóricos de la región. Incluso hoy llama la atención los jóvenes de la Brigada José Martí, que hacen una propuesta teatral muy rica que giran en torno a la experiencia de Teatro Andante, que de alguna manera marca junto a otros proyectos cubanos este movimiento.

“Hoy a la vuelta de los años el fenómeno crece dando la posibilidad de su extensión en territorios como Camagüey con un grupo nuevo de Teatro Callejero que emerge del grupo Teatro de luz, en la ciudad de Las Tunas con un proyecto que egresará de la escuela de actuación, mientras se consolida esta forma de entregar cultura por grupos como Teatro Primero, de Ciego de Ávila, y Teatro Tropa-trapo y Gigantería, de La Habana, detalla Juan González Fiffe, director de Andante.

“Actualmente el Teatro Callejero está marcado por una propuesta estética muy rica, que emerge de la cultura cubana, las fiestas populares, los carnavales, las parrandas, que sumerge su dimensión como en Latinoamérica”, aclaró el reconocido profesor González Fiffe.

Juan González Fiffe, director del grupo Andante. (Foto: Claudia Pérez)

Juan González Fiffe, director del grupo Andante. (Foto: Claudia Pérez)

Andante de mano al Teatro Callejero

Las calles son sus testigos que se convierte en un escenario, complejo, exigente.  La diversidad de lenguajes expresivos, la amplitud de discursos estéticos, confabulados con el público, que a su vez trastocan un esquema comunicacional dinámico. Así se puede ver Andante un grupo que por sobre todo preserva el Teatro Callejero en Cuba, y que significa una parte de la existencia misma de Fife, quien con unos 30 años de experiencia sigue cautivando por la magistralidad de las creaciones que hoy pone a disposición de las comunidades cubanas.

Su aparición se marcó el año 1987 en la antigua escuela de Instructores de Arte “El Yarey” de Granma, y sus actores lo integraban un grupo seleccionado de alumnos, con la finalidad de vincular la escuela a las comunidades aledañas al centro.

“Desde el inicio el proceso teórico práctico imprimió la distinción del grupo que influyó con su modo de hacer teatro en la comunidad, formando parte indisoluble del desarrollo de las poblaciones rurales mediante investigaciones socio-culturales, que interpretaron para el proceso de creación artística y que permitieron el surgimiento de obras como El Elegido o Robustiano mano suave, De brujas y de aprendices, ¿Y cuándo no puedas?, entre otras.

“Enorme es el compromiso de Andante con su público, ese que le ha permitido  trabajar en la actualidad de conjunto con unos productores daneses, para estrenarse en la cruzada teatral y los eventos que forman parte de la Red Latinoamericana de Teatro en Comunidad y de la Escuela Latinoamericana de Teatro (ELT), asveró este reconocido teatrologo cubano.

“El grupo funciona además como una unidad docente y acoge actores de otras regiones para mantener la superación de nuestra línea estética, pues se pretende abrir en la ciudad de Bayamo, una cátedra de la ELT para que otros actores recorran las serranías cubana y aprovechen la experiencia cubana, así como también muchos creadores de la región que tiene una obra destacad puedan formar parte y aportar a este movimiento.

“Ese nuevo proyecto pretende unificar el movimiento de Teatro Callejero de la Isla, que está un poco disperso además de que existen muchos grupos  de mucha valía que no pertenecen al Consejo de las Artes Escénicas, sino al movimiento de Artistas Aficionados cuya obra tiene calidad y merece reconocimiento”, aseveró Juan quien confiesa orgulloso el talento que hoy impregnan las jornadas del colectivo que dirige.

“Teatro Andante se ha dedicado hacer trabajo fuera e lo espacios convencionales aun cuando también hace trabajo para las salas convencionales, y convierte sus presentaciones en un espacio mágico de representación que tiene como impulsor un grupo de jóvenes muy talentosos, que rebasan el teatro experimental y de experimentación, para involucrarse junto al público en la construcción del proceso creador”.

El colectivo, que lidera Juan ha entregado su quehacer en importantes eventos como la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, Guerrilla de los Teatreros, Festival Nacional de Teatro de Camagüey, Festival Sin Fronteras, Espacio Juglaresco, de Santi Spiritu, Romerías de Mayo, Fiesta del Caribe, de Santiago de Cuba, Encuentro Nacional de Teatro Callejero, de Matanzas, Encuentro Nacional de Teatro Joven y el Encuentro de Teatro por la Paz y la Convivencia, de la nación de Colombia, entre otros.

El Teatro Callejero es eso, encierra la vida, se nutre de ella y representa contornos móviles, abiertos, con multiplicidad de lenguajes que se complementan en una puesta para que pueda ser admirada por la más amplia diversidad del público que por allí transita, se detiene y olvida por un momento su existencia misma.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, graduada de Comunicación Social Universidad de Oriente. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Profesora universitaria. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomada en Ciencias de la Comunicación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Premiada en varios concursos. @yami679

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 2 = seis