Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Cultura > Tras la huella de Olga Alonso, instructores de arte de Las Tunas

Tras la huella de Olga Alonso, instructores de arte de Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

talleres_instructores_arteLas Tunas.- Entregarse cada día a la noble profesión de ser Instructor de Arte agrupados en la Brigada José Martí, para seguir la huella de Olga Alonso, sostiene el trabajo de los 991 instructores que potencian hoy el trabajo comunitario.

Rescatar y fomentar la identidad, las tradiciones y la vida sociocultural comunitaria, son acciones que marcan las jornadas de estos defensores de la cultura cubana con opciones recreativas y culturales para todos los gustos, intereses y edades, en atención diferenciada a los distintos grupos sociales.

Descubrir aptitudes, motivar desde las edades tempranas el interés por la apreciación del arte son algunas de las metas de estos jóvenes que en la oriental provincia de Las Tunas apuestan por atender a las comunidades de difícil acceso y donde menos vida cultural existe, así precisó en su diálogo  Mario Luis Almansa Tasis, presidente provincial de la Brigada José Martí.

Cada 18 de febrero se celebra en Cuba el Día del Instructor de Arte para rendirle homenaje a Olga Alonso, quien falleció desarollando su profesión

Hoy cuando su presencia se aprecia en Hogares de Ancianos, Círculos de abuelos y centros educacionales desde las enseñanzas preescolar hasta la universitaria. ¿Que distingue a un Instructor de Arte?.

“Nos distingue las preocupaciones por lograr que la profesión del Instructor de Arte se convierta en la base de la realización personal del brigadista, que se enamore de su profesión, que se sienta a gusto, que no quiera ser artista independiente sino desde la profesión de instruir, como nos definió Fidel Castro en el 2004 tras la primera graduación”, aseveró Almansa Tasis.

Hoy el instructor procura que no solo la comunidad tenga un encuentro con las diversas manifestaciones del Arte, sino que respire Cultura y ello incidirá en el disfrute pleno de su vida, un espacio privilegiado por las tradiciones, la identidad y la cultura nacional.

“A la vuelta de varios años todos los que nos rodean ven en el instructor de la Brigada a un verdadero movimiento juvenil que lo representa, jóvenes que propician un movimiento de artistas aficionados desde las escuelas en las que laboran para que el proceso docente sea más  educativo y enriquecedor.

“Hoy no nos conformarnos con una sola unidad artística para presentarla en un actividad, sino que el instructor de arte conduce las aspiraciones de los niños, esos pioneros que se vea identificados, que en la figura del instructor constatan la posibilidad de promover el talento interior, su vocación artística”.

En ello va el empeño y la inspiración para el trabajo diario que vislumbra avances en la creación artística y la relación instructor-promotor, clave para el éxito de la labor comunitaria como primer eslabón que incluye también convertir a la escuela en la institución cultural y deportiva más importante de la comunidad.

“Hoy se logra que el movimiento artístico transforme para bien el proceso docente, y ello se corrobora en la participación en los concursos provinciales que genera el movimiento entre ellos el concurso de valores De donde crece la Palma, concursos que organiza el Programa  Mundial de Alimentos (PMA), de Ruedas de casino, y los cursos libres en las escuelas, todos bajo la huella profunda de una profesión, la huella del Instructor de Arte”.

“Los instructores llevan la música, el teatro, la danza y las artes plásticas a todos los sectores de la sociedad, con un contenido cada vez más profundo”, aseveró Mario Luis con total serenidad cual si sus palabras alcanzarán la magna obra que hoy día propician los Instructores de Arte en su principal misión: mejorar la calidad de vida de las personas a partir de la elevación de su cultura general e integral.

Afianzar la labor de los instructores en su entorno social cercano a la escuela, como estructura fundamental de intervención en el consejo popular, que constituye una proyección de trabajo de estos artistas agrupados en su estructura de base a partir de las escuelas, las Casas de Cultura y otras instituciones donde se encuentran insertados.

Su impacto social se manifiesta también a partir de su inserción en el proyecto Por nosotros mismos, mediante intervenciones comunitarias en todos los municipios de la provincia, y sus presentaciones culturales en varios espacios culturales de la provincia.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − = tres