Historia

Aquel SI al Socialismo

Hace 39 años, la prensa reflejó aquel singular acontecimiento, cuando el 15 de febrero de 1976, millones de cubanos respondieron a la convocatoria del referendo y expresaron con su voto político la aprobación de la primera Constitución Socialista de Cuba.

Ningún proceso constitucional en esta región había tenido hasta ese instante tanta amplitud participativa. Desde un año antes, el anteproyecto de esta ley de leyes se sometió a discusión pública en asamblea de vecinos donde participaron varios millones de personas y formularon propuestas que llevaron a modificar 60 de los 141 artículos propuestos.

Aquel 15 de febrero de 1976 votó en Cuba el 98 por ciento de los electores mayores de 16 años y la jornada se convirtió en una fiesta popular no solo en cada barrio o comunidad, sino también en muchas otras partes.

Pescadores que votaron en alta mar, pilotos que lo hicieron antes de abordar los aviones, mientras miles de compatriotas destacados en el extranjero también sufragaban.

La Carta Magna socialista tuvo el SI del 97,7 por ciento de los electores, mediante el voto libre y consciente apoya el socialismo, decía Fidel Castro dos días después. Y subrayaba la importancia que para Latinoamérica tenía que los cubanos, educados en el neocolonialismo y el capitalismo, apoyaran con convicción y entusiasmo el camino y la legalidad socialista.

La máxima ley de la República consolidó jurídicamente las conquistas de la Revolución, refrendó el papel de vanguardia de la clase trabajadora y su Partido marxista-leninista, la propiedad socialista sobre los medios fundamentales de producción, las formas y métodos democráticos de integración de los órganos del Estado, así como los derechos y deberes de los ciudadanos en una sociedad sin explotación o exclusión.

De esa manera se aprobó la primera Constitución Socialista de Cuba enaltecida por su carácter popular, revolucionario y profundamente democrático.

/mdn/

 

 

 

Artículos relacionados

Realengo 18, la fuerza de la razón

Tania Ramirez

Mártires de Goicuría, cuando la dignidad desafía a las balas

Tania Ramirez

Cazadores de Hatuey, la bandera de combate de los tuneros

Tania Ramirez

Enviar Comentario


× tres = 18