Las Tunas

Se acabó la sed en Bartle

Se acabó la sed en Bartle
Parte de la moderna tecnología instalada en la planta potabilizadora de agua de Bartle.

Bartle (Las Tunas).- Esta comunidad, distante a unos 25 kilómetros de la capital de la provincia de Las Tunas, está de fiesta y las personas que habitan el lugar lloran y ríen con la alegría de quien lo tiene todo después de muchos años de una larga espera y de sistemáticos planteamientos por su dificultad para acceder al agua potable.

Tras varios años de ejecución, este viernes fue inaugurada la planta potabilizadora del vital líquido, con un sistema de bombeo que garantiza el suministro estable durante las 24 horas de cada día para más de dos mil viviendas y seis mil 663 personas.

Atrás quedan seis pipas que llevaban el agua hasta tanques y cisternas, con un alto gasto de combustible, y el futuro se presenta con mucha satisfacción para los residentes en el lugar, según explica el presidente del Consejo Popular, Juan Echavarría Ortiz.

“Puedo decirte que, realmente, era un sueño esperado por todos. Para el pueblo de Bartle es decir que ha llegado la obra del siglo. Así lo siente la gente porque uno de los problemas más acuciantes que tenía la comunidad era el servicio que se recibía por pipas. Este es el mejor regalo de inicios del 2015”.

Se acabó la sed en Bartle
Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Las Tunas, compartió la alegría con los vecinos de Bartle.

Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central, y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en el territorio tunero, compartió la alegría de hombres y mujeres humildes y agradecidos como Milagros Valdevilla, quien recuerda la enorme escasez de agua que había en el poblado y asegura que la nueva instalación es una maravilla.

Con ella coincide Marbelis Morell Morell, una lugareña que se muestra feliz y, entre risas, llama a sus vecinos a ahorrar el recurso porque es lo más importante que hay en el mundo.

Victorino Izada Medina añade que esa solución beneficiará a su familia, y que era un anhelo colectivo, solo posible por la grandeza de la Revolución cubana.

Y Cristina Polanco Cabrera no teme que su recién operado corazón se derrumbe porque es una de las obras más lindas que se ha hecho en la comunidad, desde su surgimiento en 1902.

Contenta está también Lumismarys Polanco Domínguez, una joven que cree en las bendiciones y que hasta pensó en permutar su vivienda; pero ahora asegura que de Bartle no la saca nadie. También agradeció a José Chavero Murillo, presidente de la compañía Velamar, y Antonio Bernal Sandín, inversionista, dos ciudadanos españoles que pusieron su granito de arena para acometer la colosal obra.

Dice José que “la alegría de ver a la gente con agua, disfrutando, es incalculable, algo que no tiene precio, fantástico. La disposición de la gente es buena. Me he sentido muy a gusto y trabajando con compañerismo. Además, los operadores han mostrado interés por aprender el manejo de la planta. La verdad es que el pueblo de Las Tunas es fantástico, fenomenal, sencillo, natural y honesto y por eso nos encontramos como en casa”.

Se acabó la sed en Bartle
Antonio Bernal Sandín (i) y José Chavero Murillo.

Explica Antonio que “es una planta potabilizadora, gestionada por un sistema automatizado muy moderno que permite trabajar con decantadores y filtros que mejoran enormemente la calidad del agua que se bombea desde la presa. Ahora estamos participando en una licitación para las comunidades de Jesús Menéndez y Delicias, con una instalación de similares características aunque de mayor volumen de producción”.

Con un costo por encima de los tres millones 789 mil 700 pesos, según Mirtha García Rojas, delegada provincial de Recursos Hidráulicos, la obra contempla la estación de bombeo, conductora, las redes y la planta potabilizadora.

Ahora, cuando se hizo realidad la aspiración de los residentes en Bartle, se trazan metas futuras y ya se habla de un activo año 2016, cuando se prevé realizar el acueducto Jesús Menéndez-Delicias.

Seguramente allá reinará la felicidad, tal como ocurre actualmente entre quienes sienten el palpitar del agua a través de mangueras y tuberías en una comunidad que, por décadas, padeció sed.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Enviar Comentario


× 8 = sesenta cuatro