Las Tunas, Cuba. Lunes 25 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > José Martí: un Maestro para la vida

José Martí: un Maestro para la vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

jose_martiLas  Tunas-. Todos sabemos que un maestro es aquella persona que desde los primeros años de nuestra vida nos ayuda a adentrarnos en el amplio mundo del saber. El Héroe  Nacional de Cuba, José Martí es un maestro, y no precisamente porque enseñe a leer sino porque su intento está centrado en enseñar a vivir.

Afortunadamente, los que no tuvimos la dicha de pertenecer a su época, tenemos la oportunidad de consultar sus artículos y así no privarnos de los frutos de su pensar. Por eso hablo de él en presente, porque su legado hace que nunca haya muerto, que esté entre nosotros alertándonos, aconsejándonos como el mejor de los amigos, como un verdadero padre.

Nunca he entendido a los jóvenes que me dicen que no comprenden la forma de escribir de Martí porque es muy complejo. Es cierto que en muchos de sus escritos expone ideas que nunca he logrado descifrar; pero el que nunca lo haya entendido no ha leído ni siquiera La Edad de Oro,

Siempre he visto en él a un psicólogo de la vida, a esa persona que te dice lo que hay que hacer en cada momento, que evita que sufras decepciones y ahuyenta de tu personalidad los valores negativos.

Yo estoy segura de que si las personas hubiesen sido educadas siguiendo los dictados del Maestro no existieran muchos males que crecen como hierba mala en los seres de nuestros tiempos: desertores, lumpen, machistas, hipócritas.

Su primer consejo en el libro que dedica a todos los niños de América dice que el niño ha de trabajar, de andar, de estudiar, de ser fuerte, de ser hermoso: un niño bueno inteligente y aseado es siempre hermoso. Pero nunca un niño es más bello que cuando trae en sus manecitas de hombre hermoso una flor para su amiga, o cuando lleva del brazo a su hermana para que nadie se la ofenda.

Y qué me dicen de toda la introducción que hace en su obra Tres héroes cuando intenta formar valores en las personas: “Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado (…) el niño desde que puede pensar debe pensar en todo lo que ve, debe padecer por todos los que no vivan con honradez a su alrededor, y debe ser un hombre honrado”.

Y así cada uno de sus cuentos tiene una enseñanza real aplicada a miles de historias conocidas en nuestro alrededor. ¿Cuántas Masicas no existen, que por ambiciosas se quedan sin nada? ¿Cuántos Meñiques no conoces que sin más riqueza que su inteligencia han logrado triunfar y salir adelante? ¿Y que bello sería tener un Bebé que sufriera la pobreza ajena cómo si fuese propia y ayudara a sus amigos y a quien lo necesite?

Pondré más ejemplos: en nuestra sociedad prevalece la traición y la falsedad, no solo por parte de las relaciones amorosas sino también sucede con las amistades. Muchas veces se sufre por la pérdida de un amor, por el dolor de su traición y hasta se cree que ese golpe es mortal.

Para ayudar al sufrido a salir de la crisis Martí reflexiona algo así: No entiendo el dolor que una traición provoca; porque la persona que amábamos luego de que nos traiciona, deja de tener las cualidades por la cual la amábamos: la amábamos porque nos amaba, esa razón, luego de la traición ya no existe; la amábamos porque era sincera, luego de traicionar deja de serlo… y así da muchas cualidades que hacen pensar: ¿Qué hago sufriendo por él (ella) sin no es lo que merece mi futuro?

También alerta a las personas que tienen la mala costumbre de vociferar al mundo sus problemas internos y lloran por cada esquina para obtener compasión o consuelos de gente que puede que en el fondo solo se rían de sus desgracias porque desafortunadamente no todo el mundo es bueno como parece:

Vierte corazón tus penas

Dónde no las puedan ver,

Por soberbia y por no ser,

Motivo de pena ajena.

A su familia trató cómo merecen las familias ser tratadas, con respeto y amor. Da gusto leer las cartas que escribió a su madre, ¡con qué amor se refiere a ella!

Un 25 de marzo de 1895, cuando se dirigía a Montecristi con Máximo Gómez expone: “El deber de un hombre está allí donde es más útil, pero conmigo va siempre, en mi creciente y necesaria agonía, el recuerdo de mi madre”. Consejo oportuno hoy más que nunca para tantos profesionales  cubanos que dejan a sus familias y sus hogares por cumplir una necesaria misión, por salvar vidas, por ayudar a otros.

Quisiera terminar con fragmentos de la carta que más disfruto del Héroe Nacional, dedicada a Amelia desde Nueva York, en 1880. En ella aconseja  a su hermana y me parece que aconseja a cada una de nosotras, jóvenes en la actualidad, que muchas veces andamos por la calle, confiando en todo el mundo, creyendo a todos buenos y pecamos por inocentes: “Yo quiero que te guardes de vientos violentos y traidores, y te escondas en tí a verlos pasar: que como las aves de rapiña por los aires, andan los vientos por la tierra en busca de la esencia de las flores”.

(…) “No creas, mi hermosa Amelia, en que los cariños que se pintan en las novelas vulgares, y apenas hay novela que no lo sea, por escritores que escriben novelas porque no son capaces de escribir cosas más altas-copian realmente la vida, ni son ley de ella”.

Es Martí, sin dudas, un excelente médico de almas. Veamos los jóvenes en él esa ayuda que buscamos en canciones, ese consejo que anhelamos de amigos, esa inteligencia que nos ayude a salir adelante y afrontar golpes y tropiezos que nos impone la vida.

Veamos no solo al político sino al humano, al amigo, al padre, al Maestro.

/edc/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 + = doce