José, comunicador y campesino

La agricultura familiar en el municipio de Majibacoa tiene conexión estrecha con José Walter Márquez Cabrera.
José es trabajador de la Empresa de Comunicaciones de Cuba, su tiempo libre es poco, pero suficiente para dedicarle a sus plantas aunque sea 10 minutos cada día, porque ellas le dan de comer cuando más falta le hace, asegura este aficionado a sembrar.
¨Regar las matas me distrae mucho al retornar a casa luego de una extensa jornada de trabajo¨ enfatiza José, quien afirma haberse ahorrado ya unos cuantos pesos en viandas gracias a la fertilidad de su patio.
Interesado por conocer en detalle la historia de este hombre lo visité y si no es porque contó las plantas en presencia mía, ni lo hubiese creído, ni tampoco se lo comentara en este artículo a los seguidores de Tiempo21.
Al concluir el conteo tamaño asombro… El patio de Walter en este momento es habitado por 13 plantones de plátano burro, dos de plátano macho y tres de yuca… En su conuco familiar tiene además el campesino-comunicador una mata de fruta bomba, otra de limón y un cocotero.
¨El espacio para sembrar no es abundante, pero cuando se tiene una idea clara de lo que se quiere hacer, alguna solución aparece¨ subraya el apasionado agricultor.
Según él,  jamás ha trabajado en la agricultura, ni es un gran conocedor de la tierra, pero siempre le ha gustado investigarla.
José Walter Márquez Cabrera, no tiene el conocimiento de un ingeniero agronómico o el de un campesino afamado; sin embargo cuenta con lo principal.
La voluntad del que quiere luchar, un patio fértil y unas cuantas matas apretadas en un pedacito de tierra las que le agradecen a menudo la atención dispensada con un racimo de plátano o burro, una fruta bomba y unos cuantos limones.
/mdn/

Artículos relacionados

La bordadora de Barranca

Miguel Díaz Nápoles

Pedro y su hermosa vida de campo

Miguel Díaz Nápoles

Clarisbel, una vida dedicada a Bandec

Luisa Elena Rivera Cubelo

Escribir Comentario