Las Tunas, Cuba. Miércoles 20 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Los frutos del sacrificio

Los frutos del sacrificio

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Lorenita a los 5 años en la  Casa de la Décima.

Lorenita a los 5 años en la Casa de la Décima.

Las Tunas-. Idelsis, conocida por todos como la China, nunca imaginó que el mal embarazo de hace 10 años era porque en su vientre ya cantaba y bailaba la linda Lorenita. Según las historias de su familia, me atrevo a afirmar que si los niños nacieran hablando, Lorena Lores Castro,  aquel 14 de mayo,  hubiese cantado una tonada para las jóvenes madres del salón.

Con solo un año memorizó el Himno Nacional y a los cinco, en una Cucalambeana celebrada en San Gregorio, ya regalaba a todos los vecinos su talento.

Casualmente estaba ese día en aquel apartado lugar de la carretera de Jobabo,  el profesor de la Casa de la Iberoamericana de la Décima Juan Manuel Herrera y vio, en la pequeña, el talento que ha demostrado en todos estos años.

“Él me dijo que mi mamá tenía que llevarme a la casa Iberoamericana de la Décima porque yo tenía vocación para la música. Yo tenía 5 añitos cuando comencé a ir”, confiesa ahora.

Para ella y sus padres no fue la lejanía de su hogar impedimento para lograr adentrarse en el mundo del arte. Comenzó a ir cada sábado a los ensayos  y a las peñas una vez al mes.

“Al principio fue muy difícil; no solo por los ensayos sino por las diferentes presentaciones. Mi mamá y mi papá siempre iban conmigo. En una ocasión mi mamá estaba muy cansada y pensó que no podía ir más;  pero yo le dije que siguiéramos adelante que íbamos a triunfar”.

Este grupo de niños a través del baile, el canto, la improvisación y la conducción alegra a sus receptores en cualquier lugar de la provincia y fuera de ella.

“Hemos ido a muchos lugares y el público nos aplaude mucho, nos chifla y todo eso. Yo me siento muy contenta al saber que todos me quieren”.

Cuando Lorena tenía 8 años fue seleccionada entre los integrantes de su grupo para la realización de un disco de canciones campesinas llamado Eusebio del fin. El lugar escogido fue Cienfuegos,  bajo la disquera Bisk Music.

Según nos cuenta la pequeña fueron días de mucho trabajo, a las 6 de la mañana tenían que estar despiertos, una guagua los llevaba a grabar y  regresaban en horas de la noche al hotel.

En este recorrido pasó algo inolvidable para la su carrera artística. Fueron invitados al teatro Carlos Marx en La Habana para que participaran en la gala de Cubadisco. Solo pudieron ir 4 niños del grupo: Lorena estaba entre ellos. De sus experiencias nos cuenta:

“Estuvimos con varios artistas cubanos, por ejemplo con Liuba María Hevia, Gualdo Mendoza, Lidis Lamorú, entre otros. Me sentí alegre al saber que podía estar en La Habana con todas estas personalidades, me dieron la tarea de presentar a Gualdo Mendoza con una canción. A parte de eso los cuatro niños cantamos una ensaladilla. Cantamos y bailamos mucho esa noche.

El teatro estaba lleno de personas y  la aceptación del público fue muy buena. Todos se pararon y nos aplaudieron, también nos chiflaron. Me sentí más grande de lo que era”.

La canción con la que esta pequeña artista presentó a Gualdo Mendoza, apenas la había memorizado la noche anterior. Sus padres,  entre el público, rezaban que todo saliera bien, los nervios podían traicionar a  su hija. Sin embargo,  Lorena logró emocionar a todos, hasta al propio Gualdo, quien tuvo que recurrir a ella una vez terminada su presentación:

“Cuando Gualdo Mendoza terminó su presentación preguntó por mí. Al encontrarme me dijo que nadie le había hecho algo así en toda su vida. Me felicitó  porque había cantado bien y también me dijo que se sentía orgulloso de saber que una niña como yo podía presentarlo a él”.

Ese día quedó en su recuerdo como uno de los más importantes en su carrera, además de ser el que más ha disfrutado. Pero no solo eso ha hecho. Esta atrevida niña hizo llorar a Cándido Fabré un 1ero de mayo en la plaza de la Revolución.

 “A mí  me avisaron que venía Fabré y yo dije que me quería aprender una canción para cantarla con él. Mi  hermana me llevó y la pasé muy bien. Al escucharme cantar se emocionó. Dijo que yo era la primera pequeña que se atrevía a cantar con él frente a un público tan grande”.

Sin dudas ama la música campesina y tiene la esperanza de rescatar, junto a los otros niños de su grupo, esta tradición en el pueblo.

“A mí lo que más me gusta cantar es música campesina porque es una tradición que se está perdiendo y podemos recuperar. Yo pienso que todo lo que hacemos en la Casa de la Décima tiene mucha importancia para el pueblo porque le gusta lo que hacemos y es un paso de avance en el logro de nuestra identidad”.

Cuando le pregunté por las personas que habían hecho posible su desarrollo como artista no dudó en responder.

Bueno, las personas que han estado siempre conmigo son mi mamá y mi papá. Ellos siempre me llevan a todos los ensayos porque me quieren mucho y quieren que siga en mi carrera”.

Comenzó muy animada y luego su voz se quebrantó en llanto. Sus padres, son su vida y las personas que le han demostrado que no importan los sacrificios cuando se intenta cumplir un sueño. La abrazaron fuertemente y cuando creí que no había más cabida para el diálogo me dijo animada:

“Yo invito a todos los niños a participar el día 28 de enero en la plaza cultural José Martí a una actividad por el 162 aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional y yo voy a ser  la conductora”.

/edc/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 5 = cero