Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > La magia de Sherezada recorre Las Tunas

La magia de Sherezada recorre Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Este último fin de semana llegó a Las Tunas el capítulo final (174) de la telenovela turca Las Mil y una noches, en la versión que MEGA en Chile puso a disposición de sus espectadores, con todo éxito, según refiere la prensa de esa nación.

Algo raro pasó también por acá, a unos 700 kilómetros de la capital cubana. La serie está incluida en uno de esos paquetes de productos audiovisuales de moda por estos tiempos, que son fraccionados, vendidos y   distribuidos a través  de memorias flash.

Me declaro partidaria de los debates intelectuales que refieren como basura lo que incluye el paquete de la discordia , pero igual me llama la atención cómo entre tanto material triunfó por acá  Las Mil y una noches.

En los días finales del 2014 pude contar, en un solo día, 12 conversaciones del tema en la peluquería, tres tiendas y hasta el esposo de mi amiga Socorro no para de elogiar la novela.

Mi vecina de los bajos, lo descubrí, la ve cuando todo está en calma, tarde en la noche y bien temprano en la mañana, además todavía le faltan muchos capítulos para llegar al final.

Así que investigué, y vi cuanto pude para crearme un criterio.

Las Mil y una noches,  producida para la televisión turca por TMC Film,  tuvo éxito de sintonía en Medio Oriente y Europa del Este de 2006 a 2009, con igual acogida  en Chile, a través de las pantallas de Mega en el 2014, que presentó una versión en español.

A finales del pasado año llegaron a Las Tunas los primeros capítulos y luego, cada semana de dos en dos. En esa espera de la entrega se enrolaron muchas y muchos que solo sabían la historia comercial publicada por los productores:

“En la teleserie Sherezade (Bergüzar Korel), una hermosa y talentosa arquitecta, viuda y con hijo diagnosticado con leucemia, para pagar el alto costo del tratamiento, decide acudir a su jefe en la empresa constructora, donde apenas lleva trabajando tres meses.

“Onur Askal (Halit Ergenç), un exitoso hombre de negocios, que no confía en las mujeres y cuyo cuento favorito es Las Mil y Una noches –de ahí el nombre de la serie-, accede a ayudarla con la condición de que ella pase una noche con él. Este encuentro inició una historia de amor”

Constantemente se recrea el más famoso de los cuentos de Las Mil…, donde un Rey que odia las mujeres, cada mañana decapita a la doncella que amanece en su cama. Es la joven  Sherezada la que logra encantar al monarca con sus cuentos que hizo durante las mil y una noches de su vida.

Puedo agregar que la serie turca vende constantemente a Estambul, como la capital de Asia, y tiene las mismas intenciones comerciales que similares producciones del  área latinoamericana.

Entender la pasión que en Las Tunas provoca la novela, es siempre la pregunta, y me sirvió leer nuevamente la crónica  La magia de Sherezada, publicada en el 2005 por el escritor y periodista cubano Lisandro Otero:

“… cuentan que el texto original de Las Mil y Una noches es de un erotismo exorbitante, de una poética sensualidad, que contiene toda la voluptuosidad del Oriente adornada de un sensible lenguaje lírico. El origen de esta obra se pierde en el tiempo. Está compuesta de caracteres y situaciones provenientes de la India, Irán, Egipto, Turquía y Grecia antiguas.

Su rico lenguaje, su delicada vibración poética, su fino erotismo –que en ningún caso se deja arrastrar a la pornografía–, su delirante fantasía, han hecho de ese libro uno de los  más favorecidos en la predilección de los lectores. Constituye una de las joyas de la narrativa mundial y un hito en la memoria de la imaginación popular”.

Justo ese apego a la vibración poética y el fino erotismo, tomado del texto original, es quizás la mayor conquista de la producción turca, que la catapultó a la fama mundial, vista en más de 45 países con un rotundo éxito de sintonía.

La banda sonora, incluye la orquestación del maestro ruso Rimsky Korsakov (1844-1908), autor de la  suite sinfónica Sherezada, valorada entre las principales del repertorio de música clásica en el mundo.

“Es una historia de amor de gente adulta y costumbres diferentes a las latinas, todo tierno y con ritmo”, es el criterio de la tunera Maritza Sosa Pérez sobre la propuesta audiovisual que llegó de Turquía.

Nada, siglos después, la magia de Sherezada recorre Las Tunas, con sus razones.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adalys Ray Haynes

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Se inició como reportera en Radio Victoria. Fue Jefa de Redacción y subdirectora del Sistema Informativo de la Radio en la provincia de Las Tunas. Presidenta de la delegación de la Unión de Periodistas de Cuba en Las Tunas. @adalyssr

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 0