Las Tunas, Cuba. Miércoles 20 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Manuel Sanguily: patriota intransigente, brillante periodista y orador

Manuel Sanguily: patriota intransigente, brillante periodista y orador

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

En la pléyade de patriotas que enaltecen la historia de Cuba desde el inicio de las luchas por la independencia del colonialismo español,  Manuel Sanguily es uno de los que sobresalen por su lucha tanto con las armas como con la palabra, la reciedumbre e intransigencia de sus ideas independentistas primero y antiimperialistas luego de la intervención estadounidense al final del conflicto armado entre cubanos y españoles, cuando ya los insurrectos tenían prácticamente derrotadas a las tropas ibéricas.

Nacido el 26 de marzo de 1848 en La Habana, Manuel apoyó desde su juventud las ideas independentistas que contra el dominio español comenzaban a tomar fuerzas en la Isla, y en enero de 1869, cuando aún no había cumplido los 21 años, se incorporó a la Guerra de los Diez Años, iniciada el 10 de octubre de 1868 con el levantamiento de Carlos Manuel de Céspedes junto a sus esclavos en el ingenio La Demajagua.

Según consta en una síntesis biográfica de Sanguily publicada por la enciclopedia digital cubana (ecured.cu),en esta larga conflagración tuvo participación directa en cerca de medio centenar de acciones armadas, entre las que sobresalen los combates de Maniabón, Guáimaro, Punta Pilón, Santa Cruz y Puerto Príncipe (1869), Clueco, Peralejo, Najasa y Minas (1870), Pensacola, Mulato, Zaragoza y el ataque a la Torre Óptica de Colón (Pintó), donde resulto herido en una cadera (1871), Palmarito, Aranjuez y Trinidad (1872), Auras, San Felipe, La Sacra y Nuevitas (1873), Mojacasabe, Las Guásimas, Jimaguayú y Cascorro (1874), Río Grande, La Reforma e Iguará (1875) y la toma de Las Tunas bajo el mando del Mayor General Vicente García (1876).

Pero Manuel Sanguily no fue sólo un valeroso combatiente, sino también un ilustre intelectual. Abogado y escritor de excelentes ensayos, también sobresalió como un lúcido y perspicaz periodista y orador que siempre defendió las ideas independentistas en la etapa de la colonia y antiimperialistas durante la seudorrepública instaurada en Cuba a partir de 1902.

Baste la siguiente cita de uno de sus discursos pronunciados en Matanzas en 1887, para comprender el patriotismo, la profundidad y trascendencia de su pensamiento político:

“… pretender que un pueblo entero sienta amor por otra tierra diferente a la de su nacimiento y morada, es contrario a las leyes de la Naturaleza”.

Como periodista, la obra de Manuel Sanguily resultó extensa y variada, según se consigna en un artículo publicado en la página digital cubaperiodistas.cu, de la Unión de Periodistas de Cuba.

En esta web se consigna que fue corrector de pruebas, colaborador y redactor en El Triunfo, Heraldo de Cuba, La Habana Literaria, El País, El Libre Pensamiento, Revista de Cuba y Revista Cubana.

Fundó la revista Hojas Literarias (1893-1894), fue redactor de Patria y Libertad (1898) y editorialista de La Discusión (1899),colaboró en Cuba Contemporánea y la Revista de la Facultad de Letras y Ciencias de la Universidad de la Habana.

En la revista mensual Hojas Literarias, su mayor empeño editorial, escribió casi exclusivamente los 22 artículos publicados entre el 31 de marzo de 1893 y el 31 de diciembre de 1894.

Abordó, fundamentalmente, temas históricos, filosóficos, estéticos y literarios, en su vertiente crítica y de alcance político.

Sobre su estilo, manifestó en una ocasión el prestigioso político e intelectual cubano Raúl Roa: “Fue escritor de estilo inconfundible y vigoroso pensamiento, crítico de fluidez y rigor poco comunes, tribuno de vuelo sostenido y lógica avasalladora de historiógrafo insobornable, puntillosidad extrema y magistrales esclarecimientos”.

Desde el punto de vista de sus ideas políticas, Manuel Sanguily sobresalió de manera brillante por su firme posición en contra de la Enmienda Platt y el Tratado de Reciprocidad, engendros impuestos por los interventores norteamericanos a Cuba para convertirla en una neocolonia.

En tal sentido se destacaron los discursos que pronunció como miembro del senado de la nueva “república”, en uno de los cuales expresó: “han convertido a nuestra nación en una colonia mercantil y a Estados Unidos en su metrópoli”, lo que evidenciaba su firme posición patriótica y antiimperialista.

Cuando se cumple este 23 de enero el aniversario 90 de su fallecimiento, los patriotas de la estirpe de Manuel Sanguily continúan siendo un paradigma de la firmeza del pueblo cubano en defensa de su soberanía.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Hernán Bosch

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Trabajó como reportero en el diario 26, donde fue además, jefe de Redacción y Jefe de Información. Fue reportero de la corresponsalía de la Agencia Cubana de Noticias en la provincia de Las Tunas, con una labor destacada en el tratamiento a los temas de la agricultura y la salud, entre otros. Está jubilado y es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @hrbosch

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − cuatro =