Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > Deportes > Atípica arrancada en segunda fase de la temporada cubana de béisbol

Atípica arrancada en segunda fase de la temporada cubana de béisbol

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

serie_nacional_beisbolLas Tunas.- Contra todo pronóstico, la segunda fase de la temporada cubana de béisbol arrancó de forma atípica, al producirse tres barridas en los primeros duelos, en los cuales Matanzas, Pinar del Río, Industriales y Ciego de Ávila, ratificaron su favoritismo para incluirse en el cuarteto semifinalista de la edición 54 de las series nacionales.

Los Cocodrilos de Víctor Mesa, apoyados en su tradicional juego integral, se mantuvieron imbatibles en su ‘’pantano’’ del estadio Victoria de Girón, tras superar en los tres choques a unos alazanes de Granma desconocidos, sin batear lo acostumbrado, de regreso a una pésima defensa y un pitcheo poco efectivo, salvo el abridor del choque de apertura Lázaro Blanco, quien mereció mejor suerte.

Este inicio triunfal de la tropa de Víctor Mesa hace pensar que, si no se produce una reacción vigorosa de los otros contendientes, logrará su pase a la semifinal a la mitad del camino de esta etapa, porque ya la ventaja es inmensa. Es evidente que los Cocodrilos están dispuestos a festejar el ansiado título, con el cual estuvieron coqueteando en las tres campañas precedentes.

Los tabaqueros de Pinar del Río dejaron atrás su mal momento. Terminaron a todo tren la fase clasificatoria y abrieron ahora con barrida sobre los aguerridos piratas de la Isla de la Juventud, otro equipo que se vio desmoronado, sin el empuje que lo llevó a ganar el boleto sin dificultad.

Industriales, encabezados por los hermanos Gourriel, verdaderos gallos-leones, ratificó su grandeza como equipo y se fue hasta Artemisa, donde les limpió el cuartel a los Cazadores. Fue tan rápido el ataque de las fieras de Lázaro Vargas, que los arqueros de Danny Valdespino no tuvieron tiempo de alistar sus flechas, para quedar inermes a merced de sus rivales.

Y si de fieras se trata, los tigres de Ciego de Ávila, no se quedaron atrás e hicieron pagar bien caro a los cachorros de Holguín sus tres intentos de tomar por asalto la cueva del ‘’José Ramón Cepero’’ como para ratificar que, su regreso a la etapa élite de la pelota cubana, tiene el marcado objetivo de luchar con garras y dientes, por una segunda corona nacional.

Lo cierto es que, al menos en esta arrancada extraña, los resultados hicieron añicos mi pronóstico, lo que no quiere decir, por supuesto, que esta pueda ser la tónica de los restantes compromisos. Yo sigo en mis 13, porque la historia de los últimos años y sobre todo lo ocurrido en la fase clasificatoria, demuestra la gran paridad de fuerzas que caracteriza a la pelota cubana y más ahora con la presencia de los refuerzos.

Por cierto, que en el caso de los peloteros que pasaron a reforzar a las novenas clasificadas, puede decirse que a Granma, por ejemplo, les fallaron lastimosamente, especialmente en el pitcheo, aspecto en el que el tunero Carlos Juan Viera, un joven de enormes facultades, cargó con dos derrotas en partidos a su favor en las postrimerías, algo que ratifica su falta de efectividad en las últimas salidas al box.

La situación en la tabla muestra una gran comodidad para Matanzas, líder absoluto con 34 triunfos y 14 reveses, seguido de Granma a cinco rayas, 29-19, Industriales a seis, 28-20, Pinar del Río, Ciego de Ávila e Isla de la Juventud a siete, 27-21, Artemisa a nueve, 25-23 y Holguín, 23-25, a 11.

Este jueves se reanudan las acciones y el enfrentamiento más interesante corre a cargo de los tabaqueros de Pinar del Río, que esperan por los leones azules de Industriales en el estadio Capitán San Luis. Este es uno de los clásicos de la pelota cubana, con una rivalidad fraternal, pero encarnizada, por eso no es probable una barrida y espero un 2-1 para cualquiera de los dos.

Los otros ganadores de sus compromisos anteriores, cocodrilos de Matanzas y tigres de Ciego de Ávila, que se mantienen en sus cuarteles generales, son lógicos favoritos para disponer de los alicaídos, cachorros de Holguín y alazanes de Granma, pero estos son peligrosos porque tienen capacidad teórica, sangran por la herida y necesitan reaccionar, so pena de irse de la lucha demasiado temprano.

Otros dos perdedores, cazadores de Artemisa y piratas de la Isla de la Juventud, se batirán en el cuartel de los primeros. Las posibilidades teóricas están parejas y debe ocurrir un  triunfo 2-1 para cualquiera de los dos, obviamente urgidos de sacudirse el serio descalabro sufrido ante Leones y Tabaqueros, además de que precisan evitar una caída en barrena.

Aunque desde mi punto de vista no debe ocurrir un desbalance absoluto en fecha tan temprana del calendario, tampoco puede descartarse que los considerados cuatro grandes, Matanzas, Pinar del Río, Industriales y Ciego de Ávila, sean capaces de escaparse y definir su presencia en semifinales a la mitad del tramo final. Si el resto no reacciona en concordancia con sus potencialidades, sería lamentable, pero las últimas jornadas podrían ser de puro trámite.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete × = 21