Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Septiembre de 2017
Home > Opinión > ALBA, proa a la integración y la igualdad social

ALBA, proa a la integración y la igualdad social

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Naciones Unidas.- A una década de su fundación, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) mantiene su rumbo hacia la integración latinoamericana y caribeña con igualdad social y oportunidades para los sectores más vulnerables.

Creado el 14 de diciembre de 2004 por los líderes Fidel Castro y Hugo Chávez, el bloque integracionista agrupa a Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

A propósito del aniversario, Prensa Latina dialogó con embajadores de países miembros ante Naciones Unidas, donde la Alianza promueve el multilateralismo y busca posturas comunes dentro de mecanismos de concertación del Sur, como el Grupo de los 77 más China, el Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

INCLUSIÓN SOCIAL

El ALBA muestra hoy con orgullo resultados concretos en materia de inclusión y bienestar humano, afirmó el representante permanente alterno de Cuba, Oscar León.

De acuerdo con el diplomático, se trata de una manera de hacer realidad el acceso a la educación, la salud y el disfrute de los derechos humanos por todas las personas, incluyendo las tradicionalmente marginadas, “algo que con tanta fuerza se proclama en ONU, aunque a veces con mucha hipocresía”.

Sobresalen los más de tres millones 500 mil beneficiados por la Operación Milagro, la cual ha permitido recuperar o mejorar la visión gratuitamente a latinoamericanos y caribeños imposibilitados de pagar los altos costos de las intervenciones quirúrgicas.

También fruto de los procesos de unidad regional vinculados con la Alianza, devenida en Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), están las millones de personas que aprendieron a leer y escribir a partir del método Yo sí puedo, creado por expertos cubanos y reconocido por la Unesco, agregó León.

En ese contexto, Venezuela (2005), Bolivia (2008) y Nicaragua (2009) se declararon territorios libres de analfabetismo.

El embajador alterno de la isla recordó que los beneficios de todos estos programas y acciones van más allá de los miembros del ALBA-TCP.

Por su parte, el representante permanente de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, resaltó el programa de cooperación energética Petrocaribe, “una forma distinta de utilizar nuestros recursos naturales estratégicos no renovables”.

La Operación Milagro, la alfabetización y Petrocaribe ponen de manifiesto una novedosa manera de unir a los pueblos, la de anteponer el ser humano y la madre tierra al capital, subrayó.

Según el diplomático boliviano, los logros de la Alianza en su década de existencia deben servir de plataforma para potenciar el bienestar en la región.

Tenemos mucho que celebrar en este décimo aniversario, pero mirando al futuro con optimismo y trabajo, porque vendrán nuevos éxitos, vaticinó.

LA INTEGRACIÓN COMO BANDERA

El ALBA-TCP es un mecanismo de unidad en la diversidad, con objetivos bien claros, señaló el embajador de Ecuador, Xavier Lasso.

Para el funcionario, la integración, el respeto a la soberanía y la solidaridad son principios que el bloque fundado en diciembre de 2004 conserva incluso en circunstancias complejas.

Al respecto, destacó que la Alianza no se suma a atropellos, “ni actúa como una veleta que va a donde más fuerte sople el viento”.

Desde sus sólidas posiciones, el ALBA-TCP constituyó un motor impulsor de otros mecanismos de integración en América Latina y el Caribe, como la Celac, Comunidad que agrupa a los 33 países independientes de la región.

Además, mantiene estrechos vínculos con la Unasur, el Mercosur y la Caricom.

Los embajadores consideraron que con su nacimiento, comenzaron a tomar forma los sueños de unidad de los próceres Simón Bolívar, José Martí, Antonio José de Sucre, Eloy Alfaro, José de San Martín, Francisco de Miranda y Túpac Katari.

EL ALBA EN NACIONES UNIDAS

Según León, Llorenti y Lasso, en la ONU, los estados miembros del bloque coordinan constantemente para llevar posturas comunes al Mnoal y la Celac, escenarios de concertación del Sur.

En ese sentido, el ALBA-TCP ha sido fundamental en las negociaciones de un convenio marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático, y participó activamente en el proceso que desencadenó en la Conferencia para el Desarrollo Sostenible Río+20, acogida por Brasil en 2012, expuso el diplomático cubano.

León también mencionó las gestiones de la Alianza en los trabajos en curso para definir la agenda post-2015, la cual a partir del año próximo contendrá los nuevos objetivos globales de combate a la pobreza, erradicación de las desigualdades y armonía con la naturaleza.

Asimismo, expertos de sus países realizan frecuentes encuentros para llevar a la práctica en el ámbito multilateral las decisiones de nuestros líderes en diversas instancias de la organización, entre ellas las cumbres presidenciales y el Consejo Político (reunión de cancilleres), añadió.

Por su parte, Lasso resaltó que en la ONU, el ALBA-TCP defiende posturas comunes basadas en principios como el respeto a la soberanía y la diversidad.

“Coordinamos mucho, por lo que siento una enorme cercanía con el resto de los embajadores, a quienes nos unifica este proyecto de integración”, afirmó.

Para el diplomático ecuatoriano, no puede olvidarse que el bloque muestra claridad en sus criterios, incluso en votaciones complejas, que pueden generar críticas y ataques.

La Tercera Comisión de la Asamblea General aprobó recientemente un polémico proyecto de resolución, promovido por Japón y la Unión Europea, que acusa a la República Popular Democrática de Corea de violaciones de los derechos humanos y sugiere remitir el caso a la Corte Penal Internacional, texto que no fue apoyado por ningún país del ALBA-TCP.

“No queremos manipulación de los derechos humanos en beneficio de los más poderosos”, explicó Lasso, quien insistió en que la Alianza tiene una moral muy alta, para resistir cualquier embate derivado de sus posiciones de principio.

“La existencia del ALBA es una maravilla”, sentenció. (Waldo Mendiluza/Prensa Latina)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 2 = dos