Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Derechos humanos > Nacer en Cuba, nacer con derechos propios

Nacer en Cuba, nacer con derechos propios

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El nacimiento es en Cuba un momento especial para cada nueva familia y la sociedad, pues esos infantes llegan a este mundo sin sospechar los derechos que tiene desde el instante mismo en que llantos se escuchan por vez primera, y desde que sus nombres quedan registrados en un documento oficial que garantiza su personalidad jurídica para identificarse de por vida, cuando en el mundo miles de personas viven indocumentadas sin voz propia.

Su cuidado es singular, gozan de una atención permanente en consultas posnatales para el seguimiento físico y motor, asesoradas por especialistas en Medicina General Integral y una enfermera quienes acompañarán su desarrollo en los primeros años de vida, etapa en la cual mediante el Programa Nacional de Vacunación son protegidos contra 13 enfermedades, de ellas nueve erradicadas en esta nación como.

La educación forma parte de las particularidades que en esta etapa se disemina porque en esos primeros años quienes no pueden asistir a las instituciones educativas como los Círculos Infantiles, se les garantiza la formación desde las edades tempranas mediante el programa Educa tu hijo, una modalidad no institucional que garantiza el proceso educativo en condiciones del hogar, y que se extienden a las zonas urbanas y rurales con el apoyo de docentes y promotoras de la comunidad.

A ello se suma la continua inserción de forma organizada, masiva y sistemática en las diferentes enseñanzas como la Primaria, Secundaria, Preuniversitaria (pre-urbanos y escuelas de oficios), hasta los estudios universitarios, antesala de su ingreso como trabajador asalariado que incluye además dos años de servicio social para una mayor preparación calificada.

Las limitaciones físicas o las necesidades educativas especiales no son impedimento para la educación de niños y jóvenes en este territorio proclamado libre de analfabetismo desde 1961, pues la inclusión social forma parte de las características esenciales de la sociedad cubana, en la que hay habilitados un grupo de profesores ambulantes que llevan los números y las letras hasta los hogares, y existen además centros especializados de alto nivel para la educación y formación.

Así es Cuba, una nación que se erige hoy ante el  mundo referente cuando de derechos humanos se aborde, con un proyecto social  defensor de la primera Ley internacional sobre los derechos del niño y la niña, aprobada desde 1989, es una isla como otra cualquiera, pero con la distinción de quienes habitan en ella, duermen, sonríen,  y caminan por sus calles viven y conocen sus derechos, con la garantía siempre de un mañana con nuevas oportunidades.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, graduada de Comunicación Social Universidad de Oriente. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Profesora universitaria. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomada en Ciencias de la Comunicación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Premiada en varios concursos. @yami679

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ ocho = 11