Combate de Alegría de Pío: rumbo a la victoria

Monumento en Alegría de Pío, escenario del primer combate de los expedicionaroios del Granma.
Monumento en Alegría de Pío, escenario del primer combate de los expedicionaroios del Granma.

Rendidos de cansancio tras el duro desembarco, los expedicionarios del Granma pasaron la noche en un bosque rodeado de cañaverales en un lugar llamado Alegría de Pío, cercano a Cabo cruz en la actual provincia oriental de Granma.
Muchos durmieron la mañana de aquel 5 de diciembre, sin saber que habían sido traicionados por el guía y estaban rodeados por el ejército de Batista.
Totalmente desprevenidos e inexpertos en los avatares de la guerra, los bisoños rebeldes aprovecharon para comer cañas, curarse las ampollas de los pies y conversar.
El primer disparo los sorprendió y sin tiempo para reponerse, una lluvia de balas cayó sobre ellos. En medio de la confusión, algunos intentaron resistir, pero, en verdad, la mayoría solo atinó a tratar de escapar.
Fidel intentó organizar la tropa, pero fue imposible, pues durante el bombardeo, cada quien trató de alejarse  del cañaveral donde varios expedicionarios perdieron la vida. Otros fueron hechos prisioneros o se entregaron y fueron asesinados después. Solo unos pocos lograron retirarse del lugar.
Varios días después,  doce de aquellos hombres y con solo siete se reencontraron y  Fidel exclamó: ¡Ahora sí ganamos la guerra!
Aquella primera derrota Alegría de Pío, se convirtió en cimiento del Ejercito Rebelde que poco más de dos años después expandió la independencia por toda Cuba.

Artículos relacionados

Tributo al Apóstol, un empeño del Movimiento Juvenil Martiano en Las Tunas

Yami Montoya

Rememoran en Las Tunas paso de la Caravana de la Libertad

Naily Barrientos Matos

Sorprendidos por la muerte

Tania Ramirez

Escribir Comentario