Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Comandante Paco Cabrera, simbiosis de humildad, valentía y fidelidad

Comandante Paco Cabrera, simbiosis de humildad, valentía y fidelidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Paco Cabrera (d) junto al Comandante en Jefe Fidel Castro, en los días inmediatamente posteriores al triunfo de la Revolución.

Paco Cabrera (d) junto al Comandante en Jefe Fidel Castro, en los días inmediatamente posteriores al triunfo de la Revolución.

En un humilde bohío de la finca La Aguadita, en la zona rural del oriental municipio de Puerto Padre, actual provincia cubana de Las Tunas, vio la luz el 4 de diciembre de 1924, hace hoy 90 años, un niño que en la década de los años 50 llegaría a convertirse en una figura prominente en la última etapa de las luchas libertarias del pueblo cubano: Francisco (Paco) Cabrera Pupo.

Hijo de los pobres jornaleros agrícolas Esteban Cabrera y María Pupo, Paco sólo pudo realizar estudios primarios, debido a que se vio precisado a trabajar la tierra desde niño para ayudar económicamente a su familia.

Desde muy joven se vinculó a las luchas de los obreros agrícolas por sus reivindicaciones y, luego del golpe de Estado protagonizado el 10 de marzo de 1952 por Fulgencio Batista, fue de los primeros en rechazar aquella violación de la Constitución, y se incorporó al Partido Ortodoxo, en cuyas filas realizó diversas actividades en Vázquez, Delicias y otros poblados del municipio.

Según datos consignados en la enciclopedia digital cubana (ecured.cu), que se remite entre otras a investigaciones realizadas por el historiador de Puerto Padre, Ernesto Carralero Bosch, y a trabajos de los periodistas Raúl Martes y Juan Morales, Paco estuvo en el grupo que, apenas dos días después del asalto al cuartel Moncada,  se reunió en la playa La Jíbara para apoyar aquella heroica acción ejecutada el 26 de julio de 1953 por los jóvenes revolucionarios comandados por Fidel Castro.

Debido a sus actividades conspirativas y su militancia ortodoxa, fue encarcelado y torturado junto a otros jóvenes revolucionarios, pero ello no lo hizo cejar en el empeño de incorporarse cada vez más directamente a la insurrección contra el tirano Batista.

Esa decisión inquebrantable llevó a Paco a integrar uno de los grupos organizados por Frank País en la zona del central azucarero Delicias (hoy Antonio Guiteras) bajo la dirección de Guillermo Domínguez, para participar en las acciones de apoyo al desembarco del Granma.

El 29 de noviembre de 1956 al grupo de Paco debía atacar el cuartel del ejército en Delicias, pero la acción no se llevó a cabo porque las armas con las cuales debían ejecutarla no llegaron.

La dictadura desplegó luego una considerable fuerza para apresar a los revolucionarios y Paco fue capturado, recibió golpes y torturas, pero por falta de pruebas fue puesto en libertad.

Narra la biografía de Francisco Cabrera Pupo divulgada en ecured.cu que en 1956, cuando en el periódico Prensa Libre salió publicada la declaración de Fidel Castro en México en la que prometía “En  este año de 1956 seremos libres o seremos mártires”, Paco enseñó el periódico a su esposa y le dijo:

“Si Fidel viene a Cuba, me voy con él…”.

En ese mismo año, al constituirse en el territorio el Movimiento 26 de Julio, se vincula a esta organización de inmediato. Establece relaciones con otros revolucionarios y, en abril de 1957, se incorpora a la lucha armada en la Sierra Maestra.

Ya entre las fuerzas guerrilleras, es designado para formar parte de la columna del Comandante Ernesto Che Guevara, bajo las órdenes directas de Ciro Redondo.

Desde los primeros momentos, Paco evidenció sus dotes de combatiente y se destacó por su valentía, disciplina, compañerismo y fidelidad a toda prueba. Participó en unas 30 acciones combativas durante los cerca de 20 meses en que tomó parte en la lucha armada.

En la batalla de Veguitas, en Manzanillo, ganó los grados de capitán y Fidel lo designó  jefe del pelotón Frank País, que tuvo un desempeño meritorio en el segundo Combate de Pino del Agua, al impedir el avance de tropas batistianas con cerca de un millar de soldados.

Luego, se destacó, entre otros,  en los combates de Baire, Bueycito, Oro de Guisa, Charco Redondo y  sobre todo en Maffo, donde Fidel lo ascendió a comandante. En esa ocasión, también, los comandantes Raúl Castro y Juan Almeida, jefes del II y el III Frente Oriental, lo designaron jefe de la escolta personal del líder de la Revolución, Fidel Castro.

Lamentablemente, apenas unos días pudo disfrutar el Comandante Paco Cabrera la alegría inmensa del triunfo definitivo de la Revolución, el primero de enero de 1959.

En cumplimiento de su misión como jefe de la escolta personal del Comandante en Jefe Fidel Castro, responsabilidad que mantuvo luego del triunfo revolucionario, perdió la vida el 27 de enero de ese propio año, en un lamentable accidente en el Aeropuerto de Maiquetía, en Venezuela, el día del regreso de una visita que realizó a ese país el líder de la Revolución Cubana.

Consternado por tan irremediable pérdida, Fidel dijo unas palabras que resumen la altísima estima y la gran valoración de la personalidad de Paco que tenía el jefe de la Revolución:

“La guerra ha terminado, la muerte, no, Cuba y la Revolución han perdido a un hombre extraordinario, era uno de nuestros más sólidos valores”.

En la ciudad de Puerto Padre, cabecera de su municipio natal, donde reposan sus restos, se le rinde eterno homenaje en un parque que lleva su nombre y exhibe una estatua del heroico comandante, ubicado frente al Fuerte de La Loma, Monumento Nacional, mientras en la ciudad de Las Tunas, capital provincial, también se enorgullece de llamarse Paco Cabrera la Empresa de Estructuras Metálicas, una de las principales instalaciones industriales del territorio, como parte del perpetuo reconocimiento que el pueblo cubano rinde a sus héroes y mártires.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ cuatro = 9