Las Tunas, Cuba. Sábado 25 de Noviembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > La interesante historia del Gran Chiflán Clark (II)

La interesante historia del Gran Chiflán Clark (II)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas-. En la presencia de Chiflán Clark con el Matanzas, en la Liga Independiente, se avizoró su consolidación en el béisbol profesional cubano, pero sorprendió a todos que el  regreso a la nómina de los Alacranes en la temporada 47-48, significó un notable descenso con pobre 203 de promedio ofensivo.

En cuatro campeonatos invernales, Chiflán solo bateó 214, lo cual unido a la temporada independiente sumó 527 veces al bate, 73 carreras anotadas, 124 imparables nueve dobles, cuatro triples, solo dos jonrones, 34 carreras impulsadas y 235 de promedio ofensivo general, bien lejos de lo que de él esperaban aficionados, técnicos y periodistas.

No obstante, el gran cañón de la pelota tunera, incursionó con el famoso equipo New York Cubans, de las Ligas Negras de Estados Unidos, donde coincidió con uno de los más brillantes jugadores cubanos de todos los tiempos, Orestes “Minnie” Miñoso, quien luego de la eliminación de la absurda barrera racial, alcanzó la titularidad con el legendario conjunto Medias Blancas de Chicago y se mantuvo activo por casi tres décadas en las MLB.

Diamantes de Colombia y México conocieron del quehacer de Chiflán Clark, además de que en terreno propio estuvo en muchos equipos, y en la Liga de Pasillo, en la cual participaban los jugadores sobrantes de la temporada regular, hizo varias giras por Cuba a finales de los años 40 y principios de los 50, del siglo 20.

Ya, en aquellos momentos, el famoso jonronero oriental comenzaba a apagarse y no demoró en desaparecer sin haber cumplido jamás, las expectativas que prometía su talento extraordinario.

¿Qué pasó realmente con el Gran Jonronero? Chiflán, semianalfabeto y con una vida desorganizada, fue víctima de enfermedades de transmisión sexual que minaron su físico y lo limitaron de manera absoluta en el afán de desarrollar sus facultades.

Eso explica que un hombre capaz de conectar cuadrangulares de manera cotidiana, de hacerse famoso por la distancia que recorrían sus batazos, solo botó dos pelotas en toda su incursión en la Liga Profesional Cubana.

Conocí a Chiflán Clark cuando apenas tenía unos siete u ocho años, porque él era gran amigo de mi padre y ambos jugaron juntos en el conjunto de Victoria de Las Tunas, pero no lo vi accionar en el terreno cuando brillaba en prácticamente todas las posiciones. Mi memoria solo registra que escuché por radio en enero de 1948, cuando decidió con cohete al centro un choque ganado por mi favorito Almendares frente a su eterno rival, Habana.

Ah, pero la vida me dio la alegría de ver a Chiflán en un histórico partido entre veteranos peloteros de Victoria de Las Tunas y de Puerto Padre, celebrado en el estadio Julio Antonio Mella, de aquí, en el verano de 1964. Cuando apenas comenzaba en el periodismo voluntario, aplaudí sus fildeos en la inicial y conectar batazos claves.

Por cierto, en aquel inolvidable choque, brilló por los puertopadrenses el legendario “Yoyo” Díaz, lanzador estrella de las Ligas Negras. Y, por supuesto, el zurdo Juan Batista, mi padre, quien requerido por cazadores de talentos, nunca firmó profesional debido a que poseía un buen empleo en el Ferrocarril y no quiso poner en riesgo la estabilidad económica de su familia.

/mdn/

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ tres = 4