Las Tunas, Cuba. Jueves 21 de Septiembre de 2017
Home > Las Tunas > Reciclaje de neumáticos: un negocio sobre ruedas

Reciclaje de neumáticos: un negocio sobre ruedas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Eider Lapido, chofer de la Empresa Forestal Integral, considera que la calidad del reciclaje debe mejorar.

Eider Lapido, chofer de la Empresa Forestal Integral, considera que la calidad del reciclaje debe mejorar.

Las Tunas.- El hombre suda y maldice junto a su camión; se quita un poco de fango de las manos con un grasiento trapo, se pasa el dorso de la diestra por la frente, concluye de zafar la banda gomosa de la llanta y la lanza con toda su fuerza hacia el vecino matorral. De pronto, queda pensativo y recuerda haber leído que cada año en el mundo unos mil 500 millones de neumáticos desechados van a parar a los vertederos, a las hogueras o a otros sitios, con lo cual causan graves daños económicos y ambientales.

Es un problema del que no escapan ni Cuba ni su provincia de Las Tunas, cuya capital es esta ciudad, situada a 690 kilómetros al este de La Habana.

Sin embargo, en los últimos tiempos, tanto en el resto del país como aquí, el panorama ha mejorado mucho, gracias al control y la exigencia que ha traído la actualización del modelo económico propio, a partir del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC). Hoy existe mayor conciencia acerca de la gran importancia de recuperar y reciclar las llantas desgastadas.

Por ejemplo, hasta el cierre de octubre último Las Tunas entregó cinco mil 500 cascos de neumáticos a la planta recuperadora Arsenio Escalona de Holguín, los cuales al ser recapados sustituyen importaciones valoradas en cerca de 820 mil dólares.

La cantidad de gomas enviadas a recauchar sobrepasó ligeramente el plan previsto para esos 10 meses, porque la inmensa mayoría de los organismos con sede en territorio tunero alcanzaron sus respectivos planes.

Entre ellos se destacó el Consejo de la Administración de la provincia, que atiende de manera directa a las entidades de subordinación local, y a la vez controla integralmente la actividad.

Leticia Escalona Pérez, especialista de dicho órgano administrativo, informó a Tiempo21 que también sobresalieron en el cumplimiento de sus compromisos las dependencias del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y los ministerios del Interior (Minint), Informática y Comunicaciones (MIC), Transporte (Mitrans), Industrias (Mindus) y Agricultura (Minag).

En cambio, según la funcionaria, las unidades adscritas al Ministerio de Salud Pública (Minsap) continúan reincidiendo en sus incumplimientos, aun cuando el recape de neumáticos ayuda a mejorar la situación higiénico-sanitaria de las comunidades.

Vale recordar que mediante el reciclaje se reducen los depósitos donde pueden alojarse insectos, ratones y otros vectores responsables de múltiples afectaciones a la salud humana.

De acuerdo con diversas investigaciones, los mosquitos trasmisores de enfermedades tropicales tienen 400 veces más ventajas para reproducirse en el agua depositada en las llantas de caucho abandonadas, que si dependen de las condiciones naturales.

Como si fuera poco, el recape es mucho más ecológico, si se compara con la producción de neumáticos nuevos, pues requiere menor consumo de petróleo, azufre y otras materias contaminantes.

Mirada al retrovisor

Amigo, a estas alturas de su viaje a bordo de Tiempo21, aplique usted los frenos y ponga la palanca en posición de retroceso para volver al tema de la economía.

Acorde con la experiencia adquirida en España, Estados Unidos, Italia y otros países altos recicladores de neumáticos, recapar tres veces una misma pieza cuesta mucho menos que comprarla nueva, y, sin embargo, con ella puede recorrerse el mismo kilometraje.

Para conocer mejor la realidad más cercana, nuestro diario digital salió a buscar opiniones entre los conductores de vehículos.

Israel Céspedes Conesa, natural del municipio tunero de Colombia y hoy residente en esta capital, afirmó haber conducido camiones durante 37 años consecutivos, hasta su jubilación, en 2012.

–Una goma recapada dura lo que usted no se imagina –dijo, muy convencido–. Pero eso sí, hay que saber cuidarla: colocarla donde debe ir, con la presión de aire requerida y protegerla del intenso sol, siempre que sea posible.

Así mismo piensan Eider Lapido, chofer de la Empresa Forestal Integral de Las Tunas, y Senén Moya Aguilera, quien ocupa igual puesto en la Dirección Provincial de Cultura, aunque ambos se refirieron al asunto con enfoques acordes con sus respectivas experiencias.

–Sé que el recape puede ahorrar muchísimo a la economía del país, pero debe primar la calidad en la planta recicladora y saber a qué labor se destinan los neumáticos recuperados; porque a veces ocurre esto… –advirtió Lapido, avanzó hasta un camión estacionado junto al suyo, se colocó al lado de las gomas traseras y mostró cómo la banda de caucho comenzaba a despegarse en una de ellas. Volvió junto al periodista y prosiguió:

“Pienso que si nuestros carros van a utilizar cascos recapados tienen que reunir muy buenas cualidades, porque vivimos en los terraplenes, las guardarrayas, las veredas y los bosques, extrayendo grandes cargas de madera; frecuentemente nos atascamos o sufrimos otras averías: los neumáticos se perforan, se desflecan y terminan siendo inservibles”.

Senén Moya también es partidario de recuperar las gomas y de reutilizarlas en los vehículos y quehaceres más convenientes.

–Además de sustituir importaciones, de ahorrar recursos naturales y dinero, y favorecer al medio ambiente, el recape tiene un considerable impacto social –aseguró el trabajador–. Fíjese que a veces, por cuestiones de seguridad o por otros motivos, ya no es recomendable mantener a un equipo con el mismo neumático reutilizado, y con él se pone en marcha o se le alarga la vida útil a otro medio de transporte, en beneficio de la economía, la sociedad, el propio chofer y su familia.

Pero Senén considera que la labor de recape, tanto en la planta holguinera como en otras, debe mejorar, máxime si se tienen en cuenta las altas temperaturas reinantes en Cuba durante casi todo el año y el mal estado de los viales.

Es inobjetable que en Cuba y Las Tunas existe una mayoritaria cantidad de personas como Israel Céspedes, Eider Lapido y Senén Moya, cuyas opiniones sobre tan importante tema son críticas, pero positivas.

No puede soslayarse, empero, que en cualquier parte del Archipiélago aún hay miles de empresarios y choferes que no acaban de mirar con suficiente luz larga la realidad, y prefieren pasarle por el lado velozmente, rumbo al puerto donde esperan encontrar gomas nuevas, aunque las divisas del país naufraguen.

Un negocio sobre ruedas

Sudoroso y sucio desde el pelo hasta las suelas de las botas, el hombre busca afanosamente entre los matorrales. De pronto uno de sus pies tropieza con el inconfundible objeto, lo agarra con fuerza, lo levanta, camina hacia la guardarraya, se detiene junto al camión, coloca en la parte posterior la banda de goma que trae en la mano, sube a la cabina, enciende el motor y sale en paz consigo, como quien acaba de conquistar el mayor de los trofeos.

/mdn/

Lea más:

¿Qué se hace con los neumáticos reciclados?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Raúl Estrada Zamora

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Ha trabajado en todos los medios y fue director de la revista Transporte, de La Habana. Se inició en el diario 26 y trabajó como Jefe de Información en la Televisión. Fue editor de Tiempo21. Como reportero atiende los temas del programa alimentario y la agricultura, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @Raulezdecuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos × 9 =