Las Tunas, Cuba. Lunes 25 de Septiembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > La interesante historia del Gran Chiflán Clark (I)

La interesante historia del Gran Chiflán Clark (I)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

En varias ocasiones y por razones bien convincentes he compartido con los lectores las hazañas de Cleveland Chiflán Clark, pelotero de Las Tunas de origen jamaicano, considerado el más grande bateador amateur de la antigua provincia de Oriente, desde mediados de la década del 30 hasta el comienzo de la del 50 del pasado siglo, quien llegó a incursionar en la pelota profesional cubana con los emblemáticos equipos de Habana y Almendares, los bien llamados eternos rivales y en las famosas Ligas Negras de Estados Unidos, cuando aún los negros eran víctimas de la exclusión racial en las MLB.

Pero, ¿por qué vuelvo sobre el legendario toletero? He narrado decenas de hechos y referido innumerables anécdotas de las que Chiflán fue protagonista, especialmente en la pelota aficionada, pero nunca había podido conseguir, en años de investigación, los números que indicaran la realidad de su quehacer en los diamantes propios y extraños, principalmente después que salió de su terruño para integrar equipos más promocionados y, por tanto, más conocidos.

Conocer y compartir con los lectores estos números de tanta significación para la pelota tunera y cubana, lo debemos agradecer al joven colega y amigo camagüeyano, Oreidis Pimentel, quien con mucha paciencia y absoluta dedicación, atesora una extraordinaria cantidad de datos y fotos sobre la historia de nuestro  béisbol en general y de la época dorada del amateur, en particular, desde los años 30 a los 50 de la anterior centuria.

Se conoce que Chiflán Clark brilló desde muy joven con la novena de Victoria de Las Tunas, en la cual fungió casi siempre de cuarto bate, en tanto que a la defensa fue una estrella de inicialista, tercera base, torpedero, receptor, jardinero y hasta de lanzador, posición que debió asumir en varias oportunidades, especialmente en aquellas novenas locales que se improvisaban para enfrentar a similares de otras localidades, por lo que se armaban de un momento para otro, intempestivamente, sin preparación táctica alguna.

Chiflán, de quien se escuchaban referencias desde Oriente, pasó a ser más conocido cuando llegó a la Liga de las Fuerzas Armadas con el Regimiento 5, Leoncio Vidal, de Santa Clara, capital de Las Villas. Ya en 1941 su rendimiento le valió ser convocado a la Serie Mundial Amateur de ese año, pero por lo que entonces se calificaron como extrañas razones y confirmado después que se debió a problemas de salud,  no estuvo con el uniforme tricolor en el magno evento efectuado en el estadio de La Tropical, cuando la famosa derrota de Conrado Marrero frente al venezolano Daniel Canónico.

En los años 1942-43 jugó muy poco con el Habana, con el cual debutó al más alto nivel profesional, y a préstamo con el Almendares esa vez apenas tuvo14 veces al bate, donde conectó tres sencillos y anotó una carrera, para 214. En la próxima temporada Chiflán  no jugó y en la del 44-45 tuvo más oportunidades con los Alacranes, al terminar con 263, por 160 veces al bate, 21 carreras anotadas, 42 jits, entre ellos cuatro dobles, un triple un jonrón y 19 impulsadas.

El Almendares mantuvo a Chiflán en sus filas durante la campaña invernal 45-46, pero le fue mal, apenas 181 en 85 turnos, con 12 sencillos y apenas dos impulsadas. Quizá por esta merma en la siguiente temporada, 46-47,  se fue al Matanzas, perteneciente a la llamada Liga de Verano o Nacional y allí sí la descosió con 300 en 130 turnos oficiales. Continuará.

 

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 6 = catorce