Las Tunas, Cuba. Miércoles 20 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Revelan aspectos poco conocidos sobre el Realengo 18

Revelan aspectos poco conocidos sobre el Realengo 18

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Guantánamo.- José Sánchez Guerra, Historiador de la Ciudad de Guantánamo, reveló hoy aspectos poco conocidos y algunos inéditos sobre las luchas campesinas del Realengo 18, lideradas por Lino de las Mercedes Álvarez y cuya consigna fue Tierra o Sangre.

Entre las evidencias incluye un documento de apoyo a esas justas reivindicaciones, suscrito por el Comité de Defensa del Realengo 18, en junio de 1934, pocos meses antes que la intransigencia de los rebeldes hicieran posible el Pacto de La Lima, convenio favorable a los insurrectos y del cual se cumplen este martes 80 años.

El manuscrito, dirigido al Presidente del Consejo de Veteranos y mostrado a la AIN, da por sentado el conocimiento de esa autoridad (el Consejo) de que “la debatida cuestión del Realengo 18 toca en estos momentos su fase más aguda, con motivo de los desmanes de las compañías latifundistas”.

Y menciona “los daños materiales que hacen sufrir a estos campesinos, al ser desalojados de sus actuales posesiones, también con la pérdida de sus siembras, gran parte de sus animales y sus humildes viviendas (…)”. Sobre “el anonadante problema de orden público que se crea al ser lanzadas al camino real cinco mil familias cubanas obligadas a buscar desesperadamente albergue y sustento”, advierte también la misiva suscrita por prominentes personalidades de la Villa del Guaso, entre ellas el abogado Gilberto Olivares y el dominicano Francisco Vega Varela.

“Como solución inmediata a este grave problema –hace constar el original- se encuentra pendiente de la aprobación del Congreso Nacional la Ley Lamotte-Kindelán, que establece la compra por el Estado Cubano de esas tierras y el reparto de las mismas (sic) a sus actuales ocupantes, a razón de una caballería por cada padre de familia”.

Esa iniciativa, según Sánchez Guerra, corrobora que junto al movimiento obrero y el Partido Comunista, aquel preludio de la Reforma Agraria en Cuba, como lo calificó Pablo de la Torriente Brau, en su reportaje Realengo 18, contó con la simpatía de funcionarios públicos de Guantánamo, de filiación progresista.

El entrevistado añadió que en pleno apogeo de la insurrección de los montunos, y el cerco tendido a sus tierras por el Ejército y la Aviación, más de 90 buques de guerra anclaron en la ilegítima base aeronaval estadounidense, en Caimanera. Opinó que esa inusual presencia militar en la bahía usurpada a Cuba no debió ser fortuita, debido a los estrechos lazos de Washington con el gobierno Caffery-Batista-Mendieta. (Pablo Soroa Fernández/Agencia Cubana de Noticias)

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


1 × cuatro =