Las Tunas, Cuba. Sábado 25 de Noviembre de 2017
Home > Salud > Tres décadas contribuyendo a la nutrición en Cuba

Tres décadas contribuyendo a la nutrición en Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Habana.- Tres décadas parecen poco tiempo para quienes laboran ininterrumpidamente en garantizar estándares adecuados de alimentación y nutrición en Cuba y que, gracias a ese trabajo, exhiben un amplio abanico de resultados que se traducen en mayor salud y calidad de vida en el seno de la población.

Desde 1984 el Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos, en la capital, abrió sus puertas, como respuesta a la necesidad de preservar la seguridad alimentaria y nutricional, e investigar y aportar soluciones ante problemas recurrentes en el país como la anemia, la carencia de micronutrientes, la obesidad y el sobrepeso.

En correspondencia con tal interés, en esta institución de referencia, subordinada al Ministerio de Salud Pública, se han elaborado los documentos rectores con vistas a incrementar la cultura nutricional en la Isla.

Es así como la Guía alimentaria para la población menor y mayor de dos años, las Recomendaciones nutricionales para todos los cubanos en cualquier etapa del ciclo vital, y numerosas publicaciones que sustentan el trabajo del Programa Materno Infantil, son esenciales en aras de apoyar al sistema de salud cubano.

Recientemente ese centro se fusionó con el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM), como parte de la nueva estrategia de reordenamiento desarrollada en el sistema empresarial y presupuestado.

Segmento materno infantil, una prioridad

Al dialogar con la AIN, la doctora Blanca Terry Berro, directora del Centro de Nutrición e Higiene de los Alimentos, destacó la prioridad que se le concede a las mujeres en edad fértil, las embarazadas y a los niños menores de cinco años.

Con el apoyo de agencias de Naciones Unidas radicadas Cuba, el instituto lidera el Plan Nacional para la Prevención y Control de la anemia en esos grupos vulnerables, con énfasis en las provincias orientales, y materializa estrategias entre las que figura la fortificación de la leche, la harina de trigo y la compota con micronutrientes necesarios para el funcionamiento del organismo.

También se destaca la participación de sus investigadores en la formulación de suplementos como el Prenatal, en función de las embarazadas, el Mufer (para mujeres en edad fértil), y el Forferr, destinado a niños de seis meses a cinco años de edad.

Otro de sus múltiples logros es la creación de las Tablas Antropométricas, propias de Cuba, las cuales permiten una evaluación personalizada a cada gestante en la captación y observar la evolución del aumento de peso, a excepción de las adolescentes, en las que se trabaja para un futuro.

Registro Sanitario: vigilia permanente por la calidad

Certificar la calidad e inocuidad de los alimentos sujetos al comercio nacional e internacional constituye una preocupación permanente en Cuba. Por ello el Registro Sanitario, perteneciente al Instituto, regula y controla los alimentos, juguetes, cosméticos y otros productos que van a ser consumidos o utilizados por la población.

Desde 1993, más de cuatro renglones que cumplen con los parámetros establecidos se han aprobado en el Registro, como precisó su directora, la Ingeniera María Victoria Luna Martínez.

“Aquí observamos los componentes, fecha de producción y caducidad, si están declarados los aditivos alimentarios que poseen, entre otras exigencias, y en caso de que no cumplan alguna de esas indicaciones se deniega la certificación”, aclaró la especialista, una de las fundadoras del centro.

Y es que se hace cada vez mayor en el mundo la preocupación por la contaminación de los alimentos y las prácticas comerciales deshonestas asociadas a ellos, factores que pueden repercutir negativamente en la salud del individuo.

De sus perspectivas y metas…

Aunque son varias las perspectivas y aspiraciones con vistas a continuar fomentando la cultura de la buena alimentación en la población cubana, hoy el colectivo labora en la reimpresión de la Guía para la alimentación y nutrición en situaciones de emergencia, que se implementará de manera piloto en Guantánamo, Santiago de Cuba, Las Tunas, Artemisa y Pinar del Río, considerados territorios vulnerables ante desastres naturales que impactan en la seguridad alimentaria y nutricional.

Terry Berro enfatizó en la necesidad de un mayor enfoque de las investigaciones hacia el tema de nutrición y cáncer, enfermedad que hoy se ha convertido en la primera causa de muerte en varias provincias, al desplazar a los padecimientos cardiovasculares.

“También debemos profundizar en la prevención y control del sobrepeso y la obesidad, teniendo en cuenta que hoy existen cifras significativas de niños con esos trastornos, y que se incrementan en la población adulta”, destacó, y recalcó que todas las proyecciones del Instituto persiguen un solo fin: mejorar los hábitos alimentarios y la calidad de vida de los cubanos. (Lisandra Romeo Matos/ Agencia Cubana de Noticias)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − uno =