Una familia grande para producir alimentos

Las Tunas.- Más de 300 productoras y productores expusieron y comercializaron sus cultivos en la Feria del Proyecto de Innovación Agropecuaria Local (PIAL) que tuvo por sede el Parque 26 de Julio, de esta ciudad. Este suceso tuvo como motivo la celebración del Día de la Mujer Rural y el de la Alimentación.
En la provincia de Las Tunas, si se habla del PIAL muchas son las personas que defienden este proyecto que tiene como principal objetivo la capacitación y el intercambio.
Resulta increíble que bajo la gestión de la Universidad en los cinco municipios insertados y la sede central del centro de altos estudois, se creen lazos tan fuertes y tantas motivaciones entre un campesinado que agradece mucho la oportunidad de gestionar nuevos conocimientos y revertirlos en sus cultivos.
La alimentación de las familias beneficiadas se transforma tangiblemente, ahora se diversifican las producciones, mejoran los resultados productivos y las cosechas distan de aquellas que se marcaban con químicos costosos y dañinos, la política es claramente ecológica.
Por otra parte, los Grupos de Innovación Agropecuaria Local (GIAL) son la estructura de una unión donde la fortaleza mayor es el apoyo entre las personas que lo integran y la colaboración desinteresada entre quienes la necesiten.
Los municipios de Majibacoa, Puerto Padre, Jesús Menéndez, Las Tunas y Manatí están insertados al proyecto pero en esta tercera fase del PIAL se pretende la inserción de los territorios del sur de Las Tunas.
La implementación comenzó en el 2000 y debe concluir en el 2017 tras capacitar al campesinado sobre técnicas agroecológicas y desarrollo humano.
El PIAL inició en tres localidades y actualmente vincula a 45 municipios de 10 provincias, donde se trabaja en el mejoramiento de los suelos, manejo y control de plagas y el aumento de la calidad genética de las semillas, entre otras acciones, que se traducen en el incremento del empleo para mujeres, incentivar el amor por la agricultura sostenible en la niñez y la adolescencia, así como lograr una mayor diversidad biológica y el respeto al medio ambiente.
Aunque el PIAL entrega recursos que se emplean para la producción de alimentos, los materiales son insignificantes si se compara con los lazos que se crean en una familia mayor de personas que se reconocen y se apoyan. Más que como productores y productoras, sino como amistades a quienes se aprecian mucho y se valoran, con un compañerismo que empieza por el mismo hogar.
/mdn/
 

Artículos relacionados

Por la salud física y mental de los adultos mayores

Luisa Elena Rivera Cubelo

Detectan indisciplinas y violaciones en municipio de Las Tunas en medio de Tarea Ordenamiento

Miguel Díaz Nápoles

Copextel-Las Tunas, empresa a tener en cuenta en el nuevo escenario económico

Leydiana Leyva Romero

Escribir Comentario