La ANIR, 38 años de creatividad laboral

La búsqueda de soluciones, dilema cotidiano de los innovadores cubanos.
La búsqueda de soluciones, dilema cotidiano de los innovadores cubanos.

Las Tunas.- La Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR) reafirma su protagonismo en la creatividad laboral a favor de la economía, a 38 años de fundada.
Esa fuerza, casi siempre anónima y pocas veces reconocida, es líder en la búsqueda de soluciones en fábricas, talleres, escuelas y otros escenarios donde urge resolver problemas de la producción, la docencia y los servicios.
En Las Tunas esta organización ha ido creciendo y hoy cuenta con una cifra superior a los 9 mil 300 asociados, distribuidos en más de 40 entidades de los diferentes sectores económicos y sociales, donde su presencia es decisiva para el funcionamiento del proceso productivo.
Una muestra lo constituyen los aportes a la agroindustria azucarera con la fabricación de pedestales colgantes, del sinfín de bagacillo, del tambor rotatorio de los molinos, modificación a cristalizadores y otras que elevan la disponibilidad técnica, alargan la vida útil de los equipos, reducen costos y mejoran la eficiencia industrial.
En la rama de la agricultura recuperan asperjadoras y jaulas para transportar ganado vacuno y porcino, reparan básculas, fabrican troqueles de números y letras para marcar ganado, se adaptan resistencias eléctricas y otras iniciativas que contribuyen al ahorro de recursos y la sustitución de importaciones.
Otras innovaciones están relacionadas con la recuperación de los riñones artificiales y mobiliario clínico que benefician el sector de la salud en la provincia y en diversos lugares del país.
Así,  el ingenio y la creatividad de miles de hombres y mujeres contribuyen a que un ómnibus vuelva a rodar por las calles, un paciente reciba el servicio que requiere o una maquinaria paralizada recupere su vida útil, pese a las muchas limitaciones con los recursos.
Gracias a esas innovaciones también se le garantiza empleo a muchos trabajadores, lo que se refleja en el cumplimiento de los planes productivos y de servicios, el incremento de la productividad y la eficiencia.
A pesar de que en este 2014 el efecto económico de los aportes realizados por los aniristas tuneros supera los tres millones 800 pesos, la cifra está muy por debajo de las potencialidades de la provincia,y no por falta de inventivas,  sino por la morosidad en los pagos de algunas entidades.
Todavía persisten problemas con la aplicación de la Ley número 38 de la ANIR, referida a la responsabilidad de las administraciones en la evaluación, tramitación y remuneración de las innovaciones.
Asimismo falta mayor coordinación entre sindicatos, administración y la ANIR para resolver los problemas que afectan a quienes buscan soluciones en los diferentes sectores económicos y sociales.
Las Tunas tiene el potencial suficiente para continuar incrementando los resultados de la ciencia y la técnica y contribuir al logro de una economía eficiente y competitiva.
/edc/

Artículos relacionados

Por la salud física y mental de los adultos mayores

Luisa Elena Rivera Cubelo

Detectan indisciplinas y violaciones en municipio de Las Tunas en medio de Tarea Ordenamiento

Miguel Díaz Nápoles

Copextel-Las Tunas, empresa a tener en cuenta en el nuevo escenario económico

Leydiana Leyva Romero

Escribir Comentario