Las Tunas, Cuba. Lunes 20 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Cuando un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla

Cuando un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Con el mismo dolor y la misma decisión de luchar y vencer, el pueblo cubano expresa, como lo hará eternamente, a los entrañables caídos en el monstruoso crimen de Barbados.

El 6 de Octubre de 1976, un avión de Cubana de aviación con 73 personas a bordo estalló en pleno vuelo, pocos minutos después de haber despegado del aeropuerto de Bridgetown, capital de Barbados, procedente de Guyana.

En el aparato de Cubana viajaban 57 abnegados y ejemplares hijos del pueblo cubano, entre ellos, dos tripulaciones completas de la empresa aérea con una brillante hoja de servicios, los integrantes del equipo juvenil de esgrima, que regresaban a la patria eufóricos y cargados de medallas, después de ganar todos los primeros lugares en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, trabajadores de la pesca y entre otros.

Junto a ellos, volaban 11 ciudadanos guyaneses, parte de los cuales eran jóvenes que se dirigían a comenzar los estudios de Medicina en universidades cubanas, y cinco funcionarios de la Republica Popular Democrática de Corea.

Todos quedaron sin vida en pocos minutos de agonía y desesperación. No hay ni habrá palabras capases de describir la inconcebible crueldad de aquel hecho.

Cómo narrar los minutos finales de esas 73 personas indefensas, encerradas en una nave a miles de pies de altura, sobre el mar, que en forma tan inesperada y cobarde se vieron heridas por la violenta explosión, abrazadas por las llamas, ahogadas por los gases y precipitadas sin salvación posible a una muerte espantosa.

Cómo narrar la entereza de ánimo y el heroísmo de los pilotos que aun en esas circunstancias hicieron un esfuerzo sobrehumano por conducir el avión a tierra. En pocos días se supo que había sido un acto de sabotaje, se conoció quienes fueron sus autores materiales e intelectuales y cómo detrás de ellos, alentándolos y pagándolos, estuvo la CIA.

Todo el mundo sabe que los principales responsables de crimen, los asesinos Orlando Bosch y Luis Posada Carriles han gozado de total impunidad por el gobierno de los Estados Unidos. Al planificar y ejecutar el asesinato de los tripulantes y pasajeros del Avión de Cubana, los imperialistas pretendieron atemorizar al pueblo cubano.

Pero la Patria revolucionaria y nuestras ideas revolucionarias como ha dicho Fidel Castro, no morirán jamás.

Ese es el mejor monumento que erigen los cubanos a los que cayeron en Barbados y a todas las victimas del terrorismo de Estado practicado por el gobierno de los Estados Unidos contra cuban, a quienes se les rinde homenaje hoy 6 de Octubre.

Hoy, en la intensidad del recuerdo, vemos aquellos 57 Cubanos asesinados en Barbados como luces serenas y firmes y ciertamente los lloramos una vez más pero como dijo Fidel Castro en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana durante la despedida de los pocos restos encontrados de los hermanos caídos Cuándo un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 1 = dos