Las Tunas, Cuba. Miércoles 20 de Septiembre de 2017
Home > Salud > Realidad de la Retinosis Pigmentaria en Las Tunas

Realidad de la Retinosis Pigmentaria en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La Retinosis Pigmentaria severa provoca una pérdida de la visión lenta y progresiva.

La Retinosis Pigmentaria severa provoca una pérdida de la visión lenta y progresiva.

Las Tunas.- El optimismo por su futuro es una virtud que exhibe, como su mejor arma, una tunera de 44 años, residente en esta ciudad; y es que la de Eida Villar Salazar no ha sido una vida fácil porque a pesar del buen ánimo que siempre luce con orgullo, sabe las verdades de su enfermedad.

Desde niña a su alrededor se habla de Retinosis Pigmentaria, un padecimiento que marca la historia de su familia pues también afecta al padre, hermano, sobrino y a varios primos y tíos.

Ella forma parte de los 436 tuneros diagnosticados con ese mal, degenerativo de los conos y bastones, células que forman parte de la retina, y que hoy, es una de las causas más frecuentes de ceguera en el mundo.

Un día mundial por la Retinosis Pigmentaria

El último domingo de septiembre de cada año se dedica a la Retinosis Pigmentaria, una enfermedad que se manifiesta por igual en hombres y mujeres y que tiene un fuerte contenido genético.

Diversos estudios encabezados por el ya fallecido oftalmólogo cubano Orfilio Peláez Molina, arrojaron que aunque se presenta en algunos niños, es común que aparezca en la adolescencia o la juventud.

Asimismo, varias investigaciones coinciden en que los principales síntomas son la disminución de la visión nocturna, las molestias por el exceso de luz, el estrechamiento del campo visual y la pérdida de la percepción de los colores. Además, los enfermos también son susceptibles a padecer glaucoma, cataratas y otras dolencias oculares.

Quehacer y resultados en la provincia de Las Tunas

“En el territorio tunero, a 690 kilómetros al este de La Habana, se inició el tratamiento a ese problema de salud en la década del 80 del pasado siglo, con excelente labor de especialistas como Rosa María Pérez, Adriana Abréus y Elizabeth Ramírez”.

El doctor Reymaldo Vázquez Pérez durante los exámenes rutinarios a los pacientes. (Foto: Yenima/Tiempo21)

El doctor Reymaldo Vázquez Pérez durante los exámenes rutinarios a los pacientes. (Foto: Yenima/Tiempo21)

Así lo confirma el doctor Reynaldo Vázquez Pérez, jefe de los Servicios Oftalmológicos en el Hospital General Docente Dr. Ernesto Guevara de la Serna, quien insiste en destacar los constantes esfuerzos de todo el colectivo para propiciar a los enfermos una mayor calidad de vida.

Precisa Vázquez que desde hace más de 30 años a los pacientes se les aplican varias técnicas, “fundamentalmente la administración de vitaminas, ozonoterapia, electroestímulos, magnetoterapia y cirugía revasculizadora, además de la inyección de células madres, nueva alternativa que ya presenta buenos resultados”.

Hasta la fecha ya se evaluaron 20 pacientes y los resultados son alicientes. “Estamos muy contentos porque 13 de ellos mejoraron considerablemente la visión y a los demás se les realizan nuevos estudios. Incluso, se extenderá esta técnica a otros necesitados para evitarles enfermedades auditivas, cataratas tempranas y diferentes problemas oftalmológicos”.

Esperanzas y voluntades presentes en una mujer

Con ecuanimidad y voz pausada, Eida Villar Salazar desteje los hilos de su vida y sonríe porque cree que siempre hay una nueva oportunidad. “Soy una paciente que nací con esta enfermedad hereditaria que me viene por la parte de mi papá. Mis padres se ocuparon desde que yo era muy niña y me comenzaron a tratar”.

Eida Villa Salazar. Foto:(Yenima/Tiempo21)

Eida Villa Salazar vive hace 44 años con Retinosis Pigmentaria. Foto:(Yenima/Tiempo21)

Cuarenta y cuatro años tiene esta paciente tunera y 44 años lleva con Retinosis Pigmentaria, una enfermedad que marca su destino y que la hace crecerse con voluntad y buen ánimo.

“Creo que he sido afortunada pues he tenido todas las alternativas que se emplean en el tratamiento. Me falta la implantación de células madres y ya me estoy preparando para eso pues sin dudas es una mejoría. Te digo con total seguridad que el año próximo las voy a recibir porque sé cuál es la verdad de este padecimiento pero no la voy a aceptar así como así”.

Por lo general, estos pacientes sufren también de otros problemas oculares y Eida ha tenido que enfrentar esa realidad.

“Claro. Ya de por sí, es difícil porque se tropieza de noche y disminuye la visión en la oscuridad. Pero, con la edad han ido surgiendo otras enfermedades. La primera que me debutó fue una glaucoma, hace tres años. Sentí un dolor fuerte, me subió la presión y se desprendió el cristalino del ojo derecho y por esa razón me atendió y operó el doctor Jorge Pérez, hoy cooperante cubano en el Hospital Oftalmológico de Mariara, en el estado venezolano de Carabobo. Después debuté con cataratas, y hace cuatro meses que estoy operada”.

Piensa esta humilde mujer que es precisamente su buen estado de ánimo el que le ayuda a pasar mejor la enfermedad.

“Trato de no coger sol, no hacer fuerza, evito el polvo; pero, hago todas las actividades cotidianas porque una tiene que convivir con el problema, a sabiendas de que te conlleva paulatinamente a la ceguera. Y, por supuesto, me ayudan los especialistas, quienes me apoyan, me enseñan y me regalan un trato maravilloso”.

Ella desde el presente conoce su futuro pero, todavía no lo acepta y encara su enfermedad con una sonrisa llena de esperanzas.

“Soy una persona muy optimista y pienso que se puede vivir, siempre hay una esperanza, hay muchos adelantos en la ciencia y aquí estaré, contenta, a pesar de las dolencias”.

Futuro que apunta al éxito

En la provincia de Las Tunas, la atención a los pacientes de Retinosis Pigmentaria es, sencillamente, buena. Así la califican algunos pacientes, sus familiares y los médicos que integran ese colectivo, el cual regala luces a quienes carecen de ellas, casi siempre por antecedentes hereditarios.

Desde la década del 80 del pasado siglo los médicos que comandaron el tratamiento a la enfermedad apostaron por servicios de calidad, y quienes hoy los continúan mantienen en alto la bandera de la excelencia en los servicios, acompañada de buen trato, ética médica y un cariño evidente por cada uno de los diagnosticados.

Con tanta experiencia acumulada, es el territorio tunero uno de los más destacados en la actividad. Pero, más allá de reconocimientos basta saber que se hace todo lo humanamente posible por aliviar o detener los síntomas del padecimiento, mediante varias técnicas, para ayudar a los pacientes con Retinosis Pigmentaria a salir de las tinieblas.

 

Lea más:
Retinosis Pigmentaria

/ymp/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 7 = cincuenta seis