Las Tunas, Cuba. Lunes 20 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Las Tunas rumbo al futuro

Las Tunas rumbo al futuro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Antiguo Ayuntamiento de la ciudad, hoy Museo provincial Mayor General Vicente García.

Desde su mismo nombre, el de un cactus, la oriental ciudad de Las Tunas nació marcada para desafiar un clima árido y seco. Hasta resulta difícil imaginar los motivos de sus primeros fundadores para asentarse en un sitio de raquíticos ríos y escasos recursos minerales.

De acuerdo con las investigaciones históricas el primer poblado en el lugar se funda en el año 1796 en torno a la Parroquia San Jerónimo, en terrenos donados por los dueños de las propiedades colindantes y ya desde entonces se celebraban las fiestas patronales cada 30 de septiembre.

La ciudad en sus primeros años.

Codiciada por su ubicación

En 1847 se crea una Tenencia de Gobierno, se reconoce como jurisdicción independiente de la de Bayamo y recibe el titulo de Villa. Once años después se le concede el de Ciudad.

Las Tunas de la época colonial era una plaza fortificada con numerosos fuertes y cuarteles, lo que muestra la importancia que las autoridades españolas le concedían por su ubicación estratégica, como vía de comunicación con el extremo más oriental de Cuba.

El llamado cuartel de Infantería o de las 28 columnas fue uno de los más grandes y mejor pertrechados de la época y ocupaba toda una manzana. Los escasos restos de sus cimientos en el lugar que hoy ocupa la escuela José de la Luz y Caballeros aún dan una idea de su grandeza.

Tres veces quemada

Como ave fénix, la ciudad de Las Tunas parece tener el destino de renacer una y otra vez de las llamas. Por ese motivo son muy escasas las edificaciones coloniales que se conservan debido a que fue tres veces tomada y quemada por los mambises.

Debido a la concentración de fuerzas españolas en el lugar, fue atacada por Manuel de Quesada, el 16 de agosto de 1869, donde el cañoneo mambí afectó seriamente numerosas edificaciones civiles y militares.

La más impresionante fue la toma del 23 de septiembre de 1876, cuando en una ingeniosa estrategia militar, Vicente García se la arrebata en solo una noche a los españoles y tres días después la destruyó hasta los cimientos antes de abandonarla.

Luego de ser reedificada, el 28 de agosto de 1897 vuelve a ser atacada por Calixto García, quien apoyado en un fuego interno, destruyó y afectó la casi totalidad de las construcciones. Lo poco que quedó en pie fue arrasado, el 6 de septiembre, al retirarse las tropas mambisas.

Las Tunas es catalogada como la Capital de la cultura cubana. (Tiempo21 Foto /MiguelDN).

Ciudad de tradiciones

Las Tunas se caracteriza por tradiciones culturales muy connotadas debido a sus raíces afro-hispanas de siglos y etapas anteriores. Dispone de una vida cultural activa, comparable a la de otras ciudades de tamaño similar. Existen en ella: teatros, la Casa de la Cultura Tomasa Varona, la Casa Iberoamericada de la Décima Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé), la Biblioteca provincial José Martí y varios cines, entre otras instituciones, en las cuales se desarrollan los principales eventos.

Otros sitios de relevancia nacional están presentes en todos los rincones de esta urbe oriental, donde destaca el monumento edificado en homenaje al poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo.

La llamada Jornada Cucalambeana se complementa con altos valores artísticos (a la ciudad se le conoce como la capital de las esculturas), fuertes movimientos literarios y plásticos y múltiples atractivos históricos.

Jornada Cucalambeana.

Las tradiciones de lucha de los pobladores de la provincia durante más de un siglo de enfrentamiento contra los enemigos de la independencia de la isla pueden verse en los exponentes del Museo General Vicente García. Otros acontecimientos culturales más recientes son el Festival de Magia Anfora y el Festival de Apreciación Cinematográfica Cimeazul han alcanzado connotación nacional.

Ello sin olvidar la famosa caldosa de Kike y Marina, que inspiró una popular canción de notable éxito nacional y que se ha convertido en plato inseparable de los festejos del 28 de septiembre, fecha fundacional de los Comités de Defensa de la Revolución, CDR.

Desarrollo económico

Aunque su desarrollo económico fue lento y basado en la industria azucarera, tras el triunfo de la revolución en 1959, otros aires llegaron a Las Tunas, que se enorgullece de la calidad de las producciones de la Fábrica de Acero Inoxidable (ACINOX); el desarrollo de la cerámica ornamental y técnica; el desarrollo de la poligrafía, la industria del látex con la fábrica de guantes quirúrgicos; la producción de muebles para el turismo; el desarrollo y la cosecha del tabaco, entre otros renglones.

Una ciudad rumbo al futuro

No se puede decir que Las Tunas sea una ciudad propiamente moderna.  No obstante, los portales de la arquitectura colonial cobijan modernas tiendas, instituciones bancarias y restaurantes en una mezcolanza que no deja de ser atractiva entre lo viejo y lo moderno.

Hoy los tuneros dejaron de ser los guajiros que dejaban el caballo atado a la entrada del pueblo, para convertirse en una población de alto nivel educacional y que a pesar de los problemas económicos que afectan a todo el país, ríen, sueñan, arrollan detrás de las congas, cantan una tonada y cada día salen a construir el futuro.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 + dos =