Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > Mercadeo absurdo e inaceptable

Mercadeo absurdo e inaceptable

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

perfumesUna cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, como diría cierto personaje de una novela colombiana para determinar la esencia de los hechos y del comportamiento personal.

Por eso lo traigo a colación, y porque me resulta indignante un hecho que me trae a la memoria el pleito legal del desaparecido fotógrafo cubano Alberto Korda, contra las firmas publicitarias británicas Lowe Lintas y Rex Features por utilizar su icónica fotografía del Che Guevara mirando al horizonte en un momento doloroso y trascendental de la historia de Cuba, en una botella de vodka Smirnoff. “Es una falta de respeto a un personaje de la historia contemporánea cubana”, dijo Korda en aquel momento.

En aquella ocasión, Korda, en una entrevista con el periódico mexicano La Jornada aseguraba categóricamente: “Lo más contradictorio es relacionar una figura histórica de nuestro siglo con una bebida de alcohol, y aún más, ponerle un letrero que diga picante o algo así, aparte de colocarlo en medio de dos páginas llenas de botellitas de vodka; incluso una de éstas pasa por la cabeza del Che, una persona que nunca bebía y que nunca estuvo cerca de una botella de alcohol, y eso es una falta de respeto para su memoria”.

La emblemática imagen de Korda la quisieron utilizar para publicitar una bebida alcohólica, que en esencia es lo mismo que publicitar un perfume. Se está comercializando con el nombre de dos figuras de alcance mundial y es a mi modo de ver una ignominia utilizar sus nombres en perfumes.

“Van a ser perfumes muy atractivos, pero el nombre para nosotros significa (también) mucho”, dijo a la AP Isbel González vicepresidenta de investigación y desarrollo de Labiofam, la mayor empresa cubana dedicada a la producción de compuestos naturales para usos médicos, de alimentación y cosméticos, señala Progreso semanal en un análisis sobre el hecho.

Como dice el propio Progreso semanal, “durante décadas se ha comercializado la línea cosmética Alicia Alonso, creada con la anuencia de la Prima Ballerina Assoluta, en pleno uso de sus facultades. Asimismo existe la vitola de tabaco Vegas Robaina, en honor de uno de los más importantes productores de la hoja en Cuba”, pero eso está bien en actividades comerciales, como también lo usan la cadena JLo, de Jennifer López y la colonia Antonio Bandera, en alusión al famoso actor español, ¿pero el Che Guevara y Hugo Chávez?, es sencillamente irrespetuoso.

Los medios de la Red y las redes sociales han amanecido hoy con el tema del momento, con las interpretaciones más diversas, con la defensa y el rechazo más diversos, y no son pocos los que aprovechan para inyectar su veneno de la forma más sutil, como este titular y sumario del periódico español El Mundo, en un texto firmado por Flavia de Farraces:

Titular: ¿A qué olía el Che Guevara?

Sumario: ‘Ernesto’ es amaderada y refrescante mientras que ‘Hugo’ es más suave y afrutada.

Sin dudas es un tratamiento burlesco, irreverente, atacante, inaceptable, a partir de las características de los perfumes dadas por la agencia AP que cita a la directiva de Labiofam.

La propia Farraces señala: “Las fragancias socialistas han sido presentadas esta semana en La Habana, a la espera de ser comercializadas tanto en la isla como en el extranjero, lo que sin duda hubiera complacido al guerrillero argentino, partidario de internacionalizar la Revolución”.

“No queremos hacer propaganda, sino rendirles un homenaje y que sus nombres perduren”, ha explicado uno de los bioquímicos, aunque el efímero perfume quizá no sea la mejor forma de inscribir sus figuras en la posteridad.

Y es bueno preguntar: ¿Se sentiría complacido el Guerrillero argentino-cubano? Por lo menos, en el último párrafo la autora sentencia algo muy razonable, aunque en algo se equivoca: el Che Guevara está inscrito en la posteridad por derecho propio, por su vida, su ejemplo y su obra y siempre perdurará en la historia.

También Infobae América inserta un titular ofensivo: A qué huelen el Che Guevara y Hugo Chávez en Cuba.

Labiofam ha entrado en un mercadeo absurdo e inaceptable. No se juega con dos figuras sagradas para las personas de bien del mundo, como son sin dudas el Che Guevara y Hugo Chávez, símbolos de la humanidad. Y es errado el concepto de que sus nombres perduren con el perfume, como aseguró el bioquímico cubano Mario Valdés, que dirigió al equipo de diseño de las colonias. ¡¿Será posible?!

Yo, como muchos, no lo acepto y como era de esperar, el Consejo de Ministros de Cuba adoptará las medidas correspondientes con los responsables, según una nota del diario Granma.

Lea más:

Los símbolos son sagrados

Hugo y Ernesto desbordan un frasco

Aromas inexplicables

Conmigo no cuenten para perfumar la historia de Nuestra América

A qué huelen el Che Guevara y Hugo Chávez en Cuba

¿A qué olía el Che Guevara?

Relacionada:

Las razones de Alberto Korda: cuestiona que anuncien un vodka con su fotografía del Che

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación. Su pasión profesional va de las imágenes a la palabra hablada y escrita. Cuando nadie lo ve escribe versos para luego regalarlos envueltos en flores. Vivió en África tras la huella de los médicos cubanos por los pobres de este mundo y trabajó por más de un año como editor de contenido en TeleSur, su mejor escuela, su mejor historia. Se hizo periodista para ayudar a empujar a su país y a multiplicar las voces de lo desposeídos. Siente orgullo por vivir en un país libre y haber ayudado a la causa de la Revolución bolivariana. Para él, Tiempo21 es otra de las grandes historias de su vida, de sus grandes pasiones. Ama a sus hijos y a su familia, su gran sustento, su gran verdad. dnapoles@enet.cu Blog: http://migueldnet.blogspot.com/

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 − tres =