Las Tunas, Cuba. Miércoles 22 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > Oposición en Venezuela, más de lo mismo

Oposición en Venezuela, más de lo mismo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Caracas.- Acercarse a lo que llaman demanda popular se avizora hoy como la fórmula más recurrente de la oposición venezolana para intentar robustecer sus débiles posiciones y poner fin a la ausencia de propuestas al actual proceso de transformaciones.

Para varios analistas, ese reto compulsó los votos necesarios para elegir el pasado miércoles al periodista Jesús Torrealba como nuevo secretario ejecutivo de la llamada Mesa de la Unidad (MUD).

Torrealba, un locutor radial de 56 años, reemplazó a Ramón Guillermo Aveledo, que presentó su renuncia al cargo a finales de julio pasado.

El primer anuncio del comunicador -más conocido por su programa “El Radar de los Barrios”, fue convocar en Caracas a una movilización para el próximo cuatro de octubre.

Allí, según dijo, presentará proyectos, pero sobre todo protestará por asuntos que afectan a los venezolanos.

Anunció además que otras medidas serán dadas a conocer de manera que el Gobierno no intervenga en dicha actividad. O sea, más de lo mismo.

También adelantó que su gestión tendrá como finalidad lo que llamó un cambio político en la brevedad posible por la vía pacífica y constitucional.

Aunque lo niegue, la MUD enfrenta el desafío de las elecciones legislativas en 2015 que definirá la composición de la Asamblea Nacional.

Para esos comicios la agrupación aspira a un triunfo frente al Partido Socialista Unido de Venezuela, que lidera el presidente de la República, Nicolás Maduro y otras fuerzas que apoyan el proceso revolucionario.

Conviene recordar que de 1999 a la fecha, en el país suramericano se efectuaron 19 procesos electorales. La derecha fue derrotada en 18 de ellos, el último durante las consultas municipales de diciembre de 2013.

Varios medios de comunicación admiten que Torrealba llega a la jefatura de la alianza en medio de profundas diferencias internas que amenazan con hundirla.

Para paliar esa realidad, algunos opinadores como Jesús Castro, del diario “El Tiempo”, en el oriental estado de Anzoátegui, señalan que lo esencial será alcanzar la calle y llegar a sectores populares.

En ese sentido señalan que Torrealba confirmó que la concentración del cuatro de octubre será para develar un Plan Nacional de Movilización.

Olvidó Castro que para esa aseveración, el nuevo secretario ejecutivo se auxilió de términos que son patrimonio de misiones sociales que el Gobierno lleva adelante en las comunidades.

Entonces, nada de pura coincidencia aquello de que “Se privilegia la calle, con un pueblo movilizado barrio adentro y cerro arriba”, como señaló la nueva autoridad de la MUD.

En esta nueva fase de la alianza, también aseguraron que se va a acabar con la desconexión que existe entre los líderes de los partidos y dirigentes populares.

Sin embargo, para el columnista David Morán, “la MUD anterior murió con Ramón Guillermo y con la última elección.

Otros observadores estiman que la agrupación entró en una nueva crisis desde el primer semestre de este año, tras ser acusada de generar violencia de sectores radicales de la ultraderecha a partir del 12 de febrero pasado, que dejó como saldo cuarenta fallecidos y severas pérdidas materiales.

De ahí que en sus primeras declaraciones, Torrealba intente recuperar la confianza perdida de sus aliados, cuando dijo que el nuevo objetivo es remover al gobierno por la vía constitucional.

“La estrategia es construir una amplia mayoría para el cambio político con gobernabilidad”, comentó.

No pocos investigadores coinciden en que la MUD pasó de una plataforma para manejar campañas electorales a un club de partidos políticos que perdió su conexión incluso con los mismos adversarios de la Revolución bolivariana.

En Estados Unidos, Esteban Gerbasi fue más directo al opinar sobre la elección del locutor radial: “Lo están nombrando capitán de un barco hundido”.

Es decir, la tarea de Torrealba es compleja, ante la pérdida de credibilidad de la oposición y sobre la misma alianza que ahora encabeza.

Se trata de un dilema que persigue a la MUD incluso desde 2012, cuando nombraron una comisión especial para reestructurar la organización opositora. (Mario Hubert Garrido/Prensa Latina)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − ocho =