Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Agosto de 2018
Home > Radio Victoria > Martha Salazar: vine a la Radio a hacer mi sueño realidad

Martha Salazar: vine a la Radio a hacer mi sueño realidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- La conocí hace unos 10 años cuando empecé a trabajar en Radio Victoria. Su nombre tenía ya un prestigio entre los oyentes, principalmente con un público con predominio femenino, además de ser muy reconocida entre quienes laboran en el Sistema de la Radio en Las Tunas.

Martha Salazar, entusiasta, cariñosa, tenaz y emprendedora, son calificativos que para muchos identifican a este personaje, que está en la dirección por más de 30 años de uno de los programas de mayor audiencia en Radio Victoria: En casa, dedicado a la orientación a la familia.

Desde 1974 comenzó su vinculo con el este Medio de Comunicación cuando laboraba en los Comités de Defensa de la Revolución (CDR ) y le dieron la responsabilidad de concebir un espacio en la radio, El mundo por los CDR, para el cual escribía el guión, seleccionaba la música y hacía la locución.

De su llegada a la radio…

«Me fui vinculando a la Radio y me fascinó este mundo artístico y creativo, cree amistades con diferentes trabajadores como Metodio Diez, quien me impulsó a conocer un poco más del medio a través del trabajo en la fonoteca hasta que me incorporé por completo a Radio Victoria en los días finales de 1977».

«La radio te ofrece la posibilidad de la superación, aprendí a escribir, redactar notas, sustituía a otros compañeros en sus períodos de licencia, aprendí hacer programas infantiles con Laraine Ortíz, y así me fui nutriendo de las personas de mayor experiencia en el medio».

Por esa época al no existir redactores de programas sino de notas, pasó a ser redactora y comenzó con otros programas como el de la federación Mujeres, flores, trincheras; Tiempo Joven y Provincia 10. Matriculó Periodismo, pero por cuestiones personales tuvo que dejar los estudios en el tercer año, y eso no fue impedimento para esta sencilla mujer que se cubrió de la experiencia de conocidos trabajadores de Radio Victoria como Rafael Urbino, Neido Arsenio, López Montes, Laraine Ortíz y Jorge Carbonell,  que fueron también sus fuentes inspiración.

«Cuando se crearon las plaza de directores de programas me evalué en la rama artística, a mí me gustaba mucho la especialidad de locución, pero cuando supe lo que hacía el director de programa, que era un trabajo integral, tenía la posibilidad de escribir, era más sensible, escogía la música, manejar a los locutores para que se ciñeran a lo yo sentía y decía, eso me motivó mucho más, por eso deje la locución y me dedique exclusivamente a ser directora de programa».

Dentro de la dirección Marthica, como muchos la conocen, ha hecho programas de participación, dramatizados, infantiles hasta que encontró las aristas que más se avenían a su persona. Hoy dirige los programas de la familia En casa, y de la mujer, Entremujeres, a pesar de que escribe infantiles y juveniles también.

«Vivo intensamente sin pensar en el mañana porque el tiempo es muy preciado para mí, dispongo de muy poco tiempo libre para mi familia, pero cuando uno  llega a la radio que te atrapa deseas dedicarle todo tu tiempo, imagina llevo 37 años en el medio. Tengo la satisfacción de que lo que hago gusta y los oyentes lo agradecen».

La radio, una herencia familiar para sus hijos

«La profesión que elegimos es una profesión a la que hay que entregarle la vida, porque nos da placer y nos hace sentir bien, así les digo siempre a mis hijos. Mi familia son los máximos críticos que tengo, me aportan muchas ideas, hasta mi esposo que no pertenece al medio me sugiere temas y mis hijos, José Armando Fernández Salazar (periodista) y María Esther (locutora), son mi mayor orgullo».

«En mi casa predomina un ambiente radial, porque aunque conversemos sobre cualquier tema siempre retomamos a la radio, la noticia, los programas, la música, la locución. Ello me ha dado el privilegio de vivir una experiencia muy bonita en mi vida, y es esa, que mis hijos crecieran y sintieran ese amor por la radio, y eso lo guardaré entre mis recuerdos hasta mi ancianidad».

«En el orden personal me nutro de mucho amor, porque mi espiritualidad crece, esa misma alegría y el amor por la vida lo trasmito a las demás personas, el afecto a la familia, a los hijos, creer que la vida es hermosa, que cada día es un reto, un regalo que debemos aprovechar, todo eso se lo debo a mi profesión que me ha ayudado en el marco familiar, en la crianza de mis hijos, la relación con mi esposo, mis vecinos, la gente me busca por esa alegría».

«Me siento una mujer realizada, aunque no pude ser periodista por cuestiones propias de la vida, hoy soy una directora y guionista de programas, me he superado, ese sueño de ser una vez periodista y locutora no quedó frustrado, me desarrollé en otras cosas que hoy me llenan de felicidad, me siento realizada junto a todo un colectivo  que me ayuda, porque con su labor también me nutren, al punto de sentirme como si fuesen también miembros de mi  familia».

Desde el presente… mirando el futuro

Sus programas están entre los de mayor audiencia, tiene la responsabilidad de cambiar la mente de las personas, crear en ellos paz, armonía y por sobre todo llenarlos de amor, eso inspira a esta carismática tunera a llegar puntualmente cada día a la prueba de mesa junto a su colectivo para entregar no solo su empeño sino su amor por la vida.

«Hoy mi reto es mayor, dirijo En casa y la audiencia es muy selectiva en sus sugerencias, cada día tengo que pensar muy bien que tema voy abordar, cómo voy a motivar a esa persona para que me llame, que le llegue a su corazón. Yo vivo para mi trabajo, un reto que cada día se impone conmigo en cada mañana».

Desde hace 23  años sus ideas gustan en cada emisión matutina por la emisora Radio Victoria, en las que entrega sus experiencias y enseña a los más jóvenes, retribuyendo lo que recibió cuando se estrenó en el medio con muchos deseos de trabajar.

Muy familiar se ha hecho esta excelente radialista que desde pequeña se interesó por este medio, y que para ella es estímulo, consagración diaria, un reconocimiento que se convierte en nuevo compromiso y cuya mejor complacencia es que las personas la identifiquen por la obra que vino hacer a la radio, un sueño convertido en realidad.

Lea más:

Comités de Defensa de la Revolución

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yami@rvictoria.icrt.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 + cinco =