Las Tunas, Cuba. Martes 14 de Agosto de 2018
Home > Opinión > Accidentes de tránsito, ante todo responsabilidad individual

Accidentes de tránsito, ante todo responsabilidad individual

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

accidente-transito_gLas Tunas-. Ahora, mientras escribo, tengo a una amiga entrañable llorando a mares porque  un carro sin frenos  impactó a sus padres y así, de forma instantánea, la vida de mi amiga se ha vuelto un caos que se debate entre el dolor, la impotencia, la frustración, el hospital y la funeraria.

Lo triste es que historias así se escuchan en el mundo todos los días y frases como “le puede pasar a cualquiera” o “Dios mío, qué tragedia” poco o nada significan cuando lo duro del drama se te pone delante y te corta el aliento en un segundo.

Se estima que los accidentes de tránsito constituyen la quinta causa de muerte en Cuba actualmente y que cerca de tres mil 500 personas en el planeta fallecen en las carreteras cada día; cifras nada halagüeñas ante los intentos de revertir un flagelo que afecta a decenas de millones de personas cada año.

La Organización Mundial de la Salud refiere que son los niños, los peatones, los ciclistas y los ancianos los más vulnerables en la vía pública y las cifras hablan y hablan y todo, al menos para mí, se reduce en hacer bien lo que te toca y estar atento al hacer de los demás.

Claro, es ridículo pensar que es un proceso sencillo porque, en un mundo convulso, en el que sales de casa cada mañana con problemas, retos, ambiciones, estar atento se torna un desafío en determinados contextos y a ciertas horas del día.

No obstante, continúa siendo la responsabilidad individual la mejor receta para seguir viendo, en materia de accidentes del tránsito, a los toros desde la barrera.

Y lo digo porque, al menos en Las Tunas, las causas principales de su ocurrencia son: no prestar la atención requerida a la conducción del vehículo, adelantar indebidamente, conducir bajo los efectos del alcohol, no respetar el derecho de vía y el defectuoso estado técnico de algunos carros.

La tasa de accidentes es alta en esta provincia del oriente cubano y eso alarma a cualquiera si pensamos que no tenemos en Las Tunas el parque vehicular de otros territorios del país y tampoco contamos con las dimensiones y la cantidad de población de vecinos terruños.

Prácticamente todo el año, se mantienen campañas y actividades para enseñar más de las leyes del tránsito y todo cuanto esté relacionado con este particular pero la dura verdad es que las cifras de accidentes del tránsito no disminuyen de manera significativa de un año a otro.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo sentirse seguro? Nadie lo está, en ningún lugar del mundo. Sin embargo, conocer, entender, darse cuenta de que todos somos usuarios de la vía desde el momento mismo en que dejamos atrás la puerta de la casa y salimos a la calle, es un buen primer paso.

Educar a los choferes es importante, ser celoso en el cumplimiento de lo establecido y no permitir negligencias, también; todo cuidado es poco: un error de otro cuesta la vida y puede ser un acto tan simple como manejar el carro sin freno porque “total, voy ahí mismo y nada me va a pasar, yo soy un tipo muy prudente”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Esther de la Cruz Castillejo

Periodista. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, 2009. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Desde su graduación se desarrolla profesionalmente en Radio Victoria y se desempeña como reportera para atender los temas de la educación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @vozcubana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× ocho = 16