Más solidaridad hasta ver libres a Los Cinco

Las Tunas.- Las banderas y la música patriótica indican el lugar de cada cita en la jornada “16 años es demasiado tiempo. Ni un minuto más”, por la libertad de los Cinco, en la oriental provincia de Las Tunas, que la distinguen también los uniformes de alumnos de las  enseñanzas media y primaria, integrantes de la Organización de Pioneros José Martí.
Ahí está el color amarillo que simboliza la espera por el triunfo de la justicia y recibir en casa a esos tres hombres que han visto encanecer su cabello entre rejas, mientras las huellas de castigos y desvelos surcan su piel.
En las pañoletas de color rojo de los pioneros se identifica el homenaje perenne a quienes quedaron en el campo de batalla por defender la soberanía del suelo patrio, en tanto su obra ha guiado el empeño de los luchadores antiterroristas, con el gesto altruista de arriesgar sus vidas por prevenir muertes de inocentes.
De labios de una infante brota la frase con el deseo de “que los liberen porque ellos fueron para protegernos a nosotros”, mientras la elocuencia de un niño emociona cuando habla de la necesidad “de que  todo el mundo trabaje por liberar a estos cubanos ya que ellos se esforzaron al máximo contra los ataques terroristas que mandaban los Estados Unidos de América a nuestra Patria”.
También sabe que aún se habla de los Cinco “porque es un acto de solidaridad que aunque haya dos libres ya en su Patria, aquí en Cuba, (René González y Fernando González) se sigue diciendo como que todos están  encerrados y hasta que no los liberen a todos no vamos a estar contentos y satisfechos”.
Los más jóvenes comprenden los hechos. Con la palabra directa retribuyen el cariño especial de los antiterroristas, quienes solo por apego a sus semejantes partieron un día a las entrañas del imperio, sin esperar prebendas ni halagos.
Solo por servir a su pueblo aún purgan sus injustas condenas Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, cuyo aliento está en ese joven que rasga las cuerdas de la guitarra para acompañar la letra de cuan poco necesita quien lleva mucho dentro, y en el más humilde cubano, o de otra nación, al exclamar ¡Basta ya, los queremos en casa!.
/ymp/
 
 

Artículos relacionados

Mantendrán en 2015 campaña por los antiterroristas cubanos activistas españoles

redigital

Instan a iniciativas de solidaridad por los antiterroristas cubanos desde Moscú

redigital

Abogan por liberación de antiterroristas cubanos diputados mexicanos

redigital

Escribir Comentario