Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Opinión > Venezuela: Estrategia frente al contrabando

Venezuela: Estrategia frente al contrabando

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Caracas.- El gobierno venezolano, enfrentado a una guerra económica desatada por la derecha interna y foránea, concentra esfuerzos para frenar el contrabando de extracción y garantizar así el abastecimiento de la población a precios justos.

Factores de diversa índole, entre ellos el deceso el pasado año del presidente Hugo Chávez, sirvieron de detonante a una agresiva estrategia de sectores radicales de la oposición y el extranjero para atentar contra el desarrollo del país.

El objetivo final se orientó a la salida del poder del jefe de Estado, Nicolás Maduro, electo por vía constitucional en comicios extraordinarios realizados en el 2013.

Como parte de esta guerra económica, se incrementó la especulación y el acaparamiento de productos de la canasta básica con el propósito de comercializarlos a precios varias veces superiores a los establecidos por el gobierno.

Además, a la venta de alimentos y artículos de aseo se incorporó la economía informal, tanto en la propia capital como en el resto de los estados del país.

En ese contexto, el fenómeno del contrabando de extracción ganó protagonismo como uno de los componentes esenciales de esta coyuntura, con miles de toneladas de alimentos y combustible desviados a países vecinos.

Según estimaciones de las autoridades, cerca del 30 por ciento de las importaciones que realiza el país en rubros para la canasta básica termina en territorio colombiano, lo cual implica pérdidas millonarias para Venezuela.

El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), Vladimir Padrino, indicó que de enero a inicios de agosto se incautaron cerca de 21 mil toneladas de alimentos destinados a ser enviados fuera del territorio nacional.

Unido a ello, el ministerio de Petróleo y Minería estima en 100 mil barriles diarios el volumen del combustible trasegado por vías ilícitas, aprovechando el diferencial existente entre el precio del mercado interno y el valor en plazas foráneas.

Frente a ello, el gobierno dispuso la activación de un plan especial de enfrentamiento al contrabando, el cual incluyó la conformación de una comisión nacional especial encabezada por el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arriaza, y con presencia en ocho estados.

Las acciones se concentran en Táchira, Zulia, Apure, Amazonas, Bolívar, Nueva Esparta, Sucre y Falcón, tomando en cuenta que este fenómeno está lejos de ser exclusivo de los dos mil 200 kilómetros de frontera con Colombia y se extiende además al Caribe.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desplegó cerca de 17 mil efectivos, a lo cual se suma la restricción de la circulación nocturna de personas y cargas en la frontera con Colombia.

Además, el Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio Público pusieron a disposición cuatro decenas de fiscales de delitos socioeconómicos y 53 instancias penales, distribuidas en 18 circuitos judiciales de la zona fronteriza para atender los casos vinculados a ese tema.

El plan de medidas contempla asimismo la prohibición de sacar de Venezuela productos de la canasta básica, acompañado de la inclusión del poder popular en las acciones de fiscalización.

En un primer balance el gobierno venezolano detectó centenares de trochas utilizadas por los contrabandistas para extraer del país una amplia gama de artículos que van desde alimentos diversos hasta materias primas, gasolina y materiales de construcción.

Frente al endurecimiento de las medidas del ejecutivo, las mafias organizadas dedicadas a esa actividad apuestan ahora por la creación de depósitos improvisados, a la espera de un eventual debilitamiento de las restricciones.

En el plano interno, las autoridades dispusieron la puesta en marcha del sistema de identificación biométrica en establecimientos públicos y privados, con el propósito de evitar compras excesivas de rubros susceptibles de ser desviados para el contrabando.

La estrategia venezolana cuenta con la cooperación del gobierno colombiano, fortalecida tras el reciente encuentro de Maduro con el jefe de Estado de esa nación, Juan Manuel Santos.

Este fenómeno atenta además contra la estabilidad de la economía de Colombia, pues la presencia de productos venezolanos a precios inferiores a los domésticos afecta al sector productivo de ese Estado. (Mario Esquivel/Prensa-Latina)

/ymp/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 + siete =