Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Una banda para el orgullo

Una banda para el orgullo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La Banda bajo la batuta del Maestrp Cristino Márquez.

La Banda bajo la batuta del Maestro Cristino Márquez. (Foto del autor).

Las Tunas.- La Banda provincial de conciertos es un orgullo para Las Tunas desde 1972, cuando el Maestro Cristino Márquez decidió refundar aquella institución que había dado gloria a la pequeña ciudad de Victoria de Las Tunas más de 60 años atrás.

Cristino, con su manera emprendedora de ver la vida y su talento al servicio de la cultura, reunió a siete u ocho músicos de los más brillantes de Las Tunas de entonces, cuando el territorio todavía no era provincia, y comenzó su trabajo paciente pero seguro, a montar repertorio, a darse a conocer y a captar otros instrumentistas para la agrupación que fue creciendo en integrantes y calidad, y eran emblemáticas las retretas de los domingos en el Parque Vicente García, donde un numeroso público iba a deleitarse con la música.

Por esa fecha, ya Cristinito, uno de los hijos del maestro de músicos, corría tras los pasos de su padre, y músico de cuna andaba con su progenitor de un lado para otro, de presentación en presentación, y ya a los 17 o 18 años era parte de la nómina que integra desde hace más de 30 años.

Cristinito es ahora el director en sustitución de su padre, que anda por tierras haitianas en una misión cultural, aunque ya desde hace un buen tiempo está al frente de la agrupación, que tanta enseñanza le ha dado a él y a todos los que la integran.

La Banda ahora cuenta con más de 40 músicos que le dan vida a la ciudad de Las Tunas y a otros municipios de la provincia en actos públicos o políticos, o en sus presentaciones habituales en el parque Maceo, frente a la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), y la agrupación se las ingenia para saltar cualquier escollo, porque no siempre el camino es plano y despejado, dado que la música de concierto no anda por buenos derroteros en Las Tunas.

No obstante, la banda escuela es un barco con la proa siempre hacia el futuro, formadora de buenos músicos, hogar de buenos exponentes de los instrumentos de viento o la percusión, que andan orgullosos a la sombra de los Márquez, porque la vida en Las Tunas sin su banda no es vida, pues desde hace más de 100 años, pero sobre todo desde 1972, la agrupación mantiene su constancia parabién de la cultura cubana.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Editor-Jefe. Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Diplomado del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomado en Comunicación Social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. @migueldn21

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve × = 18