Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > El Jilguerito, música campesina de casta en ristre

El Jilguerito, música campesina de casta en ristre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

jilguerojpgEl cantante de música campesina José Antonio Iznaga descubrió que su vocación estaba relacionada con la décima, la guajira y el son montuno cuando, casi desde la barriga de su madre,  improvisaba al estilo del Ángel tu bella, una de sus interpretaciones favoritas.

Con un fuerte sol veraniego en medio de la campiña del oriente cubano, el más conocido como El Jilguerito se las ingenió como siempre para arrasar con sus reconocidas obras, que en su voz adquieren un matiz muy especial.

“No hay quien le saque ventaja”, argumentaron los hombres de sombrero y machete en la cintura, mientras desenfadadas las mujeres bailaban con gusto lo autóctono y solicitaban nuevos títulos para seguir la fiesta.

Su principal legado es la cubanía  transmitida por sus padres, dos grandes del género, Antonio Iznaga, El Jilguero de Cienfuegos, y Marthica Morejón, un amor que será eterno; aunque aprendió también de Ramón Veloz y Celina González, con quienes trabajó y a quienes admirará por siempre, como a Mercedes Sosa.

Los del llano y las serranías sienten simpatía y respeto por esas letras y ritmos que muestran la idiosincrasia y un modo de vivir, pero no sólo gozan de la preferencia de los cubanos, sino  también de públicos foráneos.

A su melodía, ritmo, afinación y gracia se une su sombrero;  a diferencia de esa avecilla canora que abunda en los montes de la Isla, él canta todo el año con alegría derrochada y muy bien divulgada desde el programa Palmas y Cañas, de la televisión cubana, dirigido por José Miguel Mena.

Las tardes de domingo son especiales para muchas familias, dijo El Jilguerito, aludiendo al espacio más antiguo de la TV Nacional, cuyas ideas novedosas permiten transmitir en una hora lo mejor, incluso, con talentos de otras ciudades del país, caseríos y cooperativas, mérito ganado por derecho propio.

Iznaga (hijo) ha sabido imponerse con su estilo, aún teniendo cerca el de su padre, y piezas tradicionales  campesinas como Caminito de Zaza, La Caldosa de Kike y Marina y otros llevan su  modo peculiar de cantar,  jocosidad y nivel de improvisación.

Es un cantor muy disciplinado, alegre, que aporta en lo estético y artístico,  pero nos alienta verdaderamente el esfuerzo y las vivencias de quienes consideran esta música  muy de su vida y sus costumbres, refirió José Miguel Mena.

Y así se siente El Jilguerito, comprometido con sus progenitores, los campesinos y el pueblo cubano; él sabe que es una música amada, muy de Cuba. (María Antonia Medina Téllez/ Agencia Cubana de Noticias)

/ymp/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 + cuatro =