Las Tunas, Cuba. Miércoles 16 de Agosto de 2017
Home > Las Tunas > En peligro la salud de un ecosistema tunero

En peligro la salud de un ecosistema tunero

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Esta es una de las últimas tardes de agosto en la que subió la marea e inundó toda la arena de playa La Boca. (Foto: Darletis Leyva)

Esta es una de las últimas tardes de agosto en la que subió la marea e inundó toda la arena de playa La Boca. (Foto: Darletis Leyva)

Las Tunas.- Desde hace más de un año la Playa La Boca tiene el rostro cambiado y se percibe esa predicción de que el nivel del mar sube poco a poco; ahora el popular balneario puertopadrense, visitado por miles de tuneros, recupera su naturaleza y no pierde su coqueta imagen.

Tanto en la zona de las aguas calmadas, donde reposa el muelle por el que a diario caminan la mayoría de los vacacionistas y deleita el cruce de las lanchas, se nota la transformación de la duna; así como en el área conocida como Las Olas, donde se funden la belleza del mar con la fina arena de la orilla.

Sin embargo, este hermoso paisaje se empaña y cuando cae el día por doquier están las huellas de la desconsideración humana, la indisciplina y falta de cultura.

Tanto dentro de la playa como en la arena sorprenden desechos de todo tipo y un ecosistema otra vez es víctima de la contaminación y el olvido. Sí, porque todos sabemos que la mayoría de los residuos arrojados en las playas demoran miles y millones de años en degradarse; pero las alertas caen al vacío.

La Boca es un paraíso natural a donde llega cada año el pueblo trabajador y es cierto que necesita condiciones, como zonas de sombra, por ejemplo este año las sombrillas eran insuficientes y ofrecían una deplorable imagen; el litoral demanda cestos funcionales y atractivos recreativos que lo hagan más apetecible.

Pero la salud de la playa no solo depende de la limpieza cíclica que haga Servicios Comunales, sino de nuestra conciencia; porqué arrojar en el agua los desechos de mangos, anoncillos, melones, paquetes de Pellys o vasos desechables…, si podemos evacuarlos a pocos pasos.

En estos días de agosto la marea sube abismalmente, como pocas veces los coterráneos la han visto aparecer, y la arena y áreas próximas se inundan formando bellas piscinas naturales, pero ese aluvión de agua arrastra todos los desechos arrojados en la duna.

Cuando el 31 de agosto termine oficialmente el verano 2014 de seguro muchos quedarán con el anhelo de otra visita a Playa La Boca, la más popular de Las Tunas, y mientras todos retornan a la rutina cotidiana, ella quedará quieta, vistiéndose poco a poco con sus exclusivos trajes naturales y en espera de otra etapa vacacional para mostrar nuevas galas.

/ymp/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− cinco = 2