Las Tunas, Cuba. Lunes 11 de Diciembre de 2017
Home > Cultura > Yuslenis Molina: donde el verso se enfila

Yuslenis Molina: donde el verso se enfila

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Yuslenis Molina: donde el verso se enfilaLas Tunas.- Un escritor nunca ve su obra perfecta, así me revela la joven poetisa Yuslenis Molina, sentada en una de sus improvisadas descargas que en ocasiones realiza rodeada de los amantes de las artes y que tienen una mayor presencia de jóvenes.

“Un escritor nunca se va a sentir satisfecho con lo que ha escrito. Siempre va a pensar que nunca es suficiente lo que ha hecho. Hoy tengo dos libros publicados y ocho volúmenes inéditos que transitan desde la literatura infantil, las décimas, la poesía y la narrativa, y aún así estoy trabajando en más libros y quiero seguir escribiendo”.

Esta escritora, nacida en 1980, sobresale entre los protagonistas de la cultura en la oriental provincia de Las Tunas, cuyo quehacer se hilvana desde lo literario y lo escénico, desdoblado para el más diverso público que incluye a los infantes como el más preciado.

“La décima es mi fuerte en la literatura, el primer libro que publiqué era un decimario, aunque comenzaba con un poema en versos libres. Siempre voy a escribir décimas, tengo un compromiso muy estrecho con esa estrofa octosilábica”, me insiste durante el diálogo.

En su carrera profesional se ha desempeñado como profesora de los talleres literarios y de repentismo, organizados por la casa de Cultura Tomasa Varona, en su labor como especialista de literatura durante 12 años.

“Siempre en mis cursos impartí la décima como primera opción de la poesía, y mi alegría era mayor cuando los inscritos en los talleres escribían una cuarteta, o a raíz de un pie forzado me hacían una décima, eso me regocijaba, pero para mayor orgullo logré tener tres infantes como participantes en la Jornada Cucalambeana”, puntualiza con total orgullo que desborda en su mirada profunda y descubridora de la próxima interrogante a la cual va a exponerse.

“El escritor tunero que no haya escrito una décima, para mí no es tunero, porque la ciudad de Las Tunas es conocida también como la Capital de la décima cubana, esa estrofa octosilábica que tanto aporta al lenguaje, al conocimiento”.

“Conocer esta composición poética es muy bueno para cualquier persona aunque en un futuro no sea escritor, abre la comprensión, aporta mucho a la expresión incluso nos ayuda a pensar mucho más rápidamente, es un mar desbordante de sabiduría conocimiento abierto y multidesarrollado que facilita principalmente la Comunicación”, advierte esta poetisa.

Diversidad de temas en sus letras, existencialismo, la muerte, los enemigos y el amor, albergan un espacio principal en la elaboración de sus cuadernos literarios, que muestran siempre una inquietud para la décima.

“A partir del 2001 escribo mi primer décima y ya la segunda la vinculé a la historia”.

Diez de octubre
fecha hermosa
símbolo de redención
donde cada corazón
emerge una glosa
aplaudiendo la grandiosa
gesta de Carlos Manuel
en Cuba el cubano fiel
recuerda la Demajagua
en la patria de Fidel.

La labor escrituraria no solo consume su tiempo, también guarda espacios para la edición de poesías, como parte de su labor en Encaminarte, una de las dos editoriales cartoneras de Cuba, que radica en la oriental provincia de Las Tunas.

“Encaminarte es un espacio para la reflexión en cuanto a calidad literaria en los noveles  escritores, eso es este proyecto sociocultural una alternativa para los autores inéditos, miembros o no de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), destacados en los talleres literarios del territorio.

“Responsabilidad es uno de los adjetivos para descifrar mi trabajo junto a Yunior Fernández, Yeinier Aguilera, Yurisleydis Vázquez, y Raúl Leyva Pupo, quienes tejemos una nueva obra, esa que en un futuro muy cercano identificará un nombre nuevo entre los literatos de Cuba”, enuncia en breves líneas su apreciación que desprende fácilmente de su pensamiento.

Diversos son los lauros que identifican ya su obra como los Premios Ala Décima (2006) y Décima al filo (2007), entre otros que denotan su labor con la pluma.

Sentencia de la burla

La burla crece en silencio.
Salta esa voz que lo nombra.
Abatido el cuerpo escombra
la burla va y no presencio
cuando se calla. Sentencio
al nauseabundo que cruza
por mis huesos y rehúsa
a combatir tras el borde
de mi piel. Quizás no aborde
la ciudad que muere. Cruza
la maldición. Ay, ciudad
es una burla ante Dios.
Mañana espero que nos
redima la tempestad.
Quiero irme sin piedad
a otro mundo que no tenga
el sol dañado y me obtenga
como fruto de su suelo.
Ansío morir, no velo
la carne triste que venga
buscando cruel la utopía.
Estoy siguiendo el camino
que me dejó el peregrino
huyendo en su travesía.
Quiero escaparme ese día
cuando dañe el universo,
y con el fin de reverso
cruzando por el oleaje.
Hoy la burla viste un traje
y me roza sin esfuerzo
las telarañas, mis venas
donde tejí desafíos.
Y qué hago con los hastíos
si envuelven lo que envenenas.
En sumergidas escenas
metaforizo un adiós.
Y qué me importa si dos
manzanas van a seguirme.
La sentencia quiere hundirme
ante los ojos de Dios.

(Décimas de su ópera prima Razón del labio, publicado por la editorial Sanlope, de Las Tunas)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 × = cuarenta cinco