Las Tunas, Cuba. Jueves 14 de Diciembre de 2017
Home > Las Tunas > Un patio de excelencia

Un patio de excelencia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

patio_guayabalGayabal, Amancio.- A sus casi 45 años, los vecinos de este poblado costero ignoraban los límites de las facultades de Ludys Rodríguez Díaz, que ha demostrado una vez más la fortaleza y dedicación de las mujeres cubanas.

Sin embargo, es muy probable que su vida hubiera sido diferente si en el verano de 2010 no hubiese decidido retornar a Guayabal, su tierra natal, en el municipio de Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas, que había quedado desolada luego del paso del huracán Paloma, dejando un
vacío en el litoral pues no solo había arrancado los árboles sino además los casas y los bienes de los pobladores.

Pero Ludys no se dejó vencer ante esta adversidad, ni ante los pensamientos pesimistas de familiares y vecinos que intentaron desanimarla cuando para iniciar su vida nuevamente en Guayabal en un derroche de voluntad decidió utilizar los patios vacíos para sembrar árboles y devolver la vida al poblado costero.

Así fue como inicio una ardua labor hasta que logró declarar su patio de
Excelencia Nacional de la Agricultura Urbana en Amancio, trabaja  de manera exitosa en la producción de hortalizas, vegetales y frutas, con el
propósito de utilizarlos además en su paladar (restaurante), negocio particular que le mantiene ocupado todo el día sobre todo en la etapa veraniega.

Los arbustos ornamentales también tienen su espacio en el patio de Ludys, quien siente gran amor por sus plantas y decidió llenar los espacios vacíos que circundan su vivienda, y el litoral con los pulmones verdes, que llenan su vida y la de los demás de salud y armonía.

Ludys Rodríguez, precisó que al principio fue un grupito de hortalizas, lechugas, acelgas, habichuelas, guayaba, plátano, y otras más, pero que luego aparecieron otras especies… “Los resultados que iba obteniendo me fueron entusiasmando; y también los clientes que venían de otras provincias me traían y en estos momentos tengo café, cacao, canistel, mamey amarillo, piña, cereza, calabaza, grosella, guanábana, y así trató de sembrar todo lo que pueda.”

Cosechaste además calabazas que pesan hasta 15 libras y más, y todo esto en estas tierras arenosas del litoral, lo que podría parecer increíble para muchos, ¿cómo has logrado todos estos resultados?

“Yo vivo a menos de 25 metros del mar, por eso muchos pensaron que no lo lograría, y sin embargo tengo unos canteros preciosos de hortalizas, en los que he logrado cosechar acelgas, remolacha, col, y todo lo que me he propuesto, mire usted misma las calabazas”, – me dice orgullosa esta abnegada mujer mientras levanta la enorme calabaza de entre los canteros, y luego continúa “ mire periodista lo único que tenemos que hacer es trabajar, y lograr con nuestras propias manos cosechar frutos para el bien
común”.

¿Qué hace Ludys en su tiempo libre?

“En mi tiempo libre me gusta jugar con mi nieta Daniela de dos añitos de edad, la clave está en cumplir los horarios, por ejemplo ahora por la mañana y hasta el almuerzo tengo mucho trabajo en el paladar, pero luego tengo un descanso que se lo dedico a mi familia, y por la tarde cuando refresca el sol trabajo en el patio, riego las plantas, les quito la maleza.”

¿Qué es lo que más le incomoda a Ludys?

“Me molesta mucho cuando vienen clientes con niños que me rompen las plantas, pienso que ellas son seres vivos y que les duele cuando le arrancan una hoja, es como si a uno le dieran un pellizco. Para mí no hay satisfacción mayor que ver cómo mis plantas crecen, y me dan frutos”.

A los 45 años transitas por los mejores momentos de tu vida. ¿Crees qué tendrías tu patio, sino hubieras regresado a Guayabal?

“Creo que mi vida está aquí en mi tierra natal, me siento orgullosa de ser
guayabalera, y agradezco todos los días aquel encuentro con el presidente Raúl Castro, gracias a su llamado de recuperar el litoral luego del paso del huracán Paloma, yo encontré la manera de serle útil a la sociedad, a mi familia, y a mí misma, y pienso en las palabras de Martin Luther King cuando dijo:”Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol”

Es Ludys Rodríguez Díaz una tunera reconocida como ejemplo de voluntad y sacrificio de la mujer cubana de estos tiempos, que ahora trabaja con la ambición de conquistar, en el menor plazo posible, la Corona de la perfección para su quehacer agrario, de seguir escalando peldaños para ratificar su patio de Excelencia Nacional de la agricultura urbana en el Las Tunas.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaimara Cruz García

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Fue jefa de Información en Radio Victoria y del canal territorial TunasVisión, en Las Tunas, provincia al oriente de Cuba. Se desempeña como reportera de esta emisora y le da tratamiento a los temas de zafra, con el protagonismo humano y las historias de trabajadores azucareros. Le gusta andar en los campos detrás de las hazañas en la producción de azúcar. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @YaimaraCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ seis = 13