Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Abril de 2018
Home > Opinión > Si de Acopio se trata

Si de Acopio se trata

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

viandas

Las Tunas,- “Lo tiró pa´ acopio”, esta frase era muy empleada en mi adolescencia haciendo alusión a lo que se lleva el viento o cuando se hacía caso omiso de un consejo. Si tenía que ver con la ineficiencia de la Empresa de Acopio para ese entonces, no lo sé.

ahora  se emplea menos, a lo mejor porque hace más de cinco años  que no existe el atraso enorme en los pagos a los campesinos. Se establecen facturas a las formas productivas con un margen de diez días. Además, en este territorio se encuentra una de las pocas Empresas de Acopio del país que cumplen con la subcontratación de las producciones y cerraron el 2013 con utilidades.

En Las Tunas, gracias a esa entidad,  se comercializan cerca de mil 600 toneladas de producciones agropecuarias mensualmente que se distribuyen en 64 puntos de ventas entre mercados agropecuarios estatales y placitas.

Hasta la fecha, gracias a cinco centenares de hombres y mujeres del sector, la población adquiere cerca del 35 por ciento de las producciones  con buena opinión del pueblo, así lo asegura Jorge Luis Sánchez Borrero, Director de Comercialización y Desarrollo de la Empresa Provincial de Acopio.

Quien afirma también que existe un incremento de la comercialización en los meses de verano, respaldado por las producciones estables de viandas, frutas y hortalizas entre las que se encuentran el plátano vianda y el plátano burro, la yuca, la calabaza, el pepino, la fruta bomba y la guayaba.

Antes de llegar al hogar de los consumidores, las producciones agropecuarias pasan por las contrataciones con las formas productivas, según la demanda del territorio y si existe excedente, se negocian los precios para vender a menor cuantía, por lo que Acopio también regula estos intereses.

Para este año la dependencia del territorio comercializará 31 mil toneladas de productos agropecuarios con la red de mercados, la entrega a la industria y al consumo social en hospitales y centros educativos. Se suman también otras 3 mil toneladas recontratadas con las formas productivas no previstas inicialmente, sin embargo, aún se quedan en el campo producciones de frutas que no llegan a la población.

En el futuro, la existencia de la Empresa de Acopio es incierta y se plantea la generalización del sistema de Artemisa y Mayabeque, donde la red minorista pasa a comercio; y Acopio solo le distribuiría a las instalaciones hospitalarias, de educación y a la industria para la sustitución de importaciones.

Si esa llega a ser la realidad, ¿qué pasará con la población que depende de salarios bajos cuando el principio oferta- demanda en los puntos no estales significa el doble y el triple de los precios con que se comercializa en los mercados estatales? A lo que se suma, la incapacidad de muchas formas productivas de vender directamente sus productos.

Ojalá el porvenir de acopio como empresa sea próspero al igual que las producciones y las maneras de comercializarlas,  pero siempre en mercados donde se regulen los precios porque a simple vista se aprecia que el principio de oferta-demanda no beneficia a la mayoría.

/edc/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Liliana Gómez Ramos

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Desarrollo Comunitario. Profesora universitaria. Comenzó su vida laboral en Radio Chaparra, municipio de Jesús Menéndez, al norte de la provincia de Las Tunas. Reportera de Radio Victoria, se destaca en el tratamiento que le da a los temas de corte social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @lialgomez

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 − uno =