• Portada
  • Las Tunas
  • Disfrutan trabajadores azucareros de Las Tunas de la Villa Guayabal
Las Tunas

Disfrutan trabajadores azucareros de Las Tunas de la Villa Guayabal

Disfrutan trabajadores azucareros de las Tunas de la villa Guayabal Las Tunas.- Llegan los meses de verano y vuelve a cobrar vida la Villa Guayabal, uno de los centros de estímulo para los trabajadores azucareros más destacados durante  las labores de la agroindustria azucarera, ubicada a unos 17 kilómetros del municipio de Amancio Rodríguez, al sur de esta ciudad.

A esta instalación todavía patrimonio de la empresa azucarera, han acudido en esta etapa veraniega unos 100 trabajadores junto a sus familiares.

Con los obreros más destacados en las labores de siembra de caña, limpia integral y reparaciones del ingenio, comenzó el plan vacacional, que se extenderá hasta inicios del venidero mes de septiembre, según detalló Doalvis Douglas Ramos, económico de la Villa, quién además agregó que “para el disfrute de estos hombres y mujeres se han previsto variadas actividades y  los aseguramientos  necesarios, buena alimentación, recreación sana, hospedaje, un módulo que incluye variados productos, y sobre todo el amor y el reconocimiento del personal que trabaja en la instalación.”

Entre los mayores atractivos del establecimiento además de la piscina, sobresale el “Rincón del amor”, una especie de cantina, bien atendida desde hace 16 años por Guillermo García Tamayo, un carismático personaje que hace más agradable la estancia con su alegría en el litoral, por eso no fue casual nuestro encuentro con él al llegar al lugar como parte de un recorrido por los centros de atención para los trabajadores en la actual etapa estival.

“No es porque yo sea el cantinero, pero éste es el mejor lugar de la Villa Guayabal, usted sabe cuántos trabajadores han pasado por aquí, operadores millonarios, chóferes de TRANSMEC, los de la agroindustria, y los que trabajan en las reparaciones de los ingenios, y de los medios mecanizados; y puedo asegurarle que los atendemos muy bien, porque sabemos la labor tan importante que realizan y el esfuerzo para sacar adelante la economía del país. El pescado frito, la caldosa tunera, la cerveza, y otros refrigerios son algunas de las ofertas del “Rincón del amor”.

Todo bien organizado y pensado para el disfrute de los protagonistas de grandes proezas laborales, que luego vuelen a sus puestos para  continuar las reparaciones de los ingenios y otros medios que participarán en la venidera contienda.

Duras faenas les esperan cuando comiencen los días de la cosecha, no solo para ellos sino además para sus familiares que permanecen muchas horas sin la presencia de estos humildes hombres y mujeres que agradecen estas opciones.

Mariano Barrero Aguilera, miembro del secretariado provincial del Sindicato de Trabajadores Azucareros dijo a Tiempo 21 que de los afiliados del sector serán estimulados allí más de mil, pues todas las secciones sindicales tienen al menos una rotación.

Agregó que la Villa Guayabal beneficia además a los azucareros destacados del municipio de Colombia, opciones que se complementan con los viajes a la playa y a instalaciones del Campismo Popular organizados por las direcciones administrativas y sindicales de las empresas azucareras en cada territorio.

Artículos relacionados

San Miguel a la vanguardia en la producción cañera de Las Tunas

Yaimara Cruz García

Dona organización estadounidense sillas de ruedas en Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Enviar Comentario


− uno = 4