Opinión

La juventud cubana en la mira del Imperio

La juventud cubana en la mira del ImperioEste martes los jóvenes cubanos festejan, con nuevos alientos, el Día Internacional de la Juventud, que fue instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) y celebrado por primera vez en el año 2000l, con el propósito de incentivar el cumplimiento del Programa de Acción Mundial dedicado a los Jóvenes.

La celebración de esta fecha proclamada por la ONU se produce pocos días después de que la Cancillería y la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba denunciaran los nuevos planes subversivos que el gobierno de los Estados Unidos lleva a cabo mediante la llamada Agencia para el Desarrollo Internacional, USAID, con el objetivo de influir negativamente sobre la juventud cubana.

El nuevo proyecto, cuya autoría y ejecución fueron admitidos con todo cinismo por el Gobierno de Estados Unidos, pretendía convertir en actores políticos contra la Revolución a jóvenes cubanos, previamente identificados por emisarios latinoamericanos reclutados con este fin, y organizados para actuar contra el gobierno cubano.

La declaración de la Cancillería cubana reclama a Washington el cese inmediato de todas las acciones subversivas, ilegales y encubiertas, violatorias de la soberanía cubana, mientras que la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, al rechazar y condenar las nuevas acciones financiadas por la USAID mediante la utilización de jóvenes de otros países latinoamericanos, advierte que los jóvenes que fueron reclutados y enviados a Cuba por el imperio son también víctimas de un mundo que Estados Unidos vuelve cada día más injusto y egoísta.

La declaración de la Cancillería cubana es categórica al denunciar que los nuevos hechos ratifican que el Gobierno de Estados Unidos no ha desistido de sus planes hostiles e injerencistas contra Cuba, y emplea millones de dólares cada año en el financiamiento de acciones dirigidas a crear situaciones de desestabilización para provocar cambios en el sistema político cubano.

Los Comités de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas y otros actores de la sociedad civil de Cuba condenaron también los nuevos proyectos injerencistas de Washington que buscan, mediante el uso de las nuevas tecnologías o la cobertura de programas de salud y otras fachadas, abrir brechas en la sociedad cubana, que resiste hace más de medio siglo las agresiones y bloqueos de Estados Unidos.

No podrán derrotarnos, concluye la denuncia de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, sabemos muy bien el precio de dejar de ser libres y conocemos muy bien la maldad y el odio de nuestros enemigos.

/ymp/

Artículos relacionados

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

El legado de la Generación del Centenario, inspiración profunda para los jóvenes de hoy

Enviar Comentario


− dos = 4