Las Tunas, Cuba. Viernes 18 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Lecturas > El abanico, esa prenda tan popular y necesaria

El abanico, esa prenda tan popular y necesaria

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

abanicoLa Habana.- Suele vérsele de las más variadas formas y colores acompañando a personas de uno u otro sexo, sin importar la edad. Los más chicos atraídos quizás por sus variopintos dibujos; los más jóvenes y adultos agitándolo tanto como dan sus manos para intentar refrescar el ambiente… y también el cuerpo.

Lejos están los tiempos en que el abanico –ese complemento tan de moda hoy- se utilizaba para hacer confidencias, darle el sí a escondidas a algún pretendiente y hasta rechazarlo cuando las conveniencias lo estimaban.

Sin embargo, las altas temperaturas y las condiciones atmosféricas imperantes este verano en Cuba han obligado a portar una prenda que es tan antigua casi como las propias civilizaciones y que en sus orígenes prácticamente solo era empleado en los servicios y ceremonias palaciegas.

Aseguran los expertos que al menos en la provincia de Sancti Spíritus los termómetros no registran cifras por encima de los récords históricos, pero también precisan que el ser humano siente más calor ahora porque ha llovido poco, la temporada ciclónica aún se comporta poco activa y existe un alto contenido de humedad relativa en la atmósfera.

Dicen los especialistas –según declaraciones a la prensa espirituana- que una cosa es la temperatura y otra la sensación térmica.

Pero lo cierto es que desde hace algunos meses, en cualquier cartera, bolso o en sus propias manos, los cubanos portan un abanico y una sombrilla, cual resguardos frente al implacable sol o en las noches de excesivo calor.

Los he visto por decenas desplegados en los multitudinarios bailables de las fiestas populares que durante julio y agosto se suceden en varios territorios cubanos; los he visto en medio de una guagua repleta de personas, en reuniones, conferencias, cines, en cualquier espacio donde un ventilador o un aire acondicionado NO estén encendidos.

Unos han hurgado en el guardarropas de la abuela para desempolvar alguna que otra reliquia conservada de generación en generación; otros, prefieren adquirirlo en las tiendas recaudadoras de divisas donde se comercializan con obras de arte de reconocidos creadores de la Isla o en los puntos de venta particulares.

Cuando restan algunos días para que finalicen los meses donde se contabilizan los valores más cálidos del año y en cada barrio, casa y centro de trabajo se escuchan frases alusivas al intenso calor, solo nos queda abrir el abanico y bendecir ese atuendo tan popular e imprescindible por estos días. (Yainerys Avila Santos/Agencia Cubana Noticias)

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 × siete =