Opinión

Baloncesto cubano y el reto de los Juegos Centrocaribeños

El equipo femenino de voleibol de Cuba sobresalen hasta el momento con nueve coronas y cuatro subtítulos.
El equipo femenino de vóleibol de Cuba sobresalen hasta el momento con nueve coronas y cuatro subtítulos.

La Habana.- Liderado por el elenco femenino, el baloncesto cubano ha escrito sus páginas doradas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, alegrías que pudieran repetirse en la edición XXII de esa cita regional, que tendrá lugar en noviembre próximo en Veracruz, México.

Cuba acumula en la historia de esos certámenes 11 medallas de oro, igual cantidad de plata y cinco de bronce, para ubicarse segunda por países, solo superada por México (13-7-6) y por delante de Puerto Rico (7-10-5).

En la cosecha de la mayor Isla del Caribe, las mujeres llevan la voz cantante con nueve coronas y cuatro subtítulos; mientras que los hombres subieron a lo más alto del podio en dos ocasiones, con siete metales plateados y cinco bronceados.

Para las baloncestistas el primer cetro llegó en Ciudad Panamá (1970), reinado que fue interrumpido en el 2002, ya que la delegación antillana no asistió a la lid de San Salvador.

En Cartagena de Indias, Colombia, cuatro años después, las chicas de Cuba retornaron a la cúspide, en una demostración de gran estabilidad competitiva en el deporte de las cestas y las canastas.

Ya en el apartado individual, destacan jugadores como Margarita Skeete y Ruperto Herrera, únicos con cinco participaciones en lides de ese tipo, con el mérito adicional de obtener preseas en cada uno de esos Juegos.

Skeete sumó en su trayectoria cuatro títulos y un segundo puesto; en tanto que Herrera -integrante del equipo cubano que ganó el bronce olímpico en Munich 1972- se adueñó de dos metales áureos y la misma cifra de platas, además de un tercer puesto.

También sobresalieron por sus actuaciones sobre el tabloncillo figuras de la talla de Tomás Herrera, Alejandro Urgellés y Miguel Calderón, por los varones; y por las féminas, Leonor Borrell, Dalia Henry y Yamilet Martínez, entre otros.

La generación actual de baloncestistas, sobre todo en la rama masculina, enfrenta el reto de recuperar las posiciones cimeras ante fuertes conjuntos como el de México, Puerto Rico, República Dominicana y Panamá.

Por estos días -del primero al siete de agosto en el torneo Centrobasket- la selección varonil buscará su boleto a Veracruz, cupo que ya aseguraron las damas, quienes irán por su décima presea dorada en la justa.

Las dirigidas por Alberto Zabala conquistaron el pasado año el título en el Premundial de las Américas, en un resurgir de buenos resultados que continuó con el triunfo en el Centrobasket en julio último.

A su vez lograron objetivos importantes como clasificar a los Juegos Panamericanos de Toronto y al preolímpico continental, ambos en 2015. (Manuel Asseff Blanco/Agencia Cubana de Noticias)

/ymp/

Artículos relacionados

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

El legado de la Generación del Centenario, inspiración profunda para los jóvenes de hoy

Enviar Comentario


cinco + = 12